Caracas, Domingo, 20 de abril de 2014

Sección: Cultura

ENVIAR A UN AMIGO  |  ENVIAR AL DIRECTOR

Los Altares Mágicos de Mario Abreu

Franklin Fernández

Martes, 17 de septiembre de 2002

"Un objeto mágico no se puede ver con la misma comodidad con que se observa una obra cinética. Sin embargo, existe un grupo de jóvenes poetas que admiran mi obra, así como algunos intelectuales de la burguesía".
Mario Abreu.

"Todos venimos de Mario. Esto nadie lo sabe, ni yo mismo lo sabía. Ojalá pueda ser consecuente con las enseñanzas del maestro".
Javier Téllez.

Mario Abreu (1919-1993), constituye un núcleo singular y a la vez general de cuanto ha sido nuestra pintura. Mago inconfundible del color, brujo y hechicero de la poesía, prestidigitador de los objetos más sencillos y humildes, susurrador de supersticiosas verdades y, sobre todo, poeta admirablemente sensible entre los poetas: "Yo, Mario Abreu, considero que en un país donde no existen críticos especializados, vienen a ser los poetas los más cercanos a una genuina interpretación de mi plástica. Una de las fallas de la pintura venezolana ha sido la poca comunicación entre artistas plásticos y poetas, que son los más próximos a un estado de revelación del inconsciente". 1.

Es mucho lo que se puede y debe decir de este gran artista venezolano, dotado de una conciencia clara y lúcida, instintivamente fiel a sus orígenes: "Para plantearse un problema de expresión de un lenguaje latinoamericano se requiere una gran cultura vivencial. Yo puedo hacerlo porque tengo la ambición y el deseo de ser un pionero dentro de este mundo... Mis obras están ligadas, en lo plástico, a una geografía, concretamente la venezolana, que me atañe desde todos los puntos de vista. Y en el orden universal, a la trascendencia o alcance que pudiera tener la intención del contenido en la obra. Por lo general trato de expresar las enormes conmociones de este continente joven y de un pueblo joven, como el nuestro". 2. Incomprendido por muchos, tal vez imprecisable, más inimaginablemente intrincado y oscuro para comprenderlo. Pero no todo es oscuridad, espectros y fantasmas.

La obra plástica de Mario Abreu se anunció con destreza y coloridos desde finales de la década de los cuarenta. La búsqueda de un lenguaje estético propio, lo lleva a redescubrir la magia y la poesía como un camino para lograr la comunicación física y espiritual con los otros. Testimonio de un hallazgo certero y fundamental para nuestra cultura.

Los "Objetos Mágicos" de Abreu, llamados también "Santerías", confirmaron sus promesas con gran estilo. Se presentaron como humildes santuarios o altares, que no tienen nada que envidiarle a las majestuosas Catedrales del Renacimiento. Anita Tapias dice al respecto: "En estos objetos, el autor híbrida elementos de nuestra cultura popular, objetos de uso cotidiano que remiten a la santería. En esta primera serie, Abreu distribuye todos los materiales a manera de altares. Las obras se transforman entonces en capillas que albergan signos y huellas de una cosmogonía que le es propia" 3.

Mario Abreu. Objeto Mágico.1967.
Yo Mario, el saltaplaneta.

Como las hermosas cajas de Joseph Cornell, Abreu traza un itinerario espiritual simbólico, intimista. Se apodera a través de viejos sortilegios, encantamientos, embrujos, hechizos, ensalmos, extrañas alucinaciones y conmovedores exorcismos, de nuestro común colectivo.

Ante un objeto mágico nos queda sólo guardar silencio. Nos apretamos al cuerpo para consolar el alma en pena de sus personajes. Contemplamos, oramos, rendimos tributo a fantasmas materializados en muñecas.

Los objetos mágicos constituyen un enjambre de icónicos que irradian poderío místico. Son y no son al mismo tiempo, porque aparecen en función del poder sobrenatural que los mantiene vivos y cuya naturaleza es esencialmente desconocida. Lo cierto es que cuando un observador merodea en torno a éstos; vale decir excéntricos, extraños, embrujados objetos, se enfrentan a una infinidad de lecturas; muchas de las cuales son vírgenes aún, como complemento universal y cósmico de un acertijo sobrenatural, sutil y enigmático.

En este sentido, Abreu se expresa mediante cajas que aglomeran objetos y desechos, donde se acumulan visiones, signos, evocaciones, sonoridades, estados de animo. No tiene otra finalidad que la de representar instantes de un mundo perdido, y de transmitir la materialización de nostalgias, de obsesiones y deseos, frustraciones o alegrías, que sospechamos en el origen de toda creación: "Busco a través de las ordenaciones plásticas y de los contrasentidos, y en las oposiciones de fuerzas, develar el acto mágico; sacrificando los estados complacientes para crear fuerzas vivas y de esta manera animar los objetos; en ellos aporto la evidencia de mi propia demarcación en la geografía física y psíquica, no cerrándome las puertas al universo y aceptando mi alineación activa, ni evadiendo mi realidad... Construyo mis propios santuarios desvirtuando las viejas santerías. Soy la multitud en mi propio devenir". 4.

La obra de Abreu, no sólo guarda el símbolo por antonomasia de nuestra cultura de la intimidad: las muñecas. Sino un conjunto de elementos simbólicos que aluden al erotismo, a la feminidad, a la santería, a la religión, a la guerra, a la muerte, a la poesía, a lo supersticioso, a lo místico, a lo sagrado, etc, en composiciones que se esfuerzan por mantener el orden, aunque los motivos que la habitan permanecen en un aparente caos. Extractores de conciencia para purificarnos, amuletos contra el mal de ojo, espejos para las impurezas, ajedrez para los amantes de los sortilegios, cucharas que irradian luz propia para los ciegos de espíritu, ganchos para colgar el mal de los pecadores, en fin. Rituales ancestrales que sobreviven al conjuro del átomo y al maleficio del mundo de la tecnología.

Mi admiración por Mario aumenta a través de los años. Quizá se deba a la sencillez, a la simplicidad y la síntesis de su poética. Su obra es siempre expresión de algo real, sea mágico o no, como una necesidad al referente natural, de conjurar el miedo a lo misterioso y al objeto inmaculado.

En estos cajones circulares y rectangulares, concebidos para combinarse componiendo una escultura de pared o un cuadro con volumen, la unión y comunión icónica y poética es inmediata: sonetos visuales, elegías simbólicas, odas esotéricas, compuestas a través de elementos naturales como conchas, caracoles, plumas, piedras y maderas. Y de elementos artificiales como tenedores, cerraduras, flores de cera o cuerpos de muñecos. Magia a través del arte y viceversa.

En general, los objetos son lo que habitual o provisoriamente guarnecen nuestros refugios. Aun más cuando el objeto es mágico, suministra seguridad y afectividad. Fetiches que nos protegen y liberan de nuestras nostalgias pasajeras; como cuando la piñata anuncia cumpleaños y existe la alegría.

En resumen, los objetos mágicos de Abreu constituyen un conjunto bastante homogéneo a pesar de la diversidad de las propuestas. Diversidad que nos permite apreciar la doble función de texturas y materias coloreadas que nos confirman su soterrada vocación simbólica. Sólo el gran arte tiene el poder de subvertir lo impuesto, de fracturar lo establecido y contribuir a la creación de nuevas proposiciones. Mario Abreu fue "El Gran Exorcizador de Maleficios", el curandero vital de nuestras almas, el sabio, el hombre que fracturó las propuestas tradicionales de nuestra cultura, con una obra que modificó y transformó nuestra manera de comprender y apreciar la realidad.

Mario Abreu: "Extractor de Conciencia".
Citas

1. Mario Abreu: En "Textos sobre Arte. (Venezuela 1682-1982).". Francisco Da Antonio. Monte Avila Editores. C.A. Galería de Arte Nacional. Caracas 1980. Pág. 301.

2. Ibídem, Pág. 298.

3. Anita Tapias: "El metabolismo simbólico de Mario Abreu". G.A.N.

4. Ibídem, Pág. 300.

Artista plástico y poeta
frank_manimal@hotmail.com


Videos


 
Jair Muro : <i>Siempre Juntos </i> canción para Venezuela

Jair Muro : Siempre Juntos canción para Venezuela

 
Final Pasión según San Mateo de J. S. Bach

Final Pasión según San Mateo de J. S. Bach

 
Palabras Mágicas Jocelyne Ramniceanu

Palabras Mágicas Jocelyne Ramniceanu

 


Entretenimiento


 
Paul McCartney dice que próximo concierto en Perú será

Paul McCartney dice que próximo concierto en Perú será "fiesta emocionante"

 
Los restos de García Márquez se repartirán entre Colombia y México

Los restos de García Márquez se repartirán entre Colombia y México

 
Venezuela despidió a Mayra Alejandra

Venezuela despidió a Mayra Alejandra

 

blog comments powered by Disqus