Caracas, Miércoles, 23 de abril de 2014

Sección: Internacionales

ENVIAR A UN AMIGO  |  ENVIAR AL DIRECTOR

¿Por qué es importante el intercambio comercial con Colombia?

Fernando Gerbasi

Jueves, 20 de agosto de 2009

A partir de finales de 1992 se establece una zona de libre comercio entre Colombia y Venezuela, lo que da lugar a un rápido crecimiento del intercambio bilateral registrado que hasta esa fecha, y de manera histórica, oscilaba entorno a unos 400 millones de dólares. Tal es así que tan sólo entre el 2003 y el 2007 este intercambio creció en un 346%, alcanzando un valor total superior a los seis mil quinientos millones de dólares. Lo anterior significa que desde hace más de una década Colombia representa el primer mercado para los productos manufacturados venezolanos y Venezuela el segundo mercado para los productos colombianos con fuerte valor agregado. Hoy por hoy, el 11% de lo que importamos procede de Colombia.

Durante el 2008, el intercambio comercial bilateral alcanzó, por quinto año consecutivo, una variación positiva pues se incrementó en un 10%, para alcanzar un volumen superior a los 7.200 millones de dólares, de los cuales unos 5.900 fueron importaciones procedentes de Colombia, a pesar que el gobierno nacional le impuso cuotas de importación a los automóviles procedentes de Colombia, y unos 1.300 millones de dólares exportamos nosotros hacia ese país.

Conviene destacar que existe un marcado desequilibrio a favor de Colombia que obtiene un excedente comercial que ha oscilado entre los 600 millones de dólares y los 4.600 del año pasado. Esto se traduce que en el año 2005 por cada dólar exportado por Venezuela importábamos 1,72 dólares desde Colombia, mientras que el año 2008, por cada dólar exportado importamos 5,34 dólares. Esta tendencia se pronunció durante el primer trimestre de 2009, pues las cifras preliminares indicarían que la relación se elevó a 10 a 1. Ello se debe en mucho al estancamiento, durante los últimos 15 años, de las exportaciones venezolanas hacia Colombia que han girado anualmente entorno a los 1.150 millones de dólares pero su participación dentro del total importado por Colombia ha caído del 10% a un 2,4%, hoy en día. Por el contrario, los bienes colombianos han venido aumentando su participación en el mercado venezolano pasando de un 5,3% en 1977 a un 12,7% en 2008.

El intercambio comercial genera, al parecer, más de un millón de empleos, como mínimo unos 700 mil en Colombia y unos 300 en Venezuela. Además, en Venezuela hay entre 200 y 220 empresas colombianas y en Colombia unas 50 a 60 empresas venezolanas. Las inversiones cruzadas aunque difíciles de cuantificar son importantes; sin embargo, se sabe que Colombia ocupa el cuarto lugar como inversor en nuestro país.

En las exportaciones colombianas hacia Venezuela destacan los siguientes productos: vehículos; plásticos y artículos de plásticos; artículos de vestir; papel, cartón y pulpa; maquinarias; equipos eléctricos y electrónicos y alimentos y productos farmacéuticos. Muchas pequeñas y medianas empresas de ese país dependen del mercado venezolano.

En el 2007, el mercado venezolano fue el destino de 56.000 vehículos producidos por la industria automotriz colombiana, lo que representó cerca del 70% de las ventas de automóviles importados en Venezuela. La limitación para importar hasta 18.000 vehículos de Colombia, impuesta durante el año 2008, no sólo afectó a la industria de ese país sino también al consumidor venezolano.

En materia de alimentos, importamos esencialmente de Colombia animales vivos, carnes, cereales, lácteos y vegetables comestibles, raíces y tubérculos. Entre el 28% y el 30% de nuestras importaciones totales de productos agroalimentarios proceden de Colombia.

Para Venezuela será difícil, en el corto plazo, sustituir a Colombia como proveedor, particularmente en lo que se refiere a alimentos y productos farmacéuticos.

Por otra parte, existe un comercio fronterizo no registrado que no sólo representa un valor importante difícil de cuantificar sino que también, y ello es lo fundamental, está relacionado directa e indirectamente con miles de empleos a ambos lados de la frontera y es parte esencial y tradicional de una comunidad fronteriza binacional de varios millones de habitantes que integran la frontera viva más importante de la América Latina.

Hay que recordar que el 26 de abril de 2006, Venezuela se salió de la Comunidad Andina (CAN) y pocos días después del Grupo de los Tres (Colombia-México y Venezuela, creado en 1995). De conformidad con lo establecido en la CAN el comercio bilateral Colombia-Venezuela se seguirá rigiendo, hasta el 26 de abril de 2011, bajo la liberalización arancelaria convenida en este acuerdo subregional de integración; después de esa fecha, Venezuela pechará con aranceles las exportaciones colombianas encareciéndolos o incluso impidiéndoles su ingreso en el mercado venezolano al hacerlas menos competitivas.

Consecuentemente, para poder mantener e incrementar el flujo comercial binacional es fundamental que ambos países suscriban un acuerdo comercial bilateral, en el cual convengan mantener la liberación arancelaria existente que desde 1997 abarca el cien por ciento del universo arancelario. Hasta el momento y aunque Colombia ha presentado una propuesta de acuerdo de esta naturaleza el gobierno nacional no ha dado respuesta ni ha planteado una contrapropuesta. Este tema es sumamente importante para ambos países pues si bien Colombia se beneficia actualmente del intercambio comercial no es menos cierto que necesitamos en mucho de la importación colombiana para satisfacer el consumo nacional.

Como aún no somos miembros plenos del MERCOSUR estamos en un verdadero limbo integracionista. Nos salimos de la CAN pero no terminamos de ingresar al MERCOSUR. Lo lógico hubiera sido permanecer en la CAN y asociarnos como entidad subregional al MERCOSUR creando un amplio espacio regional de integración económico-comercial (integración real) conformado por los dos sistemas.

ANALITICA.COM no se hace responsable por las declaraciones y conceptos emitidos en los artículos de opinión publicados en nuestro sitio Web, los cuales son de la exclusiva responsabilidad de sus autores


Mundo


 
CorteIDH verá caso de negación de Justicia a víctimas de la dictadura chilena

CorteIDH verá caso de negación de Justicia a víctimas de la dictadura chilena

 
UE afirma que las elecciones en Siria ignoran las bases de la democracia

UE afirma que las elecciones en Siria ignoran las bases de la democracia

 
Iglesia católica dice que Vargas Llosa se cree

Iglesia católica dice que Vargas Llosa se cree "guardián de conciencia de otros"

 


Sociedad


 

Paciencia agotada

 

El 11 de abril y la batalla de las ideas

 

Gabo, el poder y la literatura

 

blog comments powered by Disqus

 
Sobre Autor