Caracas, Domingo, 20 de abril de 2014

Sección: Cultura

ENVIAR A UN AMIGO  |  ENVIAR AL DIRECTOR

LA VOZ DE LA SUTIL EMOCION DEL PAISAJE

Vivcente Gerbasi (1913-1992)

Francisco Arias Solis

Domingo, 19 de noviembre de 2006

“Vine con zapatos de campesino,
con yerbas en los bolsillos,
con la costumbre de hablar con los animales,
y de mirar largamente las noches estrelladas.
Vicente Gerbasi.

La Vanguardia se consolida en Venezuela con la “Generación del 28”, año de la revuelta estudiantil y popular contra el dictador Gómez, desgraciadamente fracasada, con la consiguiente y feroz represión. Muerto el tirano en 1936, volvieron a florecer las esperanzas. La poesía dirigió sus pasos hacia las expresiones de la Vanguardia europea y americana, siguiendo movimientos como el Creacionismo y el Futurismo, pero sobre todo tomó conocimiento de los grandes poetas de las primeras décadas del siglo XX. Neruda se convirtió muy pronto en una voz que suscitaba entusiasmos, escuchada y seguida. Lo mismo ocurrió con los poetas españoles de la “Generación del 27”. En este periodo se revelan poetas destinados a tener importancia creciente, como Manuel Felipe Rugeles que se sumó al grupo “Viernes”, cuya revista se convirtió en el vehículo fundamental de la vanguardia venezolana. Del mismo grupo forman parte, además del fundador, Angel Miguel Queremel, Otto de D’Sola y Vicente Gerbasi.

Uno de los poetas de mayor significado de este periodo, y de los más importantes del siglo XX venezolano fue Vicente Gerbasi, que trabajó en la revista Viernes que como se ha dicho sigue una corriente renovadora dentro de la lírica venezolana.

La poesía de Gerbasi muestra profundas preocupaciones centradas en el destino del hombre, en su futuro. Escribe en Mi padre el inmigrante. “Venimos de la noche y hacia la noche vamos. / Los pasos en el polvo, el fuego de la sangre, / el sudor de la frente, la mano sobre el hombro, / el llanto en la memoria / todo queda cerrado por anillos de sombra”.

Vicente Gerbasi nació en Canaobo, “pequeño pueblo venezolano escondido en una agreste comarca del Estado de Carabobo”, el 2 de junio de 1913, y murió en Caracas el 28 de diciembre de 1992. Hijo de inmigrante italiano, cursó los estudios secundarios en Florencia. Una vez regresado a Venezuela, trabaja como publicista un cierto tiempo, pero pronto se entregó con una gran vocación a la literatura. Perteneció al cuerpo diplomático de su país, al que representó en diversos países de Europa y América. En 1969, Gerbasi obtiene el Premio Nacional de Literatura por su libro Poesía de viajes. Poco antes de su muerte fue nombrado Director Emérito de la Revista Nacional de Cultura.

El magnífico poemario Mi padre el inmigrante y el gran mural épico Tirano de sombra y fuego, han dado a la poesía venezolana contemporánea una dimensión épica en que las leyendas, mitos, interpretación del paisaje, los tipos humanos que recorren el país y la angustia del hombre ante su tierra y ante la historia merecen un nuevo tratamiento.

Desde Vigilia del naufragio (1937) hasta Bosque doliente (1940), Liras (1943), Poemas de la noche y de la tierra (1943), Mi padre el inmigrante (1945), Tres nocturnos (1947), Los espacios cálidos (1952), Círculos del trueno (1953), Tirano de sombra y fuego (1955) , Olivos de eternidad (1961), Retumba como un sótano del cielo (1977), Edades perdidas (1981), Un día muy distante (1987), El solitario viento de las hojas (1990) e Iniciación a la intemperie (1990), la poesía de Vicente Gerbasi revela una aguda sensibilidad en la captación de la sutil emoción del paisaje, una religiosidad que con frecuencia se hace mística, una sensibilidad refinada en el descubrimiento del espíritu de las cosas.

Todo ello dentro de la afirmación de una problemática de profundas resonancias en relación con el hombre, como se puede percibir en Tirano de sombra y fuego, poema que evoca la figura legendaria de Lope de Aguirre y concluye con una escalofriante referencia a nuestro fin: “Cuando nace una flor y sus colores / se hunden en nuestros ojos abismales, / el tiempo va avanzando hacia la muerte / de soles y cometas. / Nuestro mundo que dio música al hombre / y templos para Dios hizo de piedra, / irá girando hacia el eterno frío...”.

Francisco Arias


Videos


 
Jair Muro : <i>Siempre Juntos </i> canción para Venezuela

Jair Muro : Siempre Juntos canción para Venezuela

 
Final Pasión según San Mateo de J. S. Bach

Final Pasión según San Mateo de J. S. Bach

 
Palabras Mágicas Jocelyne Ramniceanu

Palabras Mágicas Jocelyne Ramniceanu

 


Entretenimiento


 
Paul McCartney dice que próximo concierto en Perú será

Paul McCartney dice que próximo concierto en Perú será "fiesta emocionante"

 
Los restos de García Márquez se repartirán entre Colombia y México

Los restos de García Márquez se repartirán entre Colombia y México

 
Venezuela despidió a Mayra Alejandra

Venezuela despidió a Mayra Alejandra

 

blog comments powered by Disqus