Caracas, Jueves, 17 de abril de 2014

Sección: Cultura

ENVIAR A UN AMIGO  |  ENVIAR AL DIRECTOR

La Quimera de Oro en cineCELARG

Jacobo Penzo

Miércoles, 14 de noviembre de 2012







   Foto: Google
CINECELARG3

SÁBADOS SELECTOS

Sábado 17. – 3 p.m. 

ENTRADA LIBRE


LA QUIMERA DEL ORO (The Gold Rush). USA, 1925. 95 min. Director: Charles Chaplin. Guión: Charles Chaplin.
Música:
Max Terr. Fotografía:       Rollie Totheroh  y Jack Wilson (Blanco y Negro).
Intérpretes: Charles Chaplin, Mack Swain, Georgia Hale, Tom Murray, Malcom Waite, Henry Bergman, Betty Morrisey.

Charlot  llega a Alaska como buscador solitario de oro. A lo largo de su recorrido conoce a Georgia (Hale), al bandido Big Jim McKay (Swain) y a Black Larsen (Murray). El film es una comedia muda sonorizada en 1942, que constituye una obra clásica del cine. El realizador con frecuencia dijo que deseaba ser recordado por este film, uno de los mejores de su filmografía. Describe los horrores del hambre y el frío, retrata con precisión la soledad, extrae expresividad de la pantomima y establece que la felicidad se encuentra en los caminos del amor y la solidaridad, no en los del dinero.


CHARLOT  Y LA VULNERABILIDAD

La Quimera del Oro (The Gold Rush 1925) es un film que resume, en alguna medida, todas las habilidades, genialidades y gracia del arte fílmico de Charles Chaplin. Obra de ardua y elaborada realización, cuyo rodaje iba a ser realizado “en locación”, es decir en los paisajes reales en los que se llevó a cabo la épica minera, pero que Chaplin decidió finalmente realizar íntegramente en estudio, muestra lo ajustado y sensato de tal decisión que permitió al realizador un control total sobre todos los elementos de su puesta en escena.

La película es obviamente una fantasía, una reelaboración de unas circunstancias en las que sucumbieron muchos en busca de la instantánea riqueza que otorgaba el descubrimiento de una veta del codiciado metal. Chaplin convierte esa dramática circunstancia en el escenario ideal para su desamparado vagabundo.

Todos los peligros a los que se ve sometido Charlot son superados con gracia, astucia e imaginación, sean ellos el acoso de un enorme oso, el hambre demencial de “Big Jim” o la maldad de Larsen el bandido. No solo eso, el vagabundo también logra revertir el desprecio y la burla de la bella Georgia asistiendo a una fiesta a la que no ha sido invitado, y venciendo a un rival que le disputaba el amor de la muchacha.

Quizás la mayor lección de este film sea mostrar esa capacidad del ser humano de superar cualquier  escollo, por más duro que sea sin perder el humor,  la alegría y el goce de vivir. Una actitud que no complace el gusto de una parte de la crítica, e incluso de algunos espectadores por cierto sentimentalismo que no se compadece con las verdaderas dificultades que debemos enfrentar todos ante los retos que nos plantea la existencia. Dicha crítica se asienta en el carácter simbólico que adquiere el personaje creado por Chaplin, que al convertirse en una suerte de encarnación genérica del hombre no muestra en su verdadera dimensión el costado trágico de la condición humana.

A pesar de ello Chaplin logra encantar a la mayoría con su dominio excepcional del arte del mimo,  y un sentido del humor muy personal y elegante. Todo ello apuntalado por una puesta en escena característica de largos planos fijos, la mayoría de las veces abiertos, dentro de los cuales el director intérprete se desplaza a sus anchas, logrando una efectividad notable gracias, por una parte, a su excepcional manejo del cuerpo, y a la brillante utilización de  elementos escenográficos a los que contribuye una dirección de actores plenamente ajustada al estilo y al tema.

Los innegables logros de este film lo convierten en un clásico de su época, una lección magistral del arte de la comedia norteamericana, con un conjunto de brillantes elementos creativos que contribuyeron a su enorme éxito comercial y de crítica en 1925. En pleno siglo XXI su mensaje no deja de conmovernos.

 

 



Videos


 
Palabras Mágicas Jocelyne Ramniceanu

Palabras Mágicas Jocelyne Ramniceanu

 
Maurice Béjart <i> Ballet por la vida </i>

Maurice Béjart Ballet por la vida

 
<i>Slimtime</i> Tiempo adelgazante

Slimtime Tiempo adelgazante

 


Entretenimiento


 
Falleció la actriz Mayra Alejandra, padecía de cáncer

Falleció la actriz Mayra Alejandra, padecía de cáncer

 
Óscar D´León: Íbamos a estar con Cheo en Acapulco y Dios tenía otra pauta

Óscar D´León: Íbamos a estar con Cheo en Acapulco y Dios tenía otra pauta

 
Festival de Teatro de Caracas ofrece múltiples actividades en esta Semana Santa

Festival de Teatro de Caracas ofrece múltiples actividades en esta Semana Santa

 

blog comments powered by Disqus