Caracas, Lunes, 21 de abril de 2014

Sección: Sociedad

ENVIAR A UN AMIGO  |  ENVIAR AL DIRECTOR

¿Cuánto deben a los docentes estadales?

Julio Alexander Parra Maldonado

Lunes, 1 de octubre de 2001

El no inicio de actividades con alumnos en todas las escuelas dependientes de la Gobernación de Mérida es absoluta responsabilidad de las autoridades regionales. Responsabilidad de todas las autoridades que tienen que ver con el cumplimiento de la contraprestación al trabajador por al labor prestada; en este caso por el diario y continuo proceso de enseñanza – aprendizaje desarrollado por las maestras y maestros que recorren la geografía merideña en las escuelas y liceos donde trabajan.

Estos docentes están distribuidos por todo el estado, desde Tucupido vía Santa María de Caparo, o en Alto de Mucuyupo por los lados de Timotes, en Cruz Chiquita, Piñango o Pico El Águila, aquellos que asisten a los niños y niñas en Mucumpíz, Los Toritos, El Jumangal, El Cogollal, o en La Cuesta aldeas y caseríos del Municipio Justo Briceño, en La Veguilla, Santa Inés, Mocotoni, El Quíu, Los Uvitos, Las Mesitas de Capurí, Agua Blanca y El Viento de Guaimaral, esos bellos sitios en los alrededores de Mucutuy, Canagua y Mucuchachí en el Municipio Arzobispo Chacón. Aquellos docentes que están regados por la Panamericana, desde Arapuey hasta El Vigía, pasando por San Lorenzo, Nueva Bolivia, Palmarito, Tucaní, Tucanicito, Río Perdido, Guachicapazón, Santa Elena de Arenales, Guachizón, Gavilancitos, Caño Blanco, Guayabones, La Blanca. También por los lados de Aricagua, Mocomboco y San Antonio de Campo Elías. Están presentes en el Valle del Mocotíes, Bailadores y en el Páramo de Mariño. En la propia ciudad de Mérida están dispersos en todas las comunidades populares, al igual que en Santos Marquina y en Campo Elías. Vaya que están por todo el Estado.

Los docentes estadales son esos que se ocupan permanentemente de llevar conocimientos y traer la realidad de aquellos muchachos necesitados, a los que le toca aprender de aquellos cuyos padres no pueden llevarlos a estudiar en las Escuelas de renombre en las ciudades, o pagarles colegios privados, de aquellos niños y niñas que asisten a la escuela y luego se dedican a las faenas agrícolas con sus padres, de esos chiquillos olvidados por la prensa y las instituciones, de los que no son noticia, de los que no tienen acceso a internet, en fin del siempre excluido futuro del país. Son los docentes que llevan la esperanza de alcanzar mejores realidades a esas comunidades.

Pero ahora no están en sus sitios de trabajo. La razón: más de un año esperando que el gobierno regional les firme su contrato colectivo, y proceda a cancelarle las deudas acumuladas por tal concepto. Un contrato colectivo que les mejore su situación social y económica. El mismo contrato colectivo que Chávez le dio a los docentes nacionales dependientes del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, y dijo que era el mejor que se había firmado con el magisterio. Y lo que es más triste, los docentes están exigiendo que se les trate dignamente. Hay que recordar que hace un año exigiendo lo mismo, el gobierno les respondió con policías y amenazas. Ahora un año después ante la misma exigencia responden con mentiras y nuevas amenazas.

Durante todo el año escolar pasado la Dirección de Educación de la Gobernación convocó a asambleas y reuniones para que los docentes opinaran sobre sus necesidades para incluirlas en el contrato colectivo, se formaron comisiones, se hicieron las mil propuestas. Hoy se sigue sin una respuesta seria. Se mintió, se ofreció un contrato y no se cumplió; y peor ahora se desconoce la justa exigencia de los docentes. Los docentes estadales son tratados como profesionales de segunda categoría, o quizás de tercera.

Las deudas son considerables. Actualmente los docentes estadales están recibiendo su sueldo sin los incrementos salariales del 10% y el 4,5 y 6% decretados por las autoridades nacionales durante el año dos mil uno. Del año dos mil deben un retroactivo por incremento correspondiente a otro 10% del salario de los meses de mayo a septiembre, las incidencias del aumento total en los bonos vacacional y de fin de año, además que solo cancelaron una semana de ajuste salarial cuando el nuevo contrato señala dos, conocidas como semanas 49 y 50. En este año dos mil uno cancelaron un bono vacacional de veinte días más días por años de servicio hasta un máximo de 32, cuando lo legal es cuarenta días, es decir que el que más recibió le adeudan ocho días de salario. Igual falta el pago del ajuste salarial señalado como las semanas 49, 50, 51 y 52 correspondientes a este año. Aparte están pendiente la cancelación de los bonos por la firma del Contrato, que para los nacionales fue de 750.000 Bs, y el del bono para todos los empleados públicos del año 2.000, por el orden de 800.000 Bs. Además están pendientes los intereses de las prestaciones correspondientes al año dos mil y un 20% del salario mensual para aquellos docentes que tienen estudios de postgrado.

Todo lo señalado representa una diferencia de un 15% en el salario mensual, y pagos e incidencias por más de dos millones y medio de bolívares, que las autoridades estadales aún se niegan a reconocer y a pagar. Aún no han aceptado la mediación que ha dado el Ministerio del Trabajo, no reconocen la firma del Contrato Colectivo, cuando ya a nivel nacional se aprestan a la discusión de un nuevo contrato. Y el dialogo se lleva a trancazos, no hay acuerdos que se cumplan, se dilatan las discusiones, y no se ve voluntad de acuerdo. Hoy día no existe un cronograma de pago, que tranquilice los ánimos y permita a los docentes planificar sus recursos, y no depender del pago de una escuálida quincena, que para colmo de males llega retardada.

Es de resaltar que además de lo señalado; por falta de presupuesto han disminuido el servicio del IPAS estadal, el HCM esta inoperante, y los docentes interinos y suplentes reciben pagos de sueldo mínimo sin otros beneficios, cuando los interinos nacionales reciben sueldos iguales a los de los profesionales docentes con los beneficios completos. También los docentes jubilados están siendo tratados distinto a como cobran los maestros nacionales. Después de por lo menos veinticinco años de servicio son subpagados, y maltratados.

Debe ser muy difícil gobernar, y es más fácil mentir. Pero los docentes no aceptamos que nos traten como profesionales de segunda, no aceptamos que le mientan a la comunidad, no tememos a sus amenazas. Esperamos que recapaciten, los más de tres mil docentes estadales esperamos se nos trate con respeto y se atiendan nuestras demandas, que son demandas justas.

Los docentes están protestando por culpa de un gobierno que no trata bien a las maestras y maestros de los hijos del pueblo. En vez de soluciones ofrece mentiras y amenazas. El gobierno es quien viola el derecho de los trabajadores, el derecho al sueldo justo, el principio de igual paga por igual trabajo. El gobierno es quien viola la LOPNA al no presupuestar primero los recursos de la educación de los niños merideños, según el principio de prioridad absoluta.

Autoridades de la Gobernación de Mérida ustedes deben. ¿Cuánto deben a los docentes estadales? Les deben un trato digno, le deben la verdad y le deben respeto. Cumplan con sus deberes, gobiernen para el pueblo y no para sus intereses. Que grande les queda el discurso de Revolución.

ANALITICA.COM no se hace responsable por las declaraciones y conceptos emitidos en los artículos de opinión publicados en nuestro sitio Web, los cuales son de la exclusiva responsabilidad de sus autores


Mundo


 
El capitán del ferri hundido tardó 40 minutos en ordenar la evacuación

El capitán del ferri hundido tardó 40 minutos en ordenar la evacuación

 
El papa pide la paz mundial e insta a la reconciliación en Venezuela

El papa pide la paz mundial e insta a la reconciliación en Venezuela

 
Lula viajará a España y Portugal y recibirá título honoris causa en Salamanca

Lula viajará a España y Portugal y recibirá título honoris causa en Salamanca

 


Política


 
Liberté, égalité et fraternité para algunos

Liberté, égalité et fraternité para algunos

 
La debilidad en los principios democráticos

La debilidad en los principios democráticos

 
El desmontaje del

El desmontaje del "mito" Chavista y el futuro de América Latina

 

blog comments powered by Disqus

 
Sobre Autor