Después de 6 horas de polémico debate

La Constituyente aprobó los primeros 9 artículos de la nueva Carta Magna

No prosperó la propuesta de que Venezuela se llame República Bolivariana, así como tampoco incluir una octava estrella. Aprobaron que el castellano es el idioma oficial, igual que los idiomas indígenas

Alcides Castillo

Después de seis horas de polémico debate, de 11:00 am a 5:00 pm, que incluyó risas, protestas, recomendaciones y regaños por parte del presidente de la Constituyente, Luis Miquilena, contra algunos de los asambleístas, fueron aprobados 9 artículos del Título I, referido a los Principios Fundamentales de la nueva Carta Magna.

El Título II será debatido hoy a partir de las 10:00 am, en sesión corrida, con la recomendación de Miquilena de que los constituyentes lean bien el texto para "no divagar tanto".

El primer debate en plenaria fue bastante acalorado desde el comienzo. Abrió la discusión Jorge Olavarría para oponerse al artículo 1, que señalaba que "La República de Venezuela se constituye en Estado Democrático y Social de Derecho y de Justicia...

El argumento de Olavarría fue que era un error técnico decir que la República de Venezuela se constituye, que creaba una confusión conceptual. Propuso, en consecuencia, una nueva redacción. "La República no se constituye en Estado, sino la nación", planteó.

El primer vicepresidente de la Asamblea, Isaías Rodríguez, le dio razón a Olavarría. "No es posible que la República se constituya en un Estado democrático, porque ya existe", aseguró.

Intervino Eliézer Otaiza para proponer que el país llevara el nombre de República Bolivariana de Venezuela, pero otros asambleístas continuaron con el punto iniciado por Olavarría, como Idelfonso Finol, que se opuso a lo planteado por Rodríguez. "No tiene sustento el planteamiento de Olavarría", expresó.

El constituyente Daniel Díaz dijo que el término democracia no es excluyente al de Estado, y planteó una nueva redacción: La sociedad es democrática y constituye una República social de derecho.

Hermann Escarrá afirmó que las constituciones de Brasil, Bolivia y Portugal están redactadas en los mismos términos, y defendió la manera como ha sido expresado el concepto de República.

Varios constituyentes respondieron a Olavarría, entre ellos Mario Isea y Finol. Señalaron que existe un empeño en negar que se está refundando la República, que el viejo modelo no satisfizo a la población. Pero Ricardo Combellas le dio la razón a Olavarría y dijo que en vez de República se indique que Venezuela se constituya como un Estado democrático y social de derecho.

Alberto Franceschi apoyó a Isea. "Los nuevos padres de la nueva patria están fundando la República", dijo con ironía. Agregó que era un problema político y que se quiere constituir la República como si no existiera.

Elio Gómez Grillo respaldó la propuesta de Isaías Rodríguez, mientras que Pedro Ortega Díaz dijo que la polémica debió terminar con la intervención de Olavarría y la propuesta de Rodríguez.

Allan Brewer Carías sostuvo que los conceptos de democracia y justicia son lo importante y también apoyó al primer vicepresidente. Igual posición asumieron Blancanieves Portocarrero, José León Tapia y Escarrá.

El segundo vicepresidente de la Asamblea, Aristóbulo Istúriz, defendió la refundación de la República, que a su juicio sucumbió, el territorio se anarquizó y las instituciones fueron deslegitimadas.

El debate fue cerrado y sometidas a votación las consideraciones en mesa. La propuesta de Istúriz fue negada, mientras que fue aprobada por mayoría la de Rodríguez. Finol y Julio César Alviarez dejaron constancia de sus votos salvados. Este artículo fue debatido durante hora y media.

El artículo quedó redactado así: "Venezuela se constituye en un Estado democrático y social de derecho y de justicia". Quedó eliminado que la República se constituye.

Luego, por proposición de Guillermo García Ponce, que contó con el respaldo de Blancanieves Portocarrero, se reordenó el articulado y el tercero pasó a ser el primero.

La propuesta de Otaiza de que se incluyera el nombre de República de Venezuela fue negada. Sólo contó con 38 votos. Finol propuso que se dejara constancia de quienes votaron a favor de agregar Bolivariana a la República, pero Miquilena dijo que no aceptaba chantajes. Ni Adán Chávez votó a favor de cambiar el nombre de la República.

Otra polémica se abrió con el artículo 4, sobre federalismo. Olvarría se opuso, pero al final quedó aprobado que la República de Venezuela es un estado federal y descentralizado.

También se aprobó que la soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, quien lo ejerce directamente en la forma prevista en la Constitución y las leyes. Se aprobó el artículo 6 sin discusión, pero el 7, referido a la inclusión de 8 estrellas en la Bandera Nacional generó polémica. Al final quedó la misma redacción de la Constitución del 61, que no enumera las estrellas y se deja la materia a la Ley de Bandera.

Se aprobó, asimismo, el artículo 8, que señala: "El idioma oficial es el castellano y los idiomas indígenas son de uso oficial por los pueblos indígenas". Además, un último precepto propuesto por Escarrá que blinda la Constitución. Fue aprobado por unanimidad.

Artículos modificados

Titulo I Principios Fundamentales Art.1- Venezuela, inspirada en el pensamiento del Libertador Simón Bolívar, es para siempre, e irrevocablemente, libre, soberana e independiente de toda dominación, protección o intromisión extranjera.

Son derechos irrenunciables del pueblo y la República la independencia, la libertad, la soberanía, la inmunidad y la autodeterminación nacional.

Art. 2- Venezuela se constituye en un Estado Democrático y Social de Derecho y de Justicia, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico y de su actuación la vida, la libertad, la justicia, la igualdad, la solidaridad, la democracia y, en general, la preeminencia de los derechos humanos, la ética pública y el pluralismo político.

Art. 3- El Estado tiene como sus fines esenciales la defensa y el desarrollo de la persona humana y el respeto a su dignidad, el ejercicio democrático de la voluntad popular, la construcción de una sociedad justa y amante de la paz, la promoción de la prosperidad y bienestar del pueblo y la garantía del cumplimiento de los principios, derechos y deberes consagrados en esta Constitución.

La educación y el trabajo son los procesos fundamentales para garantizar dichos fines.

Art. 4- La República de Venezuela es un Estado Federal descentralizado, en los términos consagrados en esta Constitución, que se rige por los principios de integridad territorial, cooperación, solidaridad, concurrencia, subsidariedad y corresponsabilidad.

Art. 5- La soberanía reside en el pueblo, quien la ejerce directamente y mediante el sufragio y por referéndum, en forma prevista en esta Constitución, e indirectamente por los órganos del Poder Público.

Los órganos del Estado emanan de la soberanía popular y a ella están sometidos.

Art. 6- El gobierno de la República de Venezuela, y de las entidades políticas que la componen, es y será siempre democrático, participativo, electivo, descentralizado, alternativo, responsable, pluralista y de mandatos revocables.

Art. 7- La bandera nacional con los colores amarillo, azul y rojo; el himno nacional Gloria al Bravo Pueblo y el escudo de armas de la República son los símbolos de la patria.

La ley regulará sus características, significados y usos Art. 8- El idioma oficial es el castellano. Los idiomas indígenas son de uso oficial por los pueblos indígenas siendo respetados en todo el ámbito de la República por constituir patrimonio de la nación y de la humanidad.

Art. 9- La Constitución es la norma suprema y el fundamento del ordenamiento jurídico. Todas las personas y los órganos del Poder Público están sujetos a esta Constitución.

El Nacional Online, 20 de octubre de 1999