Variables que influyen en el mercado de crudo

 Laura Scarano

El mercado petrolero es enormemente complejo, debido a que existen una serie de variables que influyen en el comportamiento de la oferta y la demanda del crudo. En este ensayo sólo se expondrán aquellas que constantemente juegan un papel importante en el mercado de este bien.

Para evaluar el mercado de crudo, es necesario discernir sobre las variables que influyen en la demanda de este producto; una de las más importantes viene a ser el comportamiento de la economía mundial. Es importante determinar si en las economías de los países desarrollados hay crecimiento económico o no, especialmente en el país consumidor, ya que si éste presenta una economía "sana", ello le permite obtener mayores ingresos disponibles para así atender su demanda de crudo.

Asimismo, las características comerciales de una nación no sólo se precisan por sus ciclos económicos, sino por como manejan sus recursos domésticos, y fundamentalmente por las políticas implementadas por los gobiernos de turno, en el caso de nuestro país entre las políticas de mayor impacto tanto a nivel interno como externo implementadas por la industria petrolera -activo del Estado venezolano- destacan por una parte la internacionalización de la industria petrolera iniciada a mediado de los años ochenta, entre sus objetivos principales encontramos: asegurar los mercados de colocación de crudo; incrementar la capacidad de refinación; la búsqueda de una mayor flexibilidad operacional, y el desempeño de un rol cada vez más importante en el mercado norteamericano. Por otra parte, la política conocida como apertura petrolera, se orienta a emprender fórmulas de participación dirigida a todos sus segmentos de negocio, ya que la misma tiene como reto mantenerse competitivamente rentable en el complejo mundo energético.

Otra de las variables que se debe tomar en consideración es el rol que juega el comercio internacional a la hora de medir las fluctuaciones de la demanda y la oferta, con base a una serie de factores, entre ellos cabe destacar: las políticas diseñadas para promover las exportaciones de crudo; la necesidad de establecer estrategias en relación a las políticas implementadas por sus principales competidores (los países del Medio oriente y los del Mar del Norte); las medidas adoptadas por los países de la OPEP y no OPEP en cuanto a cuotas de producción para equilibrar la oferta y la demanda a nivel mundial, y fijación del precio del crudo, así como los niveles de exportación que demandan los países consumidores.

En este sentido, es impensable observar la evolución del mercado, ya que un exceso de demanda, implica una sobreproducción, un excedente en el mercado, que trae consigo repercusiones negativas en materia de precios. En cambio, si la oferta es mayor que la demanda, un aumento en la producción puede ser absorbido por el mercado, o por una reposición de los inventarios. "Pero un aumento de la oferta disponible (países OPEP y no-OPEP) con una demanda que se mantiene a unos niveles inferiores, junto a un bajo nivel de almacenamiento y a una mayor competencia, provocarían un deterioro del precio" (Agenda Petrolera Internacional-1997, Mayo). En líneas generales, un desajuste en el mercado que se traduzca en una baja en el precio se convierte, entonces, en una debilidad para los países productores pero una fortaleza para los países consumidores, teniendo el efecto contrario cuando se produce un alza en el precio del crudo.

Asimismo, es importante destacar el papel de los inventarios por parte de los países industrializados y, en especial, de los Estados Unidos, como parte de una estrategia de respuesta ante la evolución del mercado de los hidrocarburos, ya que al experimentar un alza en el precio del crudo, éstos dejan de comprar crudo y utilizan el que esta almacenado; pero, si el precio del crudo sufre una caída, optan por comprar crudo al menor precio posible, con el fin de ser utilizado en caso de una alza abrupta en los precios del crudo.

Otra de las variables de estudio, es el de los períodos estacionales que influyen en el flujo comercial, es decir, en el libre juego de la oferta y la demanda del crudo, ya que la presencia de un invierno benigno en las principales ciudades consumidoras de petróleo, ocasionan un crecimiento en la demanda, debido principalmente al mayor uso que se le da a la calefacción por el frío imperante en esta época del año, así como un mayor uso de la electricidad, ya que en invierno las noches son más largas que los días.

Los eventos políticos también generan un fuerte impacto en el precio del crudo, en especial cuando surge alguna crisis en el Medio Oriente. Las políticas adoptadas por naciones exportadoras o consumidoras pueden conllevar a un aumento o disminución de la demanda, por ejemplo cuando la administración de turno de los Estados Unidos "percibe una erosión de los precios petroleros, lo que repercute en su economía, <y en particular en la estructura económica de los países productores,> adopta medidas tendentes a aumentar la demanda interna y mejorar los inventarios, en caso de producirse una baja en los precios" (Drewry Shipping Consultants-1994,p.16 <la traducción es propia>); aunque la tendencia del Gobierno norteamericano es la de adoptar medidas dirigidas a diversificar los recursos energéticos, e incrementar sus inventarios nacionales, debido a que la misma presenta un déficit aproximado de ocho millones de barriles diarios.

Si bien las variables anteriormente expuestas determinan la demanda en el mercado de crudo, no se debe dejar de obviar que existe una oferta del bien como tal, entre los factores que influyen en el mercado de estudio destacan: las reservas probadas, los nuevos yacimientos, las capacidades de producción y los requerimientos de la demanda.

En este sentido, aquellos organismos encargados de diseñar, evaluar y ejecutar las políticas petroleras dirigidas a una mayor presencia en los principales mercados consumidores o en la búsqueda de un precio más justo, deberán tomar en cuenta las variables que afectan tanto directa como indirectamente el mercado de crudo. Venezuela no escapa de esta realidad por ser uno de los principales países que exporta uno de los productos más demandados en el mundo: petróleo.