Caracas, Miércoles, 23 de abril de 2014

Sección: Enfoque Económico

ENVIAR A UN AMIGO  |  ENVIAR AL DIRECTOR

¿Cuántos bolívares vale realmente el dólar?

Carlos Eduardo Ruiz

Viernes, 15 de enero de 2010

Cuando el actual gobierno venezolano asumió el poder en febrero de 1999, el cambio oficial entre el bolívar y el dólar era de 576,25 bolívares por dólar; cuando las personas naturales y las empresas podían comprarlo y venderlo legal y libremente en cualquier banco o casa de cambio, eso cambió a partir de febrero de 2003, cuando se inició el actual control de cambio, fijando oficialmente el precio de conversión de las monedas en 2.150 bolívares por dólar—tasa cambiaria que se mantuvo sin cambio hasta este 11 de enero de 2010, cuando el gobierno decretó oficialmente diversas tasas, 2,60; 4,30 y 5,00—bolívares fuertes por cada dólar—dependiendo del destino al cual se destinará el uso del dólar y el mecanismo de intercambio (Cadivi o Subastas “sorpresivas” del Banco Central). Los objetivos de los gobiernos para fijar ejecutivamente la tasa de cambio de la moneda de un país—en vez de permitir que ésta sea fijada libremente por las fuerzas del mercado—son diversas, pero, sean cuales fueren las razones, éstas jamás podrán eliminar lo que Adam Smith denominó: “la mano invisible del mercado” que no es más que la oferta de bienes y servicios de todo tipo en respuesta a la demanda pública por esos bienes y servicios—y si esos procesos requieren de la posesión de divisas como el dólar, las personas y las empresas los obtendrán “a cualquier precio”; ya que la fuerza que mueve a ese mercado no es la divisa o su precio; sino la necesidad de las personas y empresas por adquirir un bien o recibir un servicio y la oportunidad que esa necesidad crea para que otras personas y empresas los ofrezcan “a un precio razonable”. Esas fuerzas de la oferta y la demanda—la mano invisible del mercado—son incontrolables y no pueden planificarse—como muy erróneamente creyeron Marx y Engels y muchos otros pensadores posteriores a ellos y de quienes aún quedan unos cuantos. Uno de los voceros oficiales venezolanos dijo algo así como: “vamos a aplastar al mercado paralelo”, refiriéndose a las transacciones cambiarias entre bolívares y dólares a precios distintos a la tasa oficial; pero la realidad es que lo que está haciendo el gobierno es atender la demanda ofertando dólares que las personas y empresas necesitan; es decir, cediendo ante la inevitable realidad de la mano invisible del mercado, aunque como éste no es planificable, y la oferta; al provenir de un único proveedor, no es suficiente, el mercado paralelo, aun operando a tasas más bajas que las que predominaron durante el rígido sistema de una sola e inmutable tasa oficial de 2,15 BsF por dólar, seguirá existiendo, hasta que algún día—como ya ha ocurrido en el pasado económico venezolano, se regrese a la libre convertibilidad de la moneda.

stompysegunfdo@yahoo.com

ANALITICA.COM no se hace responsable por las declaraciones y conceptos emitidos en los artículos de opinión publicados en nuestro sitio Web, los cuales son de la exclusiva responsabilidad de sus autores


Mundo


 
CorteIDH verá caso de negación de Justicia a víctimas de la dictadura chilena

CorteIDH verá caso de negación de Justicia a víctimas de la dictadura chilena

 
UE afirma que las elecciones en Siria ignoran las bases de la democracia

UE afirma que las elecciones en Siria ignoran las bases de la democracia

 
Iglesia católica dice que Vargas Llosa se cree

Iglesia católica dice que Vargas Llosa se cree "guardián de conciencia de otros"

 


Política


 
Los estudiantes

Los estudiantes

 
Las autocracias no dialogan, pero…

Las autocracias no dialogan, pero…

 
Siempre hay un final

Siempre hay un final

 

blog comments powered by Disqus

 
Sobre Autor