Caracas, Viernes, 18 de abril de 2014

Sección: Internacionales

ENVIAR A UN AMIGO  |  ENVIAR AL DIRECTOR

Las relaciones con Brasil

Ramón Escovar Salom

Miércoles, 22 de marzo de 2006

La geopolítica de Venezuela está fuertemente comprometida con América del Sur. Es verdad que somos un país del Caribe. Tres mil kilómetros frente al mar, con un antepecho insular, mar territorial, zona contigua, zona económica exclusiva y plataforma continental son perfiles marítimos sobresalientes. Una ventana privilegiada sobre el Océano Atlántico es también un reto que desafía la imaginación estratégica. Pero territorialmente somos sudamericanos y en el contexto de la cultura y de la lengua pertenecemos a Iberoamérica.

Todo esto nos hace un país políticamente complejo. Un millón de kilómetros cuadrados en tierra y quinientos mil más en espacio líquido, añaden excitación cultural y retos a la imaginación geopolítica.

Dentro de esa abundante interconexión nos encontramos al lado de Brasil, un gigante nunca dormido en el corazón del continente. Brasil, nuestro vecino, con un mestizaje muy parecido al nuestro, es interlocutor directo de casi todo el sur del océano Atlántico, hermano de países africanos con algunos de los cuales tiene lengua común e intereses concretos.Por sus proporciones y por su energía biopolítica el Brasil es una potencia mundial.

Venezuela tenía que haber diseñado hace mucho tiempo una política de Estado en relación con Brasil. Cuando vivió la traumática experiencia de los gobiernos autoritarios de la segunda mitad del siglo XX Venezuela fue solidaria con las instituciones democráticas y tratamos de hacer una política cautelosa.Me correspondió como Ministro de Relaciones Exteriores presentarle esta posición al propio Presidente Geisel porque tuvimos relaciones con el régimen militar de entonces pero preservando nuestra voz a favor de la democracia. El Gobierno de Brasil entendió nuestra actitud y no tuve problemas en exponer estas opiniones públicamente a diversas audiencias brasileras en una visita oficial. Era fundamental definir una estrategia con una visión anticipada de veinticinco años Esa fue la posición central que tuve el privilegio de exponer en audiencias oficiales, en medios intelectuales y universitarios y en los ambientes económicos.

Hoy los hechos se presentan diferentes. La democracia venezolana está seriamente amenazada. El Brasil es una potencia agrícola y un productor de manufacturas. Es el líder de Mercosur y sus tendencias demográficas se mueven en todas direcciones El Presidente Lula hace una política vocalmente de izquierda pero es un negociador esencialmente pragmático a quien le importan más las agendas de la OMC, desde donde se regula y se aspira a gobernar el comercio mundial, que las aventuras de la democracia o la parábola de los derechos humanos. Las cifras de nuestras relaciones comerciales con Brasil muestran una desigualdad patética que no es otra cosa que lo que puede ocurrir entre dos naciones una de las cuales lo único que ofrece son materias primas y la otra productos industriales con creciente valor agregado. Por otra parte, Brasil mejora cada vez más su posición ascendente como proveedor de productos agrícolas y alimentos. En términos redondos son más de dos mil millones de dólares a favor de Brasil contra doscientos cincuenta y seis mil dólares que se muestran de nuestro lado. Además el tendido eléctrico, el cual, aparte de sus números específicos y sus bajos costos, es geopolítica en movimiento.Luego Venezuela financia la refinería de Pernambuco. En otras palabras, nuestro país pone su capacidad financiera a la disposición del norte del Brasil.

Como estas relaciones comerciales son exclusivas ventajas para el Brasil dentro de escaso tiempo en lugar de depender de los Estados Un idos seremos socios menores de Brasil. Le cambiamos el nombre a la dependencia. Dar sin recibir parece ser una obsesión de la revolución bolivariana.

Pero esto, todavía, no es lo más grave. Hace poco, el Canciller Amorín redujo sus apreciaciones sobre la situación política venezolana al hecho de que el Gobierno del presidente Chávez es legítimo porque fue electo por el pueblo. Tengo que declarar mi aprecio personal y mi respeto profesional por Celso Amorin, quien fue mi homólogo como Embajador en las Naciones Unidas. P ero no es aceptable que ese sea el único comentario que la generalmente lúcida e informada diplomacia brasileña tenga sobre la grave situación venezolana. El Brasil ha tenido pocos resultados con su misión en Haití. Y ahora el Presidente Lula mira con evidente descuido a nuestro país que en más de la mitad de su población expresa su descontento frente al proyecto claramente autoritario y antidemocrático que se empeña en imponerle a los venezolanos el Gobierno del Presidente Chávez.. ¿Es ésta la política que desarrollaría Brasil en una eventual actuación como aspirante a miembro permanente del Consejo de Seguridad? ¿No es tal actitud una inhibición de los reflejos políticos y de los escrúpulos morales ante un Gobierno cuya sensatez está severamente cuestionada? Los venezolanos tenemos mucho afecto por Brasil. Repito que somos los pueblos cuyo mestizaje más se parece en América. . Pero la política cuenta y la actitud de los Gobiernos es cosa seria que no puede medirse en ávidos y egoístas cálculos circunstanciales. .

Los procesos de integración y los ensayos de aproximación en América del Sur están severamente afectados por visiones incompletas y por acciones erráticas. La distancia de Venezuela con la Comunidad Andina es un error estratégico fundamental, porque Colombia es nuestro interlocutor más inmediato y porque existen realidades económicas y materiales que no es admisible ignorar. Más allá hemos de definir una política seria, de clara reciprocidad, duradera, productiva, con Argentina. Hay un meridiano no registrado todavía en los diseños cartográficos que pasa por Caracas, Bogotá, Brasilia y Buenos Aires.

El juego sin fronteras es uno de los retos del siglo XXI. Pero dentro de la globalización y la solidaridad humana en el planeta también hay un interés nacional que definir y defender.

res@cantv.net

ANALITICA.COM no se hace responsable por las declaraciones y conceptos emitidos en los artículos de opinión publicados en nuestro sitio Web, los cuales son de la exclusiva responsabilidad de sus autores


Mundo


 
Intenso movimiento sísmico se siente en la capital mexicana

Intenso movimiento sísmico se siente en la capital mexicana

 
Canciller chino se reunirá este lunes con Nicolás Maduro

Canciller chino se reunirá este lunes con Nicolás Maduro

 
Políticos y gobiernos de todos los signos recuerdan a García Márquez

Políticos y gobiernos de todos los signos recuerdan a García Márquez

 


Sociedad


 

La política y la militarización de la justicia

 

A contracorriente

 

La tecnología priva

 

blog comments powered by Disqus

 
Sobre Autor