Caracas, Domingo, 20 de abril de 2014

Sección: Bitblioteca

ENVIAR A UN AMIGO  |  ENVIAR AL DIRECTOR


Del Guárico

6 de marzo de 2001

A través de su Bitácora y su Manual de ociosidades, Valentina Quintero ha venido fabricando un país de rostro amable, premiado con playas, ríos y montañas, pero especialmente con gente laboriosa e imaginativa. No es del todo un invento ese gran mapa de parajes atractivos que dibuja nuestra querida exploradora, pero a veces su lectores transitan por paisajes que no parecen calzar en ese mapa, lugares que ni a empujones aceptarían la dulce mirada que Valentina suele posar sobre el país.

Este es el comentario de un llanerazo de apellido Quintana que trabaja como vigilante en unas tierras cercanas a Calabozo, en el Estado Guárico. Por ahí mismo queda la finquita de Alejandro López , alias Tamanaco, quien junto a María Maduro trata de echar adelante, con un esfuerzo descomunal, una siembra de parchitas y un criadero de cerdos.

Quintana es vecino de Ortiz, pero pasó su vida de las fincas de llano adentro entre Las Mercedes y Cabruta en las riberas del Orinoco. Bebe aguardiente, va armado, juega caballos, y colecciona la columna de Valentina Quintero, porque «pronto me iré de viaje, a visitar todos esos sitios que ella nombra, ya me cansé del llano, voy a hacer como hicieron todos los guariqueños, se fueron y se olvidaron de esto».

Este fue el tenor de su letanía en el trayecto que separa a San Juan de Los Morros de Calabozo, un domingo por la tarde. Sostiene Quintana que el Guárico dio a Venezuela mucha gente importante, pero esa gente se fue a Caracas y se olvidó del llano. Dice con mucha convicción que los tachirenses siempre vuelven a San Cristóbal, a Rubio, a La Grita, a Pregonero, crean editoriales, universidades, y ateneos.

Los trujillanos siempre vuelven a Boconó y a Valera. Los merideños nunca se van de Mérida. Los maracuchos son los más regionalistas. Los margariteños se ocupan de Juan Griego y de Porlamar. Los escritores y artistas de Guayana tienen al estado Bolívar como tema. Hasta Lusinchi y los clarinenses se ocuparon de Clarines.. No hay sino que ver el Manual de ociosidades para ver cómo se quieren esos estados…

¿Pero para acá quien viene? —se queja Quintana—. Aquí no vienen ni los guariqueños. Y los guariqueños ni hablan del Guárico. Se fueron para Caracas y nos olvidaron…

Los notables del Guárico

Quiso el azar que un paseo dominical se convirtiera en un curioso inventario. Quiso Quintana llenarnos la libreta de nombres célebres del Guárico. Una manera de recordar que ese inmenso estado central que limita con otros siete estados del país ha aportado una larga legión de figuras públicas , y que este aporte no se ha revertido significativamente en el destino de la región

No crea usted que nuestras únicas figuras célebres son Juan Germán Roscio y Francisco Lazo Martí, porque de aquí también salió Antonio Estévez y su cantata, el sabio médico Juan Francisco Torrealba que recetaba desde su hamaca y fue vital en la lucha contra el Chagas. De Macaira es José Ramón Medina, de Zaraza Pedro Sotillo y de San Juan Víctor Manuel Ovalles el abuelo de Caupolicán, el hombre de la Gran Papelería.

De Zaraza son nada más y nada menos que Rodolfo y Federico Moleiro, una familia de músicos y poetas. De ahí Pedro Berroeta, Santiago y José Ángel Ron, Manuel Egaña y Sánchez Rizo, ministros y jueces. Políticos notables dio el Guárico como Antonio Ledezma, Jorge Dáger y Ricardo Montilla. El Dr. y General Roberto —el tuerto—Vargas, Ana Luisa Llovera, el Chino Valera Mora, Ernesto Alvarenga, Isaías Rodríguez, Pedro del Corral, Argenis Rodríguez, Adolfo Rodríguez, y el poeta Ángel Eduardo Acevedo, el de la famosa definición: «Cultura es todo lo que no es verdor».

No. No cierre la libreta, que nos faltan Mario Torrealba Lossi y Chucho Valedón de Altagracia de Orituco, los Pantin de Villa de Cura, Manuel Peñalver, Freddy Muñoz y Simón Muñoz de Tucupido. No nos olvidemos de Julio de Armas, de Saúl Alvarado y de Simón Díaz que es de la frontera con Aragua, ponga ahí los nombres de Ángel Bernardo Viso y Rubén Carpio Castillo.

¿Usted está seguro de que toda esta gente es guariqueña?

Estoy bastante seguro, me puedo haber pelado en uno o dos, contestó. Pero esa lista está incompleta, ahí falta mucha gente, pero veo que usted ya está impaciente y estamos llegando a Calabozo. ¿Usted cree que este Estado que ha dado tanto durante tanto tiempo merece estar en esta forma, en este abandono?

¡¡¡Dígale a Valentina Quintero que venga un día y le mostraré lo poco bueno que va quedando!!!

 


Pablo Antillano en La BitBlioteca

blog comments powered by Disqus

 

Juegos Gratis


Empire
  Fórmula Racer
 
       
Galaxy
  Mina de Diamantes