Caracas, Miércoles, 23 de abril de 2014

Sección: Sociedad

ENVIAR A UN AMIGO  |  ENVIAR AL DIRECTOR

Ensayo epistemológico

El Sistema APA de estilo y citas

Ramón E. Azócar A

Jueves, 1 de noviembre de 2007

Cuando uno inicia una investigación en las Ciencias Sociales, o en Ciencias Aplicadas, el gran obstáculo que tienen las ideas que van naciendo en el proceso de indagación es cómo se normará la estructura del discurso científico para que tenga un sentido homogéneo en relación con trabajos desarrollados en otras partes del mundo. Se dice homogéneo en razón de que su estructura parta de un lenguaje universal que identifique cuál es un título, un subtítulo, una cita textual o un análisis interpretativo de algún autor referido. Las revistas de carácter académico, en el renglón de arbitradas, se valen de estas pre-rogativas estilísticas convirtiéndose en el verdadero dolor de cabeza de un investigador, no porque desconozca el tecnicismo de las normas de fichaje y estilo internacional de trabajos científicos, sino que lo tedioso de algunas normas hace que la originalidad y creatividad de cada investigados desluzca, se esquematice y se pierda en una maraña de conexiones impuestas por el formalismo.

Pero: ¿qué hacer ante tanto consenso científico y frialdad literaria? La respuesta de algunos metodólogos es que se hace necesario partir de una norma internacional que tutele la estructura, entiéndase forma, de las investigaciones científicas. Así como en la edad Media era un requisito en las universidades y seminarios aprender latín para comprender con profundidad los conocimientos de los antiguos y contemporáneos pensadores, hoy día se recurre a sistemas de orientación metodológica para generar artículos o trabajos de grado bajo un estilo general, aplicable a investigaciones cuantitativas como cualitativas. Por nuestra parte coincidimos en la necesidad de una orientación general coherente, pero que a su vez no entorpezca la claridad y originalidad de los estudios de carácter científico. Para entender mejor esta posición comentaremos un tanto las normas de la Asociación de Psicólogos Americanos, conocidas como sistema APA, a las cuales se han adherido un número importante de universidades nacionales, sin embargo, desde nuestra concepción, pensamos que no ha terminado aún de comprenderse el uso real de estas normas que son una postura esquemática, no impositiva o determinante como equivocadamente la asumen los editores de revistas arbitradas.

La historia del Sistema APA, se remonta a 1928 cuando los editores norteamericanos de las revistas científicas antropológicas y psicológicas, se reunieron para estudiar cómo darles una forma a los manuscritos científicos de forma tal que su estilo se acerca a criterios universales de coherencia, claridad y objetividad. El producto final de este encuentro fue un informe que coordinó Madison Bentley, con el auspicio de la Nacional Research Council. Dicho informe fue publicado en el Psychological Bulletin, en 1929, una revista de la American Psychological Association (Asociación de Psicólogos Americanos), cuyas siglas son APA. En el mismo informe se hacia ver que no era un documento normativo-metodológico para imponer preceptos a los investigadores, sino una norma de procedimiento para orientar coherentemente y con claridad, un estilo de redacción científica que simplifique las ideas de las investigaciones y ayude a la tarea de los editores en su clasificación y colocación por orden de criterio y temas, en las revistas científicas de la APA.

Desde 1929 se ha pasado de siete páginas normativas a trescientas sesenta y ocho páginas en 1994; hoy día el Manual de estilo de publicaciones de la APA, se actualiza día a día, pudiendo acceder a través de Internet a su portal www.apastyle.org, donde se proporciona información avanzada acerca de nuevas consideraciones en el manejo del estilo y redacción de los trabajos de corte científico.

El Manual del Sistema APA, versión en lengua española (2da Edición, México, Editorial El Manual Moderno, S.A., 2002: pp.433), está compuesto de nueve capítulos: el capítulo 1, describe procedimientos para organizar el manuscrito científico; el capítulo 2, destaca la importancia del lenguaje en el proceso de comunicación científica, donde debe prevalecer la claridad y concreción de ideas; capítulo 3, es ya propiamente la propuesta del Sistema APA en lo que denominan Estilo Editorial, abarcando la puntuación, ortografía, abreviaturas, material matemático, encabezados, tablas, ilustraciones, notas a pie de página y referencias en el texto; capítulo 4, se describe los componentes de las referencias usuales; capítulo 5, la preparación del manuscrito y documentos de muestra; capítulo 6, se describe cómo preparar una disertación para publicarla como artículo de revista científica; capítulo 7, proporciona instrucciones para los investigadores acerca de la preparación del manuscrito aceptado para su publicación; capítulo 8, se analiza las políticas generales que rigen las revistas científicas de la APA; y el capítulo 9, aborda la bibliografía, más en relación a los documentos y textos de los cuales se vale el Sistema APA para fundamentarse metodológicamente. El Manual incluye unos apéndices explicativos, pero en su intención directa busca servir de guía a los investigadores para que organicen de manera coherente sus investigaciones científicas.

En razón de lo anterior, nos ocuparemos en este ensayo del Manual del Sistema APA en el contexto de sus observaciones acerca de la tipología de los tipos de investigaciones o estudios que debería ser regidos bajo esta norma, así como algunos datos puntuales sobre el proceso de fichaje de la información; dado que nuestra intención es crear un mapa general de las orientaciones normativas que tienen que ver con la propuesta APA y proyectar un esquema particular de trabajar con este sistema, sin que con esa acción desvirtuemos su carácter simplificador y organizativo.

La intencionalidad del Sistema APA es ayudar a los autores a que organicen mejor y más fácilmente sus textos, a continuación se presentan las características de algunos tipos de artículos: Reportes de investigaciones, donde se presentan resultados de investigación, consta de cuatro partes: introducción, sección en la que se plantea el problema y se presenta el propósito, metodología, resultados y, discusión en la cual se interpretan los resultados y se discuten las implicaciones; Artículos de revisión, los cuales son evaluaciones críticas de textos que ya han sido publicados; Artículos teóricos, que presentan una nueva teoría, o se analizan las ya existentes con el fin de argumentar la superioridad de una sobre otras; Artículos metodológicos, en los que se presentan nuevos modelos de investigación, modificaciones o discusiones sobre los ya existentes; y las Monografías, textos que presentan de manera analítica y crítica la información recolectada de distintas fuentes de información sobre un tema determinado.

Los cuatro últimos tipos de artículos responden, por lo general, a la siguiente estructura retórica: Introducción, en donde se define y clarifica el problema objeto de estudio; los Antecedentes, donde se informar al lector del estado actual de la investigación en esta área; el Desarrollo, que presenta la información sintetizada y donde se identifican las relaciones, contradicciones, lagunas e inconsistencias en la literatura; y la Conclusión, donde se vacían las propuestas, limitaciones e implicaciones a las que dio lugar el trabajo.

Cuando se cita textualmente un fragmento de más de 40 palabras, el bloque se debe presentar en cuerpo pequeño, a doble espacio, sin entrecomillado, comenzando en otra línea y dejando cinco espacios del margen izquierdo (1,3 cm.). Siempre se debe indicar autor, año y la página; además se debe incluir la referencia completa en la lista de referencias. En los casos en los que la cita textual no excede las 40 palabras, se incluye en la misma línea, señalándola entre comillas e indicando la página junto con el autor y el año, o al final de la cita.

El Sistema APA conserva el método de citas autor-fecha, el cual se refiere a la colocación del apellido del autor seguido del año de publicación de la obra, si el autor aparece como parte de la prosa.

En cuanto a la estructura que un ensayo científico debería tener, el Sistema APA te indica el siguiente esquema: Título, debe resumir la idea principal del texto; Autor, 1er nombre, inicial del 2do, 1er apellido e inicial del 2do; se deben omitir todos los títulos, ocupaciones y grados académicos. Se deben incluir los datos de la institución a la que pertenecen o donde se realizó la investigación; Resumen, el cual ha de sintetizar de manera precisa, concisa, coherente y comprensible el contenido del trabajo. Se debe estructurar en un párrafo de no más de 120 palabras, el cual puede convertirse en la parte más importante del trabajo; la Introducción, que no es necesario subtitularla, puesto que como es la primera sección del trabajo se identifica claramente. En el caso de tesis, trabajos de grado y otros trabajos, sí se identifica. Debe incluir la presentación clara y precisa del problema, la descripción de la estrategia de investigación y la importancia. Igualmente, debe discutir el marco conceptual del trabajo sin caer en profundizaciones innecesarias; la Metodología, en donde se describe en detalle cómo se llevó a cabo el estudio, lo cual le permite al lector evaluar si las estrategias fueron adecuadas y si los resultados son válidos y reales. Además, puede servir de base para realizar estudios similares; los Resultados, que resume los datos recolectados más relevantes y el tipo de análisis realizado; la Discusión, en donde se procede a evaluar e interpretar sus implicaciones, especialmente lo referido al propósito principal de la investigación; las Referencias, en donde se debe incluir todos los documentos citados en el texto y todas las referencias deben estar citadas en el texto; los Apéndices, que vendrían a ser materiales que puedan contribuir con la comprensión del texto, pero que su incorporación en el texto habría sido inapropiada; y las Notas del autor, que incluyen datos que identifiquen la afiliación de cada autor, la fuente de financiamiento, los reconocimientos a las contribuciones, dirección y número de contactos para que los lectores puedan solicitar información adicional sobre el artículo.

En este sentido se tejen otras series de indicaciones que estructuralmente guardan el mismo espíritu normativo tanto para los mencionados artículos científicos como para discursos de mayor profundidad académica como las tesis de Grado; pero de lo que si podemos estar convencidos es que el APA contribuye a brindarle uniformidad al discurso científico, tal como nos lo hace ver Ernesto I. Marín A., Ángel G. Rincón G. y Oscar A. Morales, en el artículo El manual de publicación “APA” al alcance de todos, Revista EDUCERE, 6, cuando expresan que “…El Manual de Publicación de la APA no es una serie de reglas rígidas, de imposiciones arbitrarias; en cambio, es una propuesta estilística para facilitar la preparación de trabajos científicos. Se sugiere, entre otras cosas, procurar coherencia, claridad, concisión, economía de lenguaje, precisión léxica y calidad del contenido. Este manual no está concebido como un documento que resuelva todos los problemas que potencialmente pueden enfrentar los autores en la preparación de un trabajo de divulgación científica; por lo tanto, en caso de que sea necesario, existe la posibilidad de recurrir a propuestas alternativas que puedan contribuir a lograr la comunicación. Dentro de dichas alternativas están la lectura de artículos publicados en revistas que se guían por el APA y en la misma revista donde se desea publicar”.

azocar1968@cantv.net

ANALITICA.COM no se hace responsable por las declaraciones y conceptos emitidos en los artículos de opinión publicados en nuestro sitio Web, los cuales son de la exclusiva responsabilidad de sus autores


Mundo


 
CorteIDH verá caso de negación de Justicia a víctimas de la dictadura chilena

CorteIDH verá caso de negación de Justicia a víctimas de la dictadura chilena

 
UE afirma que las elecciones en Siria ignoran las bases de la democracia

UE afirma que las elecciones en Siria ignoran las bases de la democracia

 
Iglesia católica dice que Vargas Llosa se cree

Iglesia católica dice que Vargas Llosa se cree "guardián de conciencia de otros"

 


Política


 
Los estudiantes

Los estudiantes

 
Las autocracias no dialogan, pero…

Las autocracias no dialogan, pero…

 
Siempre hay un final

Siempre hay un final

 

blog comments powered by Disqus

 
Sobre Autor