Caracas, Miércoles, 23 de abril de 2014

Sección: Política

ENVIAR A UN AMIGO  |  ENVIAR AL DIRECTOR

Wilmer Varela (a) Jabón esta vivo

Norman H. Dupray

Martes, 5 de mayo de 2009

Funcionarios del CICPC, la INTERPOL y de la DEA en Caracas que estuvieron involucrados en la investigación sobre la muerte del poderoso narcotraficante colombiano Wilber Alirio Varela, conocido internacionalmente con el alias de “Jabón”, están convencidos y por ello aseguran que este sigue vivo y metido en el mismo negocio, es decir, que el cadáver localizado en Mérida no era el suyo, lo que revela que sería la tercera vez que se daría por muerto a este narco internacional.

Esta afirmación, creencia o tesis de esos investigadores queda prácticamente corroborada con la multiplicidad de errores, evidentemente intencionales, cometidos en la investigación de este caso y que aparecen plasmados en el expediente iniciado el miércoles 30 de enero de 2008, en la ciudad de Mérida, por el hallazgo de dos cuerpo sin signo vitales de sexo masculino, presentado heridas por arma de fuego. Fue una investigación que se hizo no apegada a los elementales procedimientos policiales de investigación criminal. Del análisis minucioso de ese expediente se desprende que en la investigación se obvió mucha información importante y que deja demasiados cabos sueltos. Datos, hecho e informaciones que no fueron corroboradas por los investigadores.

Como se recordará las autoridades venezolanas en la persona del jefe de la Oficina Nacional Antidrogas (ONA) de Venezuela, coronel Néstor Luis Reverol Torres, informó en rueda de prensa ofrecida el viernes 01 de febrero de 2008, que Wilber Alirio Varela, alias "Jabón", uno de los dos jefes más importantes del Cartel del Norte del Valle, apareció muerto a balazos junto con uno de sus hombres de confianza, en un complejo turístico del estado Mérida.

Los hechos en Mérida

El día miércoles 30 de enero de 2008, en la carretera que comunica a la ciudad de Mérida con la población de Jaji, concretamente en las Cabañas Fresh Air, (la N° 06), en el sector El Mirador, Parroquia J.J. Osuna Rodríguez, Municipio Libertador del estado Mérida, a las tres y treinta (03:30) de la tarde, se traslado una comisión de la División de Investigaciones de Homicidios de la Subdelegación del estado Mérida del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC). En el referido lugar fueron localizados en la habitación de la planta baja de la referida cabaña, los cuerpos sin vida de dos personas del sexo masculino. El primero correspondiente a una persona adulta, (supuestamente Wilber Alirio Varela, apodado JABÓN), documento de identidad de la República de Colombia N° 16.545.384, quien para el momento de los hechos portaba documentación a nombre de José Antonio Pérez Chacón, Cédula de Identidad N° V-7.736.129) en posición de cubito dorsal, con la región cefálica orientada en sentido suroeste, con las extremidades superiores e inferiores totalmente extendidas. En sentido sureste se apreció un segundo cadáver correspondiente a un adulto, (supuestamente Wiemar Pérez Aramburo, apodado Grasoso, Cédula de Identidad N° V-6.228.833 y E-83.074.729.) en posición dorsal, con las extremidades inferiores totalmente extendidas y colocadas debajo de la región lumbar del primer cadáver antes descrito (es decir, los cadáveres estaban uno sobre otro). Los cuerpos se localizaron al frente de una pequeña peinadora y a la parte inferior de la cama matrimonial. Se le apreciaron cuatro heridas producidas por el paso de proyectiles disparados por arma de fuego, ubicadas en las siguientes regiones anatómicas: Orificio de entrada en la región frontal, parte media, con orificio de salida en la región occipital; orificio de entrada en la región de la cara externa del antebrazo izquierdo, con orificio de salida en la cara anterior del codo, continuando su recorrido y ocasionando un nuevo orificio de entrada en la región hipocondríaca, lado izquierdo; orificio de entrada en la región clavicular, lado izquierdo y orificio de entrada en la región infra clavicular izquierda.

Quién es Wilber Varela

Wilber Alirio Varela, alias 'Jabón', pasó de ser jefe de sicarios a un temido capo del narcotráfico. Conocido como 'Jabón' o 'El Negro', tiene procesos abiertos en cortes federales de Nueva York y Washington. De él se sabe que inició su accionar delictivo en los años 80 con los hermanos Rodríguez Orejuela, pero luego trabajó con Orlando Henao, jefe del Cartel del Norte del Valle. Se enfrentó con la familia de 'Pacho' Herrera y durante años su enemigo a muerte había sido Diego León Montoya, alias 'don Diego', quien fue detenido en septiembre del año pasado. Los combates entre los sicarios de 'don Diego', conocidos como 'los Machos', contra los de 'Jabón', los 'Rastrojos', han dejado más de mil muertos en el norte del Valle del Cauca. Mientras se desarrollaban los diálogos con las Autodefensas Unidas de Colombia, AUC, 'Jabón' reclutó a varios de sus hombres para crear un grupo de paramilitares y así acogerse a un proceso de paz. En el 2004 fue solicitado en extradición por Estados Unidos. Desde entonces desapareció del escenario y se vino a Venezuela, donde los investigadores creen que aun sigue con vida”.

¿Quién explica esto?

1) A los miembros de la comisión colombiana que vino a Venezuela, las autoridades del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) y la Oficina Nacional Antidrogas (ONA) les informaron que 32 elementos coincidían con las huellas que la Fiscalía colombiana había enviado a las autoridades venezolanas, y no había nada más que hacer. Se conoció que a los colombianos esto no los satisfizo, al extremo que a la fecha la investigación sobre la muerte de Varela no ha sido cerrada por la Fiscalía del vecino país, debido a que a pesar que hizo formal la petición para un reconocimiento patológico, este no fue permitido por las autoridades venezolanas por los expertos forenses del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía de Colombia se quedaron con las ganas de examinar el supuesto cadáver de Wilber Varela, (a) Jabón, como era la aspiración del gobierno de ese país, para quedar totalmente convencido de que el cadáver era efectivamente el del jefe de los narcotraficantes en el norte del Valle.

2) Manifestando ser esposa del occiso Weimar Pérez Aramburo (a) Grasoso, el lunes 11 de febrero de 2008 se presentó a en la morgue de la Medicatura Forense de Tovar, en el estado Mérida a reclamar los dos cadáveres, la ciudadana Licenia González Caicedo, de 32 años, cedula colombiana 66.802.552, Psicóloga, residenciada en la carrera 4ta, calle 13, casa 34, municipio candelaria, Departamento Valle del Cauca, Colombia. En vez de proceder a entregarle los cadáver, funcionarios del CICPC lo que hicieron fue detenerla, torturarla y someterla a un intenso interrogatorio, para que les dijera quién la envió a reclamar los cuerpos. No le dieron crédito a los documentos exhibidos por ella para reclamar los cadáveres y con ese pretexto no se los entregaron. Cuando González Caicedo presentó, entre otros, el acta de matrimonio y una partida de bautizo, le explicaron que no eran suficientes para los trámites de rigor. Luego, le esgrimieron razones como la falta de autenticación y luego la conminaron a abandonar el país.

3) Cuando los familiares de Varela quisieron contratar los servicios funerarios desde Cúcuta en Caracas les contestaron que eso ya había sido contratado por la policía venezolana.

Según el expediente LP01-P-2008-001142, correspondiente al Tribunal Penal de Control N° 5 del estado Mérida, “…una vez hecho el levantamiento de los cadáveres y trasladados hasta la sala de anatomía patológica del Hospital Universitario de los Andes de Mérida y “practicadas como fueron todas las experticias de ley”, quedaron depositados dichos cuerpos en la morgue del referido centro hospitalario” y, con el pretexto de fallas de funcionamiento en las cavas de refrigeración de la misma “se hizo necesario” trasladar dichos cadáveres hasta la Morgue del Hospital II San José de Tovar. Así las cosas, los cuerpos del supuesto narcotraficante y su escolta, fueron enviados a la población de Tovar, con la prohibición expresa del CICPC, de que ni sus familiares ni la prensa lo vieran. Las investigaciones realizadas revelan que todos los documentos de Wilber Alirio Varela (a) Jabón, extrañamente desaparecieron del Registro Civil de Colombia.

4) Como un hecho extraño e inusual podemos señalar que a solo 22 días de la muerte del narcotraficante y su escolta, el juez Nelson Torrealba, del Tribunal de Primera Instancia en lo Penal del Estado Mérida en funciones de Control N° 2, en la Causa LP01-P-2008-000864; y, a petición de Marisol Zakaría Haikaí y Hugo Quintero, de la Fiscalía 59 a nivel nacional con competencia plena y primero del estado Mérida, respectivamente, ordenar sepultar los cadáveres. Su decisión fue la siguiente “…administrando justicia en nombre de la República y por Autoridad de la Ley, emite los siguientes pronunciamientos: PRIMERO: Acuerda procedente la solicitud fiscal y por consiguiente ordena la INHUMACIÓN de los cadáveres de los ciudadanos WEIMAR PÉREZ ARAMBURO, natural de Colombia, nacido en fecha 09-07-62, titular de la cédula de ciudadanía colombiana N° 6.228.833 y cédula venezolana No. 83-074.729; y de WILBER ALIRIO VÁRELA (alias el jabón), y de quien no se aportan más datos. A tales efectos ofíciese al Jefe de la Medicatura Forense de Tovar, remitiendo copia certificada de la presente decisión. SEGUNDO: La Inhumación de los cadáveres deberá realizarse en el Cementerio Municipal de Tovar Estado Mérida, debiéndose marcar expresamente el sitio exacto donde esta se verifique. Así se decide, cúmplase y ofíciese lo conducente. EL JUEZ DE CONTROL N° 2.- ABG. NELSON J. TORREALBA A.

5) En el momento del levantamiento de los dos cadáveres, los detectives se encontraron con el extraño hecho de que estos tenían las carteras invertidas, es decir, la que correspondía supuestamente al cadáver de Wilber Varela, fue hallada en el pantalón de Weimar Pérez, y la de éste, en el pantalón de su jefe. Los investigadores explican que las carteras fueron sembradas en esos cadáveres.

6) Cuando se analizó en detalles las planillas originales de la experticia de necrodactilia, los investigadores notaron que extrañamente en esas planillas no había ni un rastro de sangre, como es común en las muertes violentas. Eso, dicen, solo se explica que las impresiones que aparecen en esas las planillas fueron tomadas a Wilber Varela en vida y no a su supuesto cadáver.

7) Del expediente iniciado por supuesta muerte del narcotraficante Wilber Varela, alias Jabón, ocurrida a finales de enero de 2008, en la ciudad de Mérida, observamos un detalle muy particular que llama poderosamente la atención, y es que: El grupo de persona cuando llega a hospedarse en la aldea turística de Mérida, estuvo integrada por seis personas, pero solo dos de ellas aportaron su identificación verdadera, los demás fueron identidades falsas. Veamos: 01.- WEIMAR PEREZ ARAMBURO, cedula E-83.074.729 (identidad verdadera); 02.- JOSE VLADIMIR, cedula E-82.134.803, no aparece registrado en el sistema; 03.- RAFAEL ZAMBRANO, cedula V-17.890.341, no corresponde. 04.- EL HADAVI CHARIF, cedula V-12.344.613, identidad verdadera, con fecha nacimiento 04 de marzo de 1.972. Al verificar en el Setra, aparece como propietario de: Toyota Land Cruiser, año 2007, color plata placa BCA-37V…, Toyota, modelo 4 Runner, año 2007, color blanco, placa MFL-72M; 05.- JOSE HERNÁNDEZ, cedula V-8.730.214, no le corresponde; 06.- SANDRA ROJAS, cedula V- 16.813.214, no le corresponde. De esto se evidencia que todos los datos que a la hora de registrarse en la Posada Chalet “Fresh Air”, Loma de los Ángeles, frente al Mirador Juan Rodríguez Suárez, vía Jají, municipio Libertador del estado Mérida, donde se registró el suceso, aportaron estos sujetos, eran falsos, con excepción de los responsables de las habitaciones, es decir, Weimar Pérez Aramburo cedula E-83.074.729 y Charif El Hadaui Hernández, 35 años, cedula V-12.344.613, fecha de nacimiento 04/03/1972; quién además aportó la dirección exacta de su residencia: Edificio San Andrés VIII, apartamento 12-B, Valencia, estado Carabobo, teléfono número 0241 877252. Hay que destacar que estos dos son quienes llenaron las tarjetas de registro en la recepción. Como se explica que en la conspiración para asesinar a unas personas, alguien se identifique plenamente y además con su dirección exacta. Esto constituye otro elemento importante que lleva a los investigadores a asegurar que Wilber Varela sigue vivo y en Venezuela, con nueva identidad.

Según el CICPC lo mató el esposo de su sobrina

En Mérida el Tribunal Penal de Control N° 5, en la Causa LP01-P-2008-001142 el día 13 de marzo del 2008 dictó la siguiente orden de detención al esposo Angélica María Fajardo Varela, sobrina de Wilber Varela: “Vista el escrito que antecede, suscrito por los Abg. HUGO QUINTERO ROSALES y SONIA CARRERO MOLINA, Fiscales adscritos a la Fiscalía Primera del Ministerio Público del Circuito Judicial del Estado Mérida, en el cual solicitan: “(…)se sirva a decretar medida de Privación Judicial Preventiva de Libertad en contra del ciudadano: HADAUI HERNÁNDEZ, CHARIF; titular de la cédula de identidad numero V-12.344.613, de 36 años de edad, quien figura como responsable en la causa numero: H-708.490, nomenclatura de la División de Investigaciones de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas, por existir suficientes elementos de convicción para estimar que es autor de la comisión de delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto en el artículo 406.1 del Código Penal, en agravio de los ciudadanos: WILBER ALIRIO VARELA, apodado (EL JABÓN), documento de identidad de la República de Colombia N° 16.545.384, quien para el momento de los hechos portaba documentación a nombre de JOSÉ ANTONIO PÉREZ CHACÓN, Cédula de Identidad N° V-7.736.129 (occiso) y WIEMAR PÉREZ ARAMBURO, apodado (GRASOSO), Cédula de Identidad N° V-6.228.833 y E-83.074.729 (occiso), hecho ocurrido en la Posada Chalet “Fresh Air” cabaña N° 6, Loma de los Ángeles, frente al Mirador Juan Rodríguez Suárez, vía Jaji, Municipio Libertador Estado Mérida en fecha 30-01-2008, (…) Por todo lo antes expuesto, solicito respetuosamente al Tribunal, que libre la correspondiente ORDEN DE DETENCIÓN, en contra del ciudadano: HADAUI HERNÁNDEZ CHARIF, titular de la cédula de identidad numero V-12.344.613, Venezolano, mayores de edad, para así poder localizarlos y trasladarlos a ese Despacho y se pueda llevar a cabo una audiencia oral para decidir sobre el decreto de privación judicial preventiva de libertad solicitada por esta Representación Fiscal en contra del mismo, tal y como lo establece el artículo 250 numerales 1, 2 y 3, 251 numeral 1ro y 252 numeral 2do, todos del Código Orgánico Procesal Penal”.

Identifican a los asesinos de 'Jabón'

A poco día de haber aparecido los cadáveres en Mérida, la Dirección Central de Inteligencia de la Policía de Colombia (Dijín) reveló que Luis Enrique Calle Serna, alias 'Combatiente' y Diego Pérez Henao, alias ‘Diego Rastrojo’, perpetraron el asesinato en Venezuela, de Wilber Alirio Varela, alias 'Jabón'.

En la crónica que publica El País de Colombia, el Director de la institución policial explicó que el crimen lo realizaron estos dos hombres, aprovechando la debilidad del narcotraficante escondido en el vecino país y fue cuando decidieron quedarse con el negocio y hacer nuevas alianzas con otros grupos. "Ellos, con la oficina de Envigado y alias 'Rogelio', se querían quedar con el cartel y tomaron la decisión de asesinar a Varela. Conocían su ubicación en Venezuela y montaron toda una operación para reunirse con él y asesinarlo", sostuvo Pinzón.

Las autoridades intensifican sus operativos no solamente en el Valle del Cauca, sino también en otras zonas del país, con el fin de capturar a estos hombres considerados lugartenientes del Cartel del Norte del Valle.

El oficial reiteró que gracias a la presión de las autoridades se ha podido capturar a los grandes capos del narcotráfico. "En el caso de ‘Rasguño’ capturado en Cuba, Arcángel de Jesús Henao que huyó a Panamá, el de ‘Chupeta’ que cayó en Brasil y como lo informamos en muchas ocasiones en el caso de Varela. Enrique Calle, alias ‘Combatiente’ o ‘Comba’, natural de Caquetá y de 31 años, es para las autoridades el más seguro sucesor de Varela. ‘Combatiente’, junto con sus hermanos Javier Antonio y Juan Carlos, manejaba los laboratorios de Varela. Tenían cultivos en Nariño y Cauca, luego su dominio abarcó otras zonas del país.

Diego Rastrojo cayó en Venezuela

Diego Pérez Henao, alias ‘Diego Rastrojo’, de 33 años, a mediados del 2002 fue encargado por Varela de conformar una banda delincuencial para que custodiara sus laboratorios y para que realizara trabajos de sicariato. Pérez Henao, natural de Bolívar, contrató a más de 50 ex miembros de las autodefensas para integrar a la agrupación criminal, la cual fue creciendo hasta llegar a convertirse en un Ejército de más de 600 hombres.

De acuerdo con un anónimo, en abril del 2004 ‘Diego Rastrojo’ fue capturado en La Guaira, Venezuela, por un triple homicidio. Sin embargo, según agregó la fuente, Varela le envió US500.000 para que saliera de una cárcel de Caracas.

Suplantó su muerte

Cuando se conoció la supuesta muerte de “Jabón”, la prensa colombiana publicó mucho material al respecto. En uno de ellos se escribió el sábado 02/02/2008: “El 'ejército' personal de Varela, los 'Rastrojos', es responsable de centenares de muertes en el Valle, Chocó y Nariño. Con esa banda sostuvo una guerra a muerte con los 'Machos' de Diego Montoya Henao, 'don Diego', el otro gran capo del Norte del Valle y su antiguo socio. 'Macaco', uno de los narcos que terminaron convertidos en jefes paramilitares, medió en esa pelea que bañó de sangre municipios como Zarzal, El Dovio y Roldanillo, en el Valle. Ante la captura de Montoya, 'Jabón' había empezado a copar de nuevo espacios en el Valle y, sobre todo, en Chocó y Nariño, por donde se mueven decenas de rutas del narcotráfico y hay laboratorios y cultivos de coca. Probablemente con intención de lograr una negociación de paz similar a la que hubo con las AUC, sus 'rastrojos' habían empezado a mostrarse como 'paras' bajo el nombre de 'Rondas Campesinas del Valle'. La noticia de su muerte fue recibida con cautela, pues apenas el año pasado el capo había intentado simularla, también en Venezuela. En medio de esa fallida simulación, un ciudadano de ese país que tenía gran parecido con el narco fue asesinado y sus huellas fueron alteradas.

Descartada muerte del jefe del Cartel del Norte del Valle en Caracas

El diario El Tiempo de Bogotá publicó una nota el día 28-06-2006, en la que aclaró que era José Tovar Figueredo, de 53 años, conocido entre sus amistades como "El Indio, quién fuera asesinado de 11 disparos la madrugada de ayer en la avenida La Salle, frente a la sede de la Nunciatura Apostólica. A pesar del parecido físico con Wilber Alirio Varela, alias Jabón y, de que sectores de la mafia del Valle reclamaron el viernes la autoría del asesinato, las pruebas técnicas señalan que el muerto, asesinado el pasado 16 de junio en una calle de Caracas, no es el narcotraficante, sino el ciudadano venezolano José Joaquín Tovar Figueredo. Uno de los investigadores le dijo a este diario que para ellos cobra fuerza la hipótesis de que la mafia “se equivocó de víctima” debido al parecido físico entre el venezolano y Wilber Varela, capo que mantiene una sangrienta guerra con el también extraditable Diego Montoya Sánchez, ‘don Diego’, y con herederos del clan de Hélmer ‘Pacho’ Herrera. Precisamente esta última ala del narcotráfico fue quien reclamó (a través de una llamada telefónica hecha a EL TIEMPO) la autoría del asesinato en Caracas. Esta es la segunda ocasión en la que se da por muerto al capo Varela: la otra se registró en el 2004 cuando circuló una foto de su supuesto cadáver. Por ahora, las autoridades venezolanas intentan establecer si ‘Jabón’ y otros narcos colombianos se refugian en ese país.

Conclusión

¿Qué creen ustedes que pasó? Fue la pregunta obligada para los investigadores que nos aportaron buena parte de este material. Tajantemente dijeron que hubo un gran complot en altas esferas policiales, tanto de Venezuela como de Colombia, para tratar de convencer a todo el mundo que Jabón está muerto. Aseguran que por oficinas de altos directivos de la anterior directiva del CICPC corrió un verdadero río de dólares para que certificara que era el cadáver del narcotraficante el aparecido en Mérida, cuya característica no se asemejan en nada a las del verdadero y vivo Wilber Alirio Valera.

FOTOS

1) El supuesto cadáver de Wilber Varela, cuando era sacado del Centro Turistico de Mérida.



2) Charif El Hadaui Hernández, supuesto asesino. quién a la hora de registrarse en la Posada Chalet “Fresh Air” se habría identificado con su verdadera identificación.



3) Wilber Alirio Varela, según los investigadores sigue vivo en Venezuela



4) Estos son Luis Enrique Calle Serna, alias 'Combatiente' y Diego Pérez Henao, alias ‘Diego Rastrojo’, quienes según Dirección Central de Inteligencia de la Policía de Colombia (Dijín)perpetraron el asesinato en Venezuela, de Wilber Alirio Varela, alias 'Jabón'.



ANALITICA.COM no se hace responsable por las declaraciones y conceptos emitidos en los artículos de opinión publicados en nuestro sitio Web, los cuales son de la exclusiva responsabilidad de sus autores


Nacionales


 
9 detenidos en allanamientos en Chacao

9 detenidos en allanamientos en Chacao

 
Próxima reunión entre el Gobierno y la MUD será este jueves

Próxima reunión entre el Gobierno y la MUD será este jueves

 
Explotó un niple en la UCV

Explotó un niple en la UCV

 


Sociedad


 

Gabo

 

Paciencia agotada

 

El 11 de abril y la batalla de las ideas

 

blog comments powered by Disqus

 
Sobre Autor