Caracas, Sábado, 19 de abril de 2014

Sección: Política

ENVIAR A UN AMIGO  |  ENVIAR AL DIRECTOR

Democracia participativa

Valentín Arenas Amigó

Jueves, 31 de mayo de 2001

Esta bandera electoral que fue desplegada también sin éxito en Québec, merece un análisis académico alejado del populismo. La participación del ciudadano en la gestión pública hace mas auténtica a la democracia política de cualquier país. ¿Pero qué es la verdadera participación y qué es una participación falseada? La auténtica participación supone tres cosas. La primera es la actitud del ciudadano de involucrarse en la actividad pública y de no resignarse a ser gobernado por alguien o por algunos. La segunda es que quien esté motivado a participar tenga la capacidad para poder hacerlo, para aportarle algo al colectivo. La tercera es que quienes tengan la motivación y la capacidad para participar se organicen para que, a través de esa organización, pueda hacerse efectiva la participación. La conclusión es obvia: no es participación auténtica movilizar a las masas como borregos porque cuando esto sucede la participación no es una decisión personal del ciudadano sino que este es arrastrado a una falsa participación que busca solo el poderío hegemónico del líder, los supuestos participantes no tienen la capacidad necesaria y tampoco están organizados. En otras palabras, no estamos ante una participación consciente y reflexiva sino ante una “comparsa” donde el soberano es conducido sin saber ni lo que está apoyando ni para donde lo llevan. Estamos ante una participación falsa, burlada. Una cosa es que la democracia participativa esté consagrada en el texto constitucional, lo que es muy bueno, y otra muy diferente que no se esté practicando realmente, lo que es muy malo. Una cosa es la participación como bandera electoral y política y otra muy diferente en su implementación en la vida real del país.

Cuales son los enemigos de la participación política auténtica del ciudadano en la actividad pública ?. Tres son los principales enemigos:

El primero es una población sin el suficiente nivel de educación. Esto ocurre cuando en un país hay mas masa emocionada que pueblo pensante y reflexivo. Educar al ciudadano es fortalecer la auténtica participación.

El segundo es el populismo como sistema de gobernar porque el líder que lo practica no está preocupado de superar al ciudadano para nada sino de que este lo apoye y “levante la mano” aunque no sepa lo que está haciendo. Este líder le teme a la participación auténtica porque un pueblo reflexivo es enemigo del populismo. No puede hacer “lo que le de la gana” .

El tercero es el intento oficial de aplastar a la Sociedad Civil genuina y sustituirla por una Sociedad Civil “simulada” organizada sectorialmente e ideologizada por el Estado de manera de poder contar con una Sociedad Civil sometida al régimen y que respondan a él con lo cual frustra la participación auténtica. Por eso en un régimen autoritario esta participación jamás pasará de ser una bandera y convertirse en una realidad sencillamente porque una Sociedad motivada, reflexiva y organizada en libertad es la “principal enemiga” del autoritarismo. Como adulta que es políticamente rechaza el monologo y exige poder dialogar. O de otra manera: no se deja pisar. Los autócratas generan ciudadanos que aprenden a vivir sometidos y no en libertad. Caso de Cuba. Por esta razón la participación auténtica solo es posible en el marco de una sociedad democrática y una sociedad democrática lo será en la misma medida en que el pueblo mas participe.

Venezuela quiere una sociedad que participe más en la vida pública pero rechaza un modelo de participación simulado que esté al servicio del autoritarismo.

PROFESOR DE INSTITUCIONES POLÍTICAS DE LA U.C.A.B.

Profesor de Instituciones Políticas de la U.C.A.B.

ANALITICA.COM no se hace responsable por las declaraciones y conceptos emitidos en los artículos de opinión publicados en nuestro sitio Web, los cuales son de la exclusiva responsabilidad de sus autores


Nacionales


 
Berrizbeitia: En Miraflores se derrocha el dinero de los venezolanos

Berrizbeitia: En Miraflores se derrocha el dinero de los venezolanos

 

"Batalla campal" obligó a suspender actividades religiosas en Chacao

 
Andrés Velásquez: Un año de Maduro y Venezuela está en ruinas

Andrés Velásquez: Un año de Maduro y Venezuela está en ruinas

 


Sociedad


 

Posdiálogo, como lo veo yo

 

Mi Venezuela de ayer y de hoy

 

El 19 de abril de 1810: Los mantuanos caraqueños y la defensa de su Rey Fernando VII

 

blog comments powered by Disqus

 
Sobre Autor