Caracas, Jueves, 17 de abril de 2014

Sección: Sociedad

ENVIAR A UN AMIGO  |  ENVIAR AL DIRECTOR

La carrera docente está en grave peligro

Delia Beretta de Villarroel

Miércoles, 3 de mayo de 2006

La carrera docente es igual a cualquier otra carrera como la medicina, la ingeniería, el derecho, etc., y, por lo tanto, tiene las mismas características que todas las demás carreras y si quisiéramos presentar una definición podríamos decir que la “Carrera Docente constituye un sistema de normas y procedimientos que conducen al cumplimiento de las funciones docentes” y a quienes llenan los requisitos establecidos en ella, se les denomina “profesionales de la docencia”.

Esta carrera se vino configurando a través de los años, una brevísima historia nos conduce a la Ley de Educación de 1948 que en su artículo 68 estableció como requisito “para el ejercicio de un cargo docente... el correspondiente título profesional”; posteriormente, en la Constitución de la República de Venezuela de 1961 aparece, por primera vez, en el artículo 81 el término “profesionales de la enseñanza”, que es equivalente al de profesional de la docencia adoptado posteriormente y a los cuales les garantiza “su estabilidad profesional y un régimen de trabajo y un nivel de vida acordes con su elevada misión”; la Ley Orgánica de Educación de 1980 fue mucho más allá pues introdujo todo un TITULO: DE LA PROFESIÓN DOCENTE, y estableció, definitivamente, no sólo el término de “profesional de la docencia” sino que, como corresponde a una verdadera Ley de Educación, legisló sobre el ejercicio de la profesión docente, los deberes y derechos de los docentes, la estabilidad en el cargo, condiciones de trabajo, remuneración, perfeccionamiento y capacitación profesionales, condiciones para la jubilación o pensión, y sobre todo la evaluación del trabajo en el aula para garantizar una educación de calidad para todos los venezolanos; en 1991 es sancionado el Reglamento del Ejercicio de la Profesión Docente, con lo cual se consolida definitivamente la carrera docente; la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999 se retrotrae a etapas ya superadas desde 1948, al solo establecer en el artículo 104 que “la educación estará a cargo de personas de reconocida moralidad y de comprobada idoneidad académica, pero no utiliza ningún término para describir al profesional de la docencia, aunque si se refiere en el mismo artículo “...al ejercicio de la carrera docente”

Esta breve historia nos induciría a pensar que la carrera docente está firme, pero desafortunadamente no es así, pues se han cernido y se ciernen graves peligros que la desnaturalizan y que atentan contra los profesionales de la docencia. Estos peligros se expresan a través de decisiones y proposiciones emanadas de las autoridades educativas, con las cuales se han perseguido, y se persigue, arrinconar a quienes han escogido la profesión docente como razón de vida.

Señalaremos algunos de esos momentos de peligrosa animosidad contra los profesionales de la docencia y, en particular, contra la carrera docente:

2 1) En 1983, las autoridades educativas emitieron la Resolución N° 12, mediante la cual se permitía ejercer como docentes, a quienes no poseían el título de profesional de la docencia, ni ningún tipo de capacitación pedagógica.

2) En 1996, como “regalo” para los docentes en su Día (15 de enero) el Ministerio de Educación emitió la Resolución N° 1 que recoge, casi exactamente, lo establecido en la Resolución N° 12 anteriormente señalada para facultar, del mismo modo, a quienes no poseían el título profesional correspondiente, a “ejercer como docentes”, justificándose en el hecho del déficit de docentes para educación preescolar y básica. Agravado esto último con aquella lapidaria frase “la educación es un fraude” con la que injustamente se “premió” todo el enorme esfuerzo que, desde 1958, venía realizando el sistema democrático por incorporar a todos los venezolanos a una educación de calidad, lo cual había sido nuestro orgullo y reconocido por instituciones internacionales dedicadas a la educación como la UNESCO.

3) Como si lo anterior fuera poco, a partir de 1999 se toman una serie de decisiones que, disimulada o abiertamente, han puesto en excesivo peligro el ejercicio de una noble profesión como la docente, algunas de las cuales son:

a) La implantación disimulada y progresiva por parte del Ministerio de Educación, del Proyecto Educativo Nacional, desde 1999, que influye en el profesional docente porque es un proyecto educativo alejado de la idiosincrasia del venezolano y que está inspirado en “un compendio de la teología de la liberación, el marxismo, el bolivarianismo, la indianidad y el cimarronismo”, nada de lo cual tuvo algún tipo de obligatoriedad en el pasado, pues la planificación educativa era para un país democrático.

b) El Decreto 1011, de octubre del 2000, por medio del cual se destruye la carrera docente al permitir que cualquier persona, sin las credenciales de profesional de la docencia, pueda ejercer el cargo de supervisor educativo.

c) La disolución de la Junta Calificadora Nacional, encargada de evaluar al profesional de la docencia para ingresar a la carrera docente o para ascender. Ya en la práctica, desde el 2002 se habían eliminado los concursos y se había producido, para el 2005, la acumulación de más de 130.000 docentes interinos, la mayoría de los cuales poseían su título de profesional de la docencia, trabajaban como docentes pero sin estabilidad porque no habían ingresado a la carrera docente .

d) La presentación de documentos como la “Propuesta para una definición de políticas educativas, referidas al ingreso del Personal Interino como Docentes Ordinarios” (2004) y también “Inquietudes y Propuesta de Tabor” (2005), de las cuales, el primero se refiere a

3 condiciones inaceptables(más políticas que académicas) que deberían cumplir los docentes interinos o no, para ingresar como docentes ordinarios y para ascender, y el segundo se refiere a las condiciones de los supervisores educativos, a los cuales hasta se les llega a considerar “personal de libre nombramiento y remoción” contraviniendo la Constitución, la Ley Orgánica de Educación y las normas educativas, que los considera profesionales de la docencia con estabilidad.

e) La Resolución 09, de enero de 2004, que establece cambios masivos con carácter experimental que, entre otros aspectos, atenta contra la especialización de los docentes y, por ende, contraviene la matriz curricular de la formación de docentes que ofrecen las instituciones de Educación Superior y que compromete el trabajo docente al otorgar a las “formas organizadas de la comunidad” la intervención en la “planificación y ejecución de todas las actividades en los planteles educativos”.

f) Se complementa la Resolución anterior con el documento: Liceo Bolivariano. Adolescencia y Juventud para el Desarrollo Endógeno y Soberano”, en el cual se establece que la formación de los profesionales de la docencia deberá tener como objetivos primordiales el compromiso de los mismos con “el proceso revolucionario” y su capacitación para formar “al nuevo republicano”, pero, además, las universidades con planes y programas de formación docente deberán desechar sus propios modelos curriculares para adaptar dicha formación a los planes de estudio ya elaborados (o por ser elaborados) por el Ministerio de Educación y Deportes para los niveles del sistema educativo. Ambos aspectos son inaceptables porque, por un lado, contradicen el artículo 102 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999) que establece que la “la educación es democrática... y está fundamentada en el respecto a todas las corrientes del pensamiento... en una sociedad democrática” y, por otro lado, la formación de los docentes no debe responder a planes de estudio determinados para los niveles del sistema educativo, sino que debe ser tan amplia que los profesionales de la docencia puedan adaptarse a cualquier nuevo plan de estudios que se aprobare en el transcurso de su vida profesional. Es conveniente también señalar que el Plan de Estudio del Liceo Bolivariano no tendrá asignaturas sino áreas ¿será fácil formar un docente para enseñar un área que contenga: “Lengua, Literatura, Cultura, Comunicación, Idiomas Modernos, Lengua Indígena, etc.?” pero, lo más importante, ¿estará bien formado el alumno que reciba esta área para acceder a estudios superiores? Todo esto vulnera la carrera docente.

g) Y, por último y más importante, la elaboración del Proyecto de Ley

4 Orgánica de Educación por parte de la Asamblea Nacional. Este Proyecto es totalmente regresivo: se pierden conquistas académicas y laborales relacionadas con la Carrera Docente logradas en todos los instrumentos legales anteriores y, entre otros aspectos, no se establece un concepto claro de lo que es la carrera docente y la profesión docente; no se conoce cuáles son las funciones docentes; no se señala a quienes se considera como profesionales de la docencia; no se establecen los concursos para la provisión de los cargos de la carrera docente; no hay un concepto adecuado sobre estabilidad; no se señala nada sobre traslados, licencias, promociones, ascensos, sistema de escalafón, sistema de remuneraciones, previsión y seguridad social integral, régimen de perfeccionamiento profesional, de jubilaciones y pensiones; no se mencionan los deberes y derechos de los profesionales de la docencia; no hay referencia a las organizaciones gremiales y sindicales; se elimina, disimuladamente, el derecho a huelga.

Lo más lamentable de todo esto es que quien deberá responder, en el futuro, por el desmantelamiento de la carrera docente fue, es y será un profesional de la docencia, que en el pasado dedicó parte de su vida profesional a tratar de mejorar la condición de sus colegas, pero habrá que recordarle que los docentes no somos eunucos.

Ojalá esta breve e incompleta referencia motive a los profesionales de la docencia, directivos y supervisores, alumnos, universidades, padres y representantes, medios de comunicación, iglesia y a todo venezolano de buena fe para que no permitan que termine de concretarse este grave peligro.

¡Tienen la palabra¡

deberetta@cantv.net

ANALITICA.COM no se hace responsable por las declaraciones y conceptos emitidos en los artículos de opinión publicados en nuestro sitio Web, los cuales son de la exclusiva responsabilidad de sus autores


Mundo


 
Exdirector atribuye cuestionada compra de refinería a dirección de Petrobras

Exdirector atribuye cuestionada compra de refinería a dirección de Petrobras

 
Ban señala su

Ban señala su "profunda tristeza" por la tragedia del buque surcoreano

 
Sudán: Aseguran haber arrebatado a rebeldes doce zonas de Kordofán del Sur

Sudán: Aseguran haber arrebatado a rebeldes doce zonas de Kordofán del Sur

 


Política


 
La sangre de las espinas

La sangre de las espinas

 
La MUD le lavó la cara

La MUD le lavó la cara

 
Democracia electoralista: estratagema contra la libertad individual y el orden espontáneo

Democracia electoralista: estratagema contra la libertad individual y el orden espontáneo

 

blog comments powered by Disqus

 
Sobre Autor