Caracas, Domingo, 20 de abril de 2014

Sección: Internacionales

ENVIAR A UN AMIGO  |  ENVIAR AL DIRECTOR

Tips para entender el conflicto coreano

Claudio J. Sandoval

Martes, 9 de abril de 2013

Un buen grueso de mis lectores me pedio opinión sobre el potencial reinicio de la guerra en la península coreana. Para obtener una mejor panorámica de este asunto es necesario, entonces, dar respuesta a los siguientes factores







   Foto: Google

¿Quién comenzó?

No cabe duda que Corea del Norte (CN) es responsable de la más reciente escalada de este histórico conflicto. En efecto, el pasado 07 de marzo Pyongyang amenazó con lanzar un ataque “nuclear” preventivo en contra de Estados Unidos. Una declaración de guerra violatoria de la Carta de las Naciones Unidas y políticamente inaceptable, pues, no hubo (ni ha habido) agresión militar por parte de Washington. Por ambas razones, la comunidad internacional, reunida ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU), impuso unánimemente nuevas sanciones a CN.

¿Quién provocó la tensión?

¿Habría China usado a CN para provocar una crisis? Hasta ahora Beijing ha sido contundente en condenar la conducta norcoreana. Así por ejemplo, la delegación china ante la ONU solicitó, categóricamente, la aplicación integral de tales sanciones. Ello representa un hecho fuera de lo común, tomando en cuenta que, históricamente, este país ha sido el principal defensor de su aliado coreano en la organización. Al respecto, el presidente Chino y su canciller declararon que no se debía permitir a ningún país involucrar a una región y al mundo en el caos por razones egoístas. También afirmaron que China estaba opuesta a cualquier tipo de provocaciones y que no permitiría agitaciones bélicas en su patio trasero.

Por otro lado, cabe preguntarse si Estados Unidos habría provocado intencionalmente este altercado. El propio estado concernido, es decir, CN no presentó pruebas sobre alguna forma de agresión o provocación concreta que justificara su amenaza bélica.

La cronología de los hechos apunta directamente hacia Pyongyang.

¿Qué se trae entre manos CN?

A lo interno, el heredero necesita presentar enemigos foráneos que justifiquen, entre otros aspectos, la consolidación de su liderazgo y la inversión en seguridad militar por encima de la seguridad alimentaria. De acuerdo con la ONU aproximadamente 6 millones de norcoreanos están en peligro de muerte por inanición.

A lo externo, el régimen está haciendo gala de una desafiante huída hacia adelante, habida cuenta de su flagrante violación del tratado de no proliferación nuclear.

No se descarta que este episodio cuente con cierta dosis de temeridad de un joven gobernante que aun desconoce el nivel de seriedad y responsabilidad requerida cuando se cuenta con un arsenal nuclear.

Un viejo riesgo de vuelta

El presente de CN es el pasado del resto de las naciones civilizadas. Por increíble que parezca, en CN se sigue viviendo como en los días de la guerra fría. Aunque el colapso del comunismo derrumbó los pilares que sustentaban el modo de vida norcoreano, éste continúa artificialmente en pie por medio de los subsidios chinos y la ayuda humanitaria internacional. Desafortunadamente, la sociedad norcoreana únicamente encuentra oxigeno en esa dimensión surrealista llamada CN. Fuera de ésta su identidad es constantemente asfixiada y apabullada por el siglo XXI.

En consecuencia, el uso de la disuasión nuclear por CN, al clásico estilo de la guerra fría, sólo puede ser entendido bajo este contexto y, desde mi punto de vista, encuentra dos posibles explicaciones concretas: En primer lugar, obedece a un intento natural por reimponer, azuzando a China, el paradigma de la seguridad nuclear que caducó en 1989. En segundo lugar, CN ha creado una excusa interna y externa para sentarse a negociar intereses, incluyendo el levantamiento de sanciones, asistencia humanitaria y subsidios extranjeros.

¿Por qué China le pondría un alto a Kim Jong-un?

1) Actualmente no existe amenaza real de un ataque nuclear de Estados Unidos en la región. 2) El resto del mundo no se quedaría de brazos cruzados en una guerra nuclear que podría significar la exterminación total de la especie humana. 3) Estados Unidos es su principal socio comercial y deudor. 4) Vería afectada sus finanzas y seguridad frente a la obligación de intervenir en rescate de su aliado. 5) No le interesaría lidiar con refugiados en sus fronteras. 6) Para evitar el impacto accidental de un misil nuclear norcoreano en su territorio.

Pronóstico

A pesar de las tácticas disuasivas de cada parte, resulta prácticamente imposible que se desate una guerra “nuclear” en este momento. Si CN persiste con su posición hostil, China no tendrá otra opción que obligarla a retractarse, incluso con la severidad que demande el caso.

Si deseas conversar conmigo sobre este tema contáctame por Twitter.

ANALITICA.COM no se hace responsable por las declaraciones y conceptos emitidos en los artículos de opinión publicados en nuestro sitio Web, los cuales son de la exclusiva responsabilidad de sus autores


Mundo


 
Lula viajará a España y Portugal y recibirá título honoris causa en Salamanca

Lula viajará a España y Portugal y recibirá título honoris causa en Salamanca

 
El papa presidirá su segunda vigilia pascual y bautizará a diez catecúmenos

El papa presidirá su segunda vigilia pascual y bautizará a diez catecúmenos

 
Putin quiere llegar hasta Kiev, la Jerusalén rusa, según Yevgueni Kisiliov

Putin quiere llegar hasta Kiev, la Jerusalén rusa, según Yevgueni Kisiliov

 


Sociedad


 

Posdiálogo, como lo veo yo

 

Mi Venezuela de ayer y de hoy

 

El 19 de abril de 1810: Los mantuanos caraqueños y la defensa de su Rey Fernando VII

 

blog comments powered by Disqus

 
Sobre Autor