Caracas, Domingo, 20 de abril de 2014

Sección: Bitblioteca

ENVIAR A UN AMIGO  |  ENVIAR AL DIRECTOR


Programa de gobierno

Presentado en el Hotel Caracas Hilton el 22 de mayo de 2000

Índice

  1. Equilibrio Político: Para la República Bolivariana de Venezuela . Construyamos la Democracia Bolivariana
  2. Equilibrio Económico: Para la República Bolivariana de Venezuela. Desarrollemos la Economía Productiva
  3. Equilibrio Social: Para la República Bolivariana de Venezuela. Alcancemos la Justicia Social
  4. Equilibrio Territorial: Para la República Bolivariana de Venezuela. Ocupemos y Consolidemos el Territorio
  5. Equilibrio Internacional: Para la República Bolivariana de Venezuela. Fortalezcamos la Soberanía en la Integración Multipolar

Presentación

Cumpliendo con el compromiso asumido con el pueblo venezolano en las elecciones presidenciales de 1998, en 1999 iniciamos una revolución pacífica y democrática. En menos de un año transformamos el marco constitucional del país y dimos cumplimiento al ofrecimiento de una nueva Constitución la cual es reconocida como una de las más avanzadas del mundo. Como resultado de este proceso, hoy vamos a la relegitimación de todos los poderes, lo cual da paso a una nueva era constitucional. En este documento presentamos al pueblo venezolano una propuesta para continuar la revolución.

La propuesta que nos invita a participar activamente en la fundación de la nueva República, consta de cinco secciones:

  1. En lo político nos convoca a construir la Democracia Bolivariana
  2. En lo económico nos llama a desarrollar la economía productiva
  3. En lo social nos invita a alcanzar la justicia social
  4. En lo territorial nos insta a ocupar y consolidar el territorio
  5. En lo internacional nos exige fortalecer la soberanía en la integración multipolar.

En el plano político, nuestra propuesta fundamental es hacer una revolución democrática, en forma pacífica y por medios democráticos. Por ello, los importantes avances logrados con una nueva Constitución que define el marco general de las relaciones del Estado con los ciudadanos, deben profundizarse: Se requiere institucionalizar la V República; se requiere cristalizar el Estado democrático, social, de derecho y de justicia.

El logro de los equilibrios macroeconómicos y la reactivación del aparato productivo son condiciones indispensables para una mejor distribución del ingreso. La disminución de la inflación, la estabilidad del bolívar, las altas reservas internacionales y el crecimiento de los precios petroleros constituyen una plataforma necesaria, pero no suficiente para alcanzar la justicia social. El cambio estructural de una economía rentista a otra de tipo productivo permitirá mejorar de manera rotunda la calidad de vida de la mayoría de los venezolanos. Esto se logrará a través de un gran impulso a la agricultura, la industria, el comercio, el turismo y la construcción de infraestructura, lo cual permitirá la masiva creación de empleos.

La búsqueda del equilibrio social se encuentra orientada no sólo a corregir las enormes diferencias que afectan a nuestra sociedad con su gran carga de exclusión e injusticia social, sino que se orienta al desarrollo pleno del ciudadano en los aspectos relacionados con el ejercicio de la democracia; es decir que la esencia de esta revolución democrática consiste en lograr, a través de la reivindicación y recuperación del espacio público, la vinculación de lo meramente político con todas las decisiones que afectan su vida en el día a día.

El equilibrio territorial no puede verse aisladamente del desarrollo social y económico. La abstracción que representan las magnitudes económicas no pueden tampoco hacernos olvidar que la vida de las personas y la actividad de las empresas tiene un fuerte anclaje en el espacio. Y, de hecho, cada modelo de desarrollo se plasma en una forma específica de ordenamiento territorial. El adecuado uso y ocupación del territorio nos permitirá mejores condiciones para los venezolanos.

La diplomacia venezolana es observada con sumo interés y respeto en todas partes del mundo, por su dinamismo, su apego a las normas del derecho internacional y por su disposición a promover un mundo multipolar y solidario. Venezuela ha puesto particular énfasis en su soberanía nacional, en el fomento de la integración y en la revalorización del diálogo.

Logrados avances importantes en los aspectos políticos del proceso constituyente, se hace necesario profundizar en medidas y acciones dirigidas a mejorar sustancialmente la calidad de vida de la mayoría de los venezolanos. El cumplimiento de este programa garantiza, entre otros propósitos, el reconocimiento y pago de la deuda social acumulada y sienta las bases del desarrollo y la modernización de Venezuela.

Equilibrio Político: Para la República Bolivariana de Venezuela . Construyamos la Democracia Bolivariana

  1. La Revolución Democrática

    En el plano político, nuestra propuesta fundamental es hacer una Revolución Democrática, en forma pacífica y por medios democráticos. Con ello pretendemos transformar el marco institucional, dentro del cual los actores económicos, políticos y sociales hacen sus planes y toman sus decisiones; marco institucional que estaba caracterizado por el dominio de las cúpulas de los partidos políticos tradicionales que, a su vez, controlaban los diferentes poderes del Estado en casi todos los ámbitos territoriales, tanto nacional como regional y local. Una pequeña elite de los partidos tradicionales, decidía quienes ocuparían los cargos para ser miembros de la Corte Suprema de Justicia, el Fiscal General de la República, el Contralor General de la República y los directivos del Consejo Supremo Electoral, ahora Consejo Nacional Electoral. Esos mismos cogollos decidían sobre el comportamiento de las fracciones políticas en el Congreso e influían decisivamente en las decisiones de la Corte Suprema de Justicia. Con lo que, en la práctica, quedaba cercenada la división de poderes. Esto impidió una sana y dinámica relación entre los diversos actores de la la vida nacional. Las decisiones de carácter e interés nacional eran sometidas al tutelaje de las direcciones partidistas, sin que sobre éstos existiera algún control efectivo por parte de la sociedad venezolana. El alto grado de concentración de poder, combinado con un Estado que ha manejado y maneja grandes recursos provenientes del negocio petrolero, trajo consigo la generación de corruptelas, compadrazgos y clientelismo, erosionándose el desarrollo democrático de la vida nacional.

  1. La Transformación del Marco Institucional

    Por ello se hizo necesario cambiar el macromarco institucional, mediante una Asamblea Constituyente que dotara a la Nación y al Estado de una nueva Constitución y relegitimara los poderes del Estado, para lo cual era necesario establecer contrapesos entre los diferentes poderes tanto en el plano nacional, Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial como en el espacial, nivel nacional, estadal y municipal. Que a su vez estuviesen controlados por el poder de los ciudadanos a través del establecimiento de mecanismos de participación y la transparencia en el ejercicio de las funciones públicas.

    Hoy día ese proceso constituyente se ha cumplido, se han ido desplazando las antiguas elites políticas, corruptas e ineficientes, con un mínimo de turbulencia, mucho menor de la que cabría esperar. Contamos con una nueva Constitución que ha sido aprobada por primera vez en la historia de Venezuela mediante referéndum, con la participación voluntaria del electorado.

    ?Según la Constitución de 1999 Venezuela se constituye en un Estado democrático y social de Derecho y de Justicia, que propugna como valores superiores la libertad, la justicia, la igualdad, la solidaridad, la democracia, la responsabilidad y en general, la preeminencia de los derechos humanos. Cuyos fines esenciales son la defensa y el desarrollo de la persona y el respeto a su dignidad, el ejercicio democrático de la voluntad popular, la construcción de una sociedad justa y amante de la paz, la promoción de la prosperidad y bienestar del pueblo y la garantía del cumplimiento de los principios, derechos y deberes consagrados en la Constitución (Artículos 2 y 3). Ello implica que las organizaciones del Estado deben estar orientadas al logro de tales finalidades, por lo que establece que la Administración Pública está al servicio de los ciudadanos y se fundamenta en los principios de honestidad, participación, celeridad, eficacia, transparencia, rendición de cuentas y responsabilidad en el ejercicio de la función pública, con sometimiento pleno a la Ley y el Derecho. Los ciudadanos tienen derecho a ser informados oportuna y verazmente por la Administración Pública, sobre el estado de las actuaciones en que estén directamente involucrados, y a conocer las resoluciones definitivas que se adopten sobre el particular. Así mismo tienen acceso a los archivos y registros administrativos, sin perjuicio de los límites aceptables dentro de una sociedad democrática (Artículos 141 y 143).

    La Constitución establece:

    Un Poder Judicial autónomo e imparcial donde el ingreso a la carrera judicial y el ingreso de jueces y juezas se haga por concurso de oposición pública, que asegure la idoneidad y excelencia de los participantes. Para evitar la partidización del Poder Judicial, los magistrados, jueces, fiscales del Ministerio Público, defensores públicos, mientras estén en el ejercicio de sus funciones, no podrán, salvo el ejercicio del voto, llevar a cabo activismo político, partidista, gremial, sindical o de índole semejante. (Cap. III, arts). Del 253 al 272)

    Un Poder Ciudadano, ejercido por el Consejo Moral Republicano integrado por el Defensor del Pueblo, el Fiscal General y el Contralor General de la República, orientado a "prevenir, investigar y sancionar los hechos que atenten contra la ética pública y la moral administrativa; velar por la buena gestión y la legalidad en el uso del patrimonio público, el cumplimiento y la aplicación del principio de legalidad en toda la actividad administrativa del Estado…" (art. 274 de la Constitución), Con ello se ejerce control sobre los actos del Estado.

    Un Poder Electoral que "… garantice igualdad, confiabilidad, imparcialidad, transparencia y eficiencia de los procesos electorales, así como la aplicación de la personalización del sufragio y la representación proporcional" (art. 293 de la Constitución). Ello contribuye a crear la necesaria relación entre la actuación de la administración, el gobierno y el castigo o premio que puedan otorgarle los electores.

    La elección de los funcionarios que van a dirigir a éstos Poderes, se realiza mediante el principio del que postula no elige y el que elige no postula, fórmula necesaria para reducir la concentración de poder que imperaba en el régimen de la IV República; una vez hechas las postulaciones por el Comité de Postulaciones respectivo, la Asamblea Nacional los elige sobre la base de una mayoría calificada.

    La Constitución establece un Poder Legislativo, constituido por una sola Cámara, la Asamblea Nacional que le comunica mayor agilidad y velocidad de respuesta. Los diputados y diputadas están obligados a dar cuenta anual a sus electores y estarán sometidos al refrendo revocatorio.

    En el Poder Ejecutivo se crea la figura de la Vicepresidencia Ejecutiva como órgano directo y colaborador inmediato del Presidente de la República, con lo que se descongestionan sus funciones. (art. 238 al 241)

    Se crea el Consejo de Estado, que es el órgano superior de consulta del gobierno, en aquellos asuntos donde el Presidente de la República requiera de su opinión (art. 251), que estará presidida por el Vicepresidente de la República y estará conformado por cinco personas designadas por el Presidente de la República, la Asamblea Nacional, el Tribunal Supremo de Justicia y un gobernador designado por el conjunto de mandatarios estadales. (art.252)

    Se crea el Consejo Federal de Gobierno presidido por el Vicepresidente Ejecutivo, como órgano encargado de la planificación y coordinación de políticas y acciones para el desarrollo del proceso de descentralización y transferencia de competencias del Poder Nacional a los Estados y Municipios. (art. 185). Sentando las bases de un federalismo cooperativo que estimule una acción armoniosa entre los diferentes poderes nacional, regional, y municipal.

    Se amplían los derechos civiles, políticos, sociales y de la familia, culturales, económicos y ambientales (Título III) y se garantiza constitucionalmente los Derechos Humanos firmados por la República, el respeto y garantía de los mismos son obligatorios para los órganos del Poder Público. Con ello se es consistente con la idea de un Estado Social de Derecho y de Justicia.

    Todo esto aunado a los elementos de democracia participativa que introduce la Constitución: elección de cargos públicos, el referéndum, la consulta popular, la revocatoria del mandato, el cabildo abierto, entre otras; colocan a los organismos del Estado dentro de un ambiente que los obliga a actuar en función de la ciudadanía.

    Ello conduce a estructurar un sistema institucional que garantice la satisfacción de las necesidades de la población, la correspondencia entre los requerimientos de los diferentes sectores de la ciudadanía y la respuesta que la propia sociedad y los organismos del Estado le den, en eso consiste precisamente el equilibrio político.

    Para lograrlo es necesario, a su vez, la estructuración de un sistema político que:

    Garantice la participación de los diferentes sectores de la vida política, en condiciones de simetría (de igualdad real, no sólo formal), de manera que pueda establecer sus requerimientos y demandas al sistema político. Para ello es necesario la democratización de los organismos de intermediación entre la sociedad y el Estado, partidos políticos, asociaciones gremiales, ONGS y organizaciones de intereses. De allí la necesidad de desarrollar lo que en ese sentido está expresado en la Constitución Bolivariana, mediante un sistema de leyes en las que se estipulen los términos de la democratización de esos organismos de intermediación, que evite, que limite, la tendencia a la oligarquización de las organizaciones voluntarias o "cogollización" de las mismas, lo que Robert Michells llamó la Ley de Hierro de la Oligarquía. Que regule la participación ciudadana, en la cual los poderes del Estado, Ejecutivo, Legislativo y Judicial, nacional, regional y municipal, se constituyan en organismos proactivos de los procesos de participación. Ello no solamente está basado en sólidos principios de justicia sino que a su vez garantiza la gobernabilidad del sistema.

    Como complemento, es necesario que existan sistemas de información que permitan que los diferentes sectores puedan expresarse libremente.

    Todo ello se desarrollará dentro de un ambiente que garantice que las controversias surgidas entre la ciudadanía y entre ésta y el Estado, se resuelvan con justicia mediante un Poder Judicial autónomo e imparcial, lo que obliga éste último a actuar conforme a derecho, sin arbitrariedades. Esto es un elemento fundamental que garantiza un verdadero Estado de Derecho, con plena garantía de la seguridad jurídica.

    Para que el sistema funcione en forma equilibrada y dé respuestas oportunas y eficientes, es necesario que los diferentes órganos del Estado, tengan un acción transparente en función de resultados y no de procedimientos administrativos engorrosos. Que cuenten con un personal de carrera fundamentado en la meritocrácia y no amparado en principios clientelares, ya sean personales, partidistas y/o sindicales. Por ello La Constitución establece que, con sus excepciones, los cargos de los órganos administración pública son de carrera. El ingreso a ella es por concurso público fundamentado en principios de honestidad, idoneidad y eficiencia. El ascenso estará sometido a métodos científicos, basado en el sistema de méritos y el traslado, suspensión y retiro será de acuerdo a su desempeño. (art. 146). Con lo cual se fundamente constitucionalmente la carrera administrativa sobre principios meritocráticos y no de clientelísmo político.

  2. Organismos de Transición

    Entre el cese de las funciones de la Asamblea Constituyente y las elecciones nacionales para elegir las instituciones conforme a la Constitución Bolivariana, quedaba un vacío que debía ser llenado, sobre el cual no existía previsión y el Estado no podía paralizarse. Fue así como la Asamblea Constituyente eligió para que funcionara en forma transitoria hasta que se instalara la Asamblea Nacional, al Fiscal General, Contralor, Defensor del Pueblo, directivos del Consejo Nacional Electoral y Comisión Legislativa.

    Esto ha sido muy criticado, pero hasta después de las elecciones, no existen interlocutores legítimamente válidos, el único órgano elegido democráticamente es la Asamblea Constituyente, a ella corresponde decidir sobre cómo llenar ese vacío institucional.

  3. La Institucionalización de la V República

    Una vez concluidas las megaelecciones, se deja atrás el proceso de transición institucional, en el que era necesario definir al adversario, las elites corruptas e ineficientes del puntofijismo, aislarlas, segregarlas y desplazarlas. Lo que se logró pacíficamente, con métodos democráticos y con un mínimo de tensiones sociales y de perturbaciones en la vida institucional.

    Ahora entramos en el período de institucionalización de la V República. Serán elegidos los miembros del Tribunal Supremo de Justicia; del Poder Ciudadano, Fiscal General, Contralor General y Defensor del Pueblo; del Poder Electoral, conforme a la normativa de la Constitución Bolivariana. Lo que implica, contrariamente al proceso anterior, mecanismos de negociación entre los sectores representados en los diferentes organismos de los Poderes del Estado, legitimados mediante el proceso eleccionario y actuando dentro de las reglas del juego establecidas en la Constitución.

    Habrá que promulgar un conjunto de leyes que complementen el proceso de institucionalización, a saber:

    Ley Orgánica de Administración Pública, que establezca las bases sobre las cuales se regirá el sistema administrativo del Estado, que tenga como base lo establecido en los artículos 141 y 143 de la Constitución. Que le de mayor flexibilidad y la coloque en condiciones de actuar en función de resultados y no de procedimientos. Las modernas Administraciones Públicas establecen para ello Compromisos Nacionales de gestión o su equivalente, mediante los cuales los diferentes organismos de la AP se comprometen al logro de determinados objetivos.

    Ley de Carrera Administrativa, donde se regula el ingreso, ascenso y eventual retiro sobre la base de la meritocracia y el desempeño individual de los funcionarios, en correspondencia con el artículo 146 de la Constitución. Para lo cual la tendencia de las modernas administraciones públicas establecen compromisos de desempeño individual, mediante los cuales los funcionarios se comprometen, a través de acuerdos negociados, al logro de determinadas metas y son evaluados sobre la base del logro de los mismos.

    Ley Orgánica de Hacienda Pública, ley Orgánica de Régimen Presupuestario, cuyo objeto deberá ser lograr una mayor flexibilidad presupuestaria, para que esté en función de los planes de desarrollo y no a la inversa, como ha venido sucediendo.

    Ley del Consejo Federal de Gobierno y Ley de Descentralización, para normar el funcionamiento de un Federalismo Cooperativo que permita establecer relaciones armoniosas entre los Poderes Nacional, Regional y Municipal, para que cada uno cumpla las funciones que le correspondan en atención a los intereses generales del Estado, concebido como un todo. Problemas no resueltos por las sucesivas constituciones, desde la de 1924, que consagra un régimen centralista en el país, hasta la de 1961.

    Como parte de la transformación del marco institucional habrá que hacer énfasis en la simplificación de procedimientos administrativos y prestar especial atención a la transformación de aquellos procedimientos que han sido fuente de corruptelas y que tienen que ver con los trámites que más directamente relacionan al ciudadano con el Estado: Sistema de registro de vehículos automotores, concesión de placas de automóviles, licencias de conducir; sistema de identificación ciudadana, expedición de cédulas, pasaportes, registro e ingreso de extranjeros; sistema de aduanas; sistema de registro de nacimientos, defunciones y sus respectivas partidas, sólo para citar algunos muy significativos:

    Habrá que modernizar el funcionamiento de una Administración Pública atrasada, que funciona con métodos que podrían calificarse de "artesanales", mediante la utilización de herramientas modernas de gerencia entre las que cabe destacar la automatización e informatización.

  4. El Estado que queremos

    Para dar cumplimiento al mandato Constitucional de constituir un Estado Democrático, Social, de Derecho y de Justicia, que tenga como finalidad esencial la defensa y el desarrollo de la persona y el respeto a su dignidad, el ejercicio democrático de la voluntad popular, la construcción de una sociedad justa, amante de la paz, la promoción de la prosperidad y bienestar del pueblo y la garantía del cumplimiento de los principios, derechos y deberes reconocidos y consagrados en la Constitución.

    Hay que dotar al Estado, visto ahora como conjunto de órganos, de las capacidades necesarias para poder adaptarse a los profundos y variados cambios ocurridos tanto en su ambiente exterior, la sociedad internacional, como en las relaciones básicas entre él y su sociedad. De manera de garantizarse una relativa autonomía frente a su ambiente exterior, no estar sometido pasivamente a las exigencias de los sistemas internacionales, que pueda desarrollar modalidades de adaptación, para poder ser creador de su propio destino y lograr la satisfacción de las necesidades fundamentales de la población en los planos económicos, políticos y sociales, que sea garantía de niveles aceptables de calidad de vida para la ciudadanía.

    Para ello se requiere desarrollar un marco institucional como el que hemos descrito, en el cual el Estado, pueda estar en permanente intercambio con la sociedad, de forma de introducir ágil y oportunamente los correctivos a que halla lugar, en un proceso permanente de adaptación y aprendizaje, para poder ser competitivos frente a su propia sociedad y a las sociedades internacionales.

    Ello requiere de un Estado que sea más rector y director de políticas que ejecutar, que le permita ser la maquinaria capaz de conducir a la sociedad venezolana, en permanente intercambio con ella, al logro de una sociedad justa, donde el ser humano, uno y cada uno de los habitantes de Venezuela, sea el centro de preocupación del sistema.

Equilibrio Económico: Para la República Bolivariana de Venezuela. Desarrollemos la Economía Productiva

I.- DINÁMICA DE LA ECONOMIA VENEZOLANA

I.1 Monoproducción y concentración han signado la sociedad venezolana

La sociedad venezolana se sigue caracterizando por la presencia de un Estado cuya capacidad para administrar los recursos de la explotación petrolera determina en gran medida lo que ocurre internamente en el país. La dependencia del petróleo permanece como un rasgo estructural que determina la orientación de la economía nacional.

La dinámica de la economía venezolana ha estado decisivamente vinculada al excedente generado por los escasos productos de exportación, habiéndose pasado de la monoproducción agroexportadora a la monoproducción petroexportadora.

Esta realidad había hecho que en los últimos 40 años se hubiera desarrollado un modelo de crecimiento atado al devenir de la industria petrolera que convencionalmente se ha denominado economía rentística, donde el Estado actuaba como correa de transmisión entre la renta petrolera y las necesidades de consumo e inversión del sector no petrolero de la economía nacional. La magnitud de esta renta y el dinamismo inicial en su tasa de crecimiento posibilitó una acelerada, aún cuando, imperfecta modernización de la sociedad venezolana.

No obstante, a partir de los setenta se observaba una sustancial merma en la capacidad dinamizadora de la renta petrolera atribuible, por un lado, a una menor apropiación de la misma por parte del Estado y una pérdida de su eficiencia y, por el otro, a una baja de su magnitud en términos reales.

I.2 El Sector Petrolero

A pesar de esto, recientemente, con los convenios de asociación, se reforzó el estilo monoproductor petrolero de la economía venezolana orientando inmensos recursos hacia actividades que generan poco empleo, exiguo valor agregado y atienden mercados fluctuantes. Este sector genera un bajo nivel de empleo en el país, cercano al 1 % del total, tiene una contribución al Producto Interno Bruto próxima al 25%, pero aporta más del 70% del valor de las exportaciones.

La llamada apertura petrolera se había convertido, en parte, en un capítulo contemporáneo de una política concentradora de riqueza, poder y población. Este modelo no puede modificarse sino con una profunda transformación estructural de la economía venezolana, la cual se ha iniciado con la aprobación de la nueva Carta Magna emanada del proceso constituyente.

El binomio de concentración y monoproducción dibujaba el mapa social y económico de la Venezuela actual. El tránsito del modelo rentista al productivo estuvo permanentemente mediatizado, tanto por el tipo de inserción internacional como por las políticas económicas implantadas en nuestro país.

Frente a esta situación hemos comenzado a dar respuestas por cuanto consideramos que, estructuralmente, existen posibilidades y condiciones para impulsar, a corto plazo, fuentes complementarias de riqueza. Entre los sectores que pueden contribuir en esta dirección destacan el sector de bienes de consumo esenciales, el de servicios esenciales y gobierno; tales sectores se caracterizan por una alta contribución al empleo nacional, aproximadamente un 80% de la población, y por una significativa contribución al Producto Interno Bruto, superior al 50% del total. Son sectores principalmente de carácter endógeno con baja contribución a las exportaciones nacionales pero con amplios efectos multiplicadores. Una política expansiva en este sector debe estar estrictamente coordinada con la política macroeconómica orientada hacia la producción.

I.3 Necesidades básicas insatisfechas

Una evidencia, no obstante los esfuerzos del gobierno del Presidente Chávez, del escaso desarrollo de los sectores productivos se observa en algunos indicadores de consumo nacional. De las necesidades alimentarias totales de Venezuela, aproximadamente un tercio es de producción local, un tercio se importa y el otro tercio debe contabilizarse como hambre, desnutrición y necesidades básicas insatisfechas, a pesar de que somos un país con tierras de primera, recursos hídricos y capacidad técnica y laboral, que bien pudiera satisfacer sus requerimientos alimentarios y de producción de materias primas.

II.- UNA ECONOMIA HUMANISTA, AUTOGESTIONARIA Y COMPETITIVA

El ser humano como centro del desarrollo

El modelo económico tradicional generó en el país una desigual distribución de la riqueza, manteniendo a amplios sectores de la población en niveles de pobreza y restringiendo su incorporación al aparato productivo. Dicho modelo se orientó, en un primer momento, al lucro y el enriquecimiento de una pequeña minoría, y, posteriormente, a la preservación de sus privilegios. Todo ello en desmedro de la calidad de vida del venezolano y las comunidades que integran al país, y en perjuicio de las condiciones ambientales.

Ante esto, se hace necesario desarrollar un modelo económico que permita la producción global de riqueza y la justicia en su disfrute. Para alcanzar el objetivo de construir una sociedad equitativa, justa y próspera es necesario establecer una economía humanista, autogestionaria y competitiva.

Un sistema económico humanista que ubique al hombre como centro de su atención y razón de ser y que permita condiciones dignas de vida a los venezolanos, posibilitando la satisfacción de sus necesidades en correspondencia con su capacidad y esfuerzo. En un modelo económico humanista, la preservación del medio ambiente en un contexto sustentable para la biodiversidad y la garantía de condiciones de trabajo seguras, son aspectos vitales para la vida en comunidad. Para que esto sea posible es necesario asegurar un nivel adecuado de ingreso real para la familia venezolana.

Un sistema económico autogestionario que estimule la democratización económica y las formas organizativas alternas, como cooperativas y otros tipos de asociación, que complete el diseño de una dinámica productiva interna basada en la diversificación de la producción, que permita agregar valor a las mercancías, ahorrar y generar divisas, expandiendo, al mismo tiempo, las fuentes de empleo.

Un sistema económico competitivo que, apoyándose en las ventajas comparativas y competitivas de nuestro país, genere productos capaces de satisfacer las necesidades de la población y competir con mercancías foráneas, que se sustente en un plan de infraestructura y ordenamiento territorial, en un desarrollo científico y tecnológico y en una canalización adecuada de las inversiones, con miras a elevar la productividad, todo lo cual requiere de un sistema que estimule la elevación del ahorro interno y el incremento de la inversión extranjera.

II.1- RELACIONES ENTRE EL ESTADO Y LA SOCIEDAD

Con el objeto de lograr la reactivación del aparato productivo, a través de su dinámica interna y empezar a cristalizar la economía humanista, autogestionaria y competitiva, las relaciones entre el Estado y la Sociedad deberán tener en cuenta los siguientes lineamientos generales:

El Estado y la Sociedad ante el reto del desarrollo

  • En los últimos cuarenta años, las vertientes utilizadas para distribuir el producto social venezolano han sido, o bien, una autoridad central o, más recientemente, el mercado. La experiencia secular indica altos grados de ineficiencia en la utilización separada o aislada de esas vertientes. La acción complementaria del mercado y del Estado es indispensable para el funcionamiento eficaz y progresivo de la economía. Es lo que entendemos como la fórmula de las dos manos, donde interactúan la mano invisible del mercado y la mano visible del Estado. El reto del desarrollo debe ser fundamental para el Estado, especialmente en las circunstancias de un país donde éste es poseedor de las principales riquezas, cuya desigual distribución entre la población produce depauperación en amplios sectores de la sociedad. En este sentido, el Estado venezolano asumirá un papel proactivo en la dinamización y diversificación del aparato productivo y la generación y prestación de bienes públicos, a través de la formulación de un Plan de Desarrollo Nacional de largo, mediano y corto plazo, que contemple, como núcleo central, el diseño de políticas de promoción y apoyo a la iniciativa privada nacional y el ingreso masivo de inversión extranjera, complemento indispensable del ahorro interno en la formación del capital requerido en este ambicioso programa.
  • Se promocionarán todas aquellas actividades productivas que, por un lado, propendan, a satisfacer las necesidades básicas de la población y por el otro, permitan aumentar de manera autónoma, y soberana, el grado de cooperación e intercambio entre la economía nacional y el mercado externo.
  • El Estado fortalecerá la acumulación de capital social, físico y humano. Para ello tutelará el desarrollo armónico de la infraestructura, vigilando sus impactos territoriales y ecológicos. Igualmente realizará un formidable esfuerzo para establecer sistemas de prestación de servicios públicos eficientes de máxima calidad y cobertura.
  • Se crearán capacidades estatales para la regulación de las actividades de servicio público y monopolios naturales, garantizando su eficacia productiva y rentabilidad, en aras de orientar los beneficios sociales y reforzar la competitividad. La comercialización de los productos alimenticios será monitoreada a fin de evitar la especulación.
  • Las unidades estatales de producción de bienes y prestación de servicios, en sus niveles nacionales, regionales y locales funcionarán con autonomía de gestión y eficiencia, enmarcadas en los planes y políticas del Estado. Sus gerentes, directores y demás integrantes del personal, gozarán de un sistema de incentivos que reconozca su capacidad, eficacia y rendimiento. No obstante, serán objeto del establecimiento de responsabilidades administrativas y penales si, con su conducta directiva o laboral, infieren daños a la ciudadanía o al patrimonio público.

II.2- MODELO PENTASECTORIAL

Dinamización y diversificación del aparato productivo

El logro de un desarrollo humanista, autogestionario y competitivo se fundamentará en una dinámica productiva intema que, tomando en cuenta la tendencia hacia la mundialización, se oriente hacia una estrategia integral de educación, ciencia y tecnología. Igualmente, tendrá en cuenta la vocación histórica de Venezuela hacia América Latina y el Caribe.

La política económica estimulará en todos los sectores productivos, el desarrollo de procesos de producción aguas abajo, la creación de un tejido de relaciones intersectoriales que integre la economía interna y genere crecientes niveles de valor agregado, del más alto nivel tecnológico y de la mayor competitividad internacional.

Este desarrollo multisectorial debe favorecer una dinámica de ocupación territorial más racional, eficiente y armónica. A este fin, se dará prioridad a las actividades económicas que se vinculen estrechamente a la vocación productiva de cada una de las regiones del país. Asimismo, se tomarán especialmente en cuenta los impactos ambientales generados por las actividades agrícolas e industriales, privilegiando además una progresiva reordenación espacial, que garantice el aprovechamiento sustentable de todo el territorio nacional. A tal efecto identificamos cinco sectores fundamentales:

  • Sector I. Empresas básicas y estratégicas: energía, empresas básicas, minería, hidroelectricidad.
  • Sector II. Bienes de consumo esenciales: se compone de infraestructura, agrícola, turismo, electricidad, pequeña y mediana industria , comercio, telecomunicaciones y ciencia y tecnología.
  • Sector III. Servicios esenciales y gobierno: educación, salud, seguridad, recreación.
  • Sector IV. Banca y Finanzas: intermediación financiera, supervisada por los organismos reguladores de esta actividad.
  • Sector V. La Gran Industria: conformada fundamentalmente por la industria exportadora, la cual se regirá por criterios de demanda y oferta, tanto en el mercado nacional como externo.

Propuestas Sector I - Empresas básicas y estratégicas:

a.- Energía:

a.1 Petróleo:

La industria petrolera internacional está caracterizada por una competitividad cada vez más intensa y presionada por una mayor oferta proveniente tanto de áreas tradicionales como de nuevas áreas, donde la tecnología hace competitivos, recursos y desarrollos que, anteriormente por sus costos y dificultades operacionales, no tenían acceso al mercado.

Al mismo tiempo, las presiones ambientalistas exigen que las operaciones se ejecuten en armonía con el ambiente y que los productos derivados del petróleo sean de calidad cada vez mayor, lo cual requiere de cuantiosas inversiones.

Por otra parte, las mega fusiones, como parte de las estrategias competitivas de las grandes corporaciones energéticas, conllevan a fuertes reducciones en los costos operativos y aumentos simultáneos en su influencia en el mercado.

En resumen, si bien el entorno energético muestra una tendencia creciente tanto en los mercados maduros como emergentes, que se traduce en oportunidades comerciales para Venezuela, también se consolidan importantes competidores, con significativas capacidades tecnológicas, financieras y mejores calidades de crudos que imponen grandes retos al país, los cuales, el sector petrolero debe superar para participar en esa demanda incremental de hidrocarburos.

Objetivo General:

  • Mantener la formación de capital público e impulsar la creación de capital privado nacional, incorporando a inversionistas y ahorristas venezolanos. La inversión extranjera se ampliará allí donde los requerimientos del desarrollo nacional lo impongan, actuando en un papel complementario al del Estado y al de los inversionistas y ahorristas nacionales.
  • Del mismo modo, la nueva política petrolera, comprende un vasto desarrollo de los procesos de industrialización aguas abajo. El petróleo como «una industria industrializadora», define bien este objetivo.

Objetivos Específicos:

  • La política energética se orientará hacia la explotación racional de los recursos y hacía la investigación, en la búsqueda de la diversificación de las fuentes (biomasa, solar y eólica). Todo ello dependerá de la transformación progresiva del aparato productivo nacional, el cual favorecerá la racionalización del consumo.
  • Se continuará fortaleciendo las relaciones con la OPEP, a fin de restituirle el control de la oferta en aras defender los precios y aminorar el impacto sobre el medio ambiente. Con igual propósito, se intensificarán los acuerdos con otros países oferentes de hidrocarburos a nivel mundial.
  • Esto implica, en el orden internacional, continuar redimensionando los planes y proyectos de PDVSA y sus filiales, con la finalidad de adecuar el monto de sus inversiones a la evolución del mercado energético mundial y aplicar una política conservacionista que atienda al racional aprovechamiento de las reservas y a la maximización de sus beneficios económicos.
  • Debido a que la mayor proporción de la dotación de hidrocarburos del país corresponde a los crudos pesados de la Faja del Orinoco, a gas natural libre y a carbón mineral -con desventajas comparativas respecto a los crudos livianos y medianos- propiciaremos unas condiciones de mercado que permitan un nivel de precios internacionales lo suficientemente atractivas para que sea económicamente factible su explotación, única vía aconsejable para promover su desarrollo.
  • Se garantizarán tarifas estables de los servicios energéticos para favorecer las actividades productivas que de ellos dependen.
  • El Estado mantendrá la propiedad de sus dos más importantes empresas energéticas, Petróleos de Venezuela y Electrificación del Caroní, privilegiando la estabilidad y formación de sus trabajadores, profesionales y gerentes, cuidando que exista un adecuado orden interno corporativo y estimulando actividades de investigación y desarrollo con miras a que dichas empresas tengan una mayor y efectiva vinculación con la ingeniería nacional y las industrias venezolanas de bienes y servicios.
  • Se hará un permanente seguimiento a los procesos de formación de precios en el mercado internacional y se corregirán los graves errores en que se ha incurrido en su análisis y proyección. Se continuarán evaluando las inversiones de PDVSA en el exterior con el objetivo de precisar su rentabilidad, el costo de oportunidad y seguridad de mercado. Se diseñarán políticas, métodos y procedimientos que permitan el control y auditoria de PDVSA, respetando el ámbito técnico de su desempeño y orden meritocrático, reestableciéndolo donde éste haya sido violado.
  • Se promoverá el fortalecimiento de la inversión privada nacional en petróleo, complementándola con la inversión privada extranjera en el negocio del Gas Natural, Petroquímica, Orimulsión, Carbón y mejoramiento de crudos pesados. Se privilegiará la aplicación de tecnologías ecológicamente sustentables (generación eléctrica a gas, gasolina sin plomo, gas vehicular).

a.2 Gas:

Las expectativas de crecimiento de la energía a escala mundial, alcanzan una tasa de 2.5% anual e incluyen una creciente participación de fuentes convencionales de energía limpia, entre las que destaca el gas natural. En lo que se refiere a este energético, se espera un crecimiento más acentuado de la demanda mundial en los próximos 10 años, alcanzando una tasa promedio anual de crecimiento de 2,7 %, cónsono con el crecimiento sostenido que se ha observado en los últimos diez años. Para Venezuela, país con ingentes reservas probadas de gas que alcanzan los 146 billones métricos de pies cúbicos, resulta imperativo desarrollar la infraestructura que asegure el aprovechamiento de las oportunidades implícitas en el crecimiento esperado de la demanda de gas, no sólo a escala mundial sino también internamente. En el ámbito nacional, se espera un crecimiento en el orden del 7.5% interanual, duplicando los niveles de consumo actuales. Este aumento, no considera la demanda de potenciales proyectos de exportación, los cuales llevarían el crecimiento hasta el 9.7% interanual.

Para asegurar la direccionalidad oportuna de la demanda en el corto y en el mediano plazo, debemos continuar perfeccionando el marco legal, fiscal, regulatorio e institucional del sector. Es urgente la consolidación de un marco institucional y legal que asegure la participación de los capitales privados en el desarrollo de la infraestructura de producción, transmisión, distribución y almacenamiento.

El sistema venezolano de oferta de gas, es altamente vulnerable a las variaciones de producción de crudo por el carácter asociado de las reservas desarrolladas, por lo tanto, en los próximos diez años se implementará una estrategia orientada hacia el desarrollo de fuentes de gas libre (no asociado). Las necesidades de apoyar a las estrategias geopolíticas de la nación implican para el sector gas, la estructuración de proyectos de exportación, vía licuefacción de gas metano y, a mas largo plazo, de gasoductos, para asegurarle al país una presencia importante en el naciente mercado de gas natural licuado de la cuenca del Atlántico, promoviendo la integración comercial con nuestros vecinos del Caribe, Colombia y Brasil.

Objetivos Generales:

Los objetivos generales que se derivan de la política energética para el sector gas y que asegurarán el aprovechamiento de las oportunidades, son los siguientes:

  • Con el fin de contribuir al mejoramiento de la actual composición de las reservas de hidrocarburos, se contempla expandir la base de reservas probadas de gas libre así como su producción, transporte industrialización y mercadeo.
  • Se aplicarán políticas de conservación y mejoramiento de la eficiencia energética de procesos industriales y de generación de energía secundaria, cuyo insumo sea el gas natural.
  • Replantear la estrategia de país en cuanto a la exportación de gas natural licuado. Adicionalmente, se plantea su utilización como materia prima en procesos de industrialización químicos o petroquímicos y su eventual exportación mediante gasoductos a países vecinos o en forma licuada a regiones más lejanas.

Objetivos Específicos:

  • Desarrollar fuentes de gas no asociado, con participación del sector privado, dentro de los limites impuestos en la Ley Orgánica de los Hidrocarburos Gaseosos.
  • Conformar empresas mixtas de transmisión y distribución para la expansión de la infraestructura y desarrollo del negocio.
  • Promover la exportación de gas mediante asociaciones estratégicas, enfocándose en la licuefacción de gas, en la transformación de gas a líquidos y el transporte vía gasoductos.
  • Desarrollar la infraestructura de extracción y fraccionamiento de los líquidos del gas natural, apoyándose en la participación del sector privado.
  • Consolidar el marco legal, fiscal, regulatorio e institucional que se deriva de las leyes recientemente promulgadas para el sector.

b.- Empresas básicas:

En las industrias básicas se impone la culminación de la plataforma de industrialización pesada, química y metalmecánica, base, para las actividades de transformación y diversificación económica. La prevención ambiental y la actualización tecnológica son aspectos indispensables para el rescate integral de la economía. El carácter estratégico de este tipo de producción, añadido al alto componente de recursos renovables y no renovables, amerita políticas especificas para su afirmación y efectos multiplicadores.

b.1 Sector Petroquímico:

El desarrollo petroquímico en Venezuela tiene un potencial muy superior a las realizaciones actuales. Entre las ventajas competitivas del país se cuentan la disponibilidad de materias primas, su ubicación geográfica y el acceso a mercados de alto crecimiento, como el latinoamericano. Estas ventajas pueden sustentar la diversificación de nuestras exportaciones y apalancar la reactivación de la economía nacional en el sector.

Para maximizar el potencial petroquímico nacional, se requiere del desarrollo integrado del sector con una visión de largo plazo y en una economía abierta con condiciones lo suficientemente atractivas como para estimular las elevadas inversiones que demanda este sector.

Para aprovechar el potencial que existe en Venezuela en este sector, se debe desarrollar competitivamente la petroquímica del metano y etano, en la cual juega un papel fundamental Pequiven, la industrialización de corrientes de refinería para capturar un mayor valor agregado de las especialidades que normalmente se importan, la manufactura de químicos industriales y el estimulo a la petroquímica secundaria y la industria usuaria.

Objetivos Generales:

Para aprovechar las ventajas comparativas que existen en Venezuela, se desarrollará el sector químico sustentado en la siguiente orientación:

  • Recomponer las exportaciones de Venezuela, para incorporarle el mayor valor agregado mediante el aumento de la producción de productos químicos y petroquímicos a partir del gas natural.
  • Capitalizar las ventajas comparativas, convirtiéndonos en el productor de menor costo en el hemisferio.
  • Aprovechar las oportunidades de mercado derivadas de los acuerdos de comercio bilaterales y multilaterales.
  • Generar el máximo valor para la nación, a través de la sinergia entre las actividades de refinación y el sector químico, de manera de captar el mayor beneficio económico en cada eslabón de la cadena, cualquiera sea el ciclo comercial del mercado.
  • Estimular una máxima participación posible del sector privado nacional e internacional.

Objetivos Específicos:

  • Lograr un posicionamiento temprano para capturar las oportunidades regionales en los sectores de fertilizantes, olefinas y plásticos; así como las oportunidades globales en metanol, etilenglicol y en el segmento de aromáticos.
  • Estructurar un nuevo esquema empresarial independiente del sector petrolero, sustentado en tres pilares: Pequiven, encargada del desarrollo de productos petroquímicos a partir del gas natural; Proesca, empresa para promover la industrialización de corrientes de refinería con máxima participación privada; y Desarrollos Químicos, responsable de maximizar la sinergia con los sistemas de PDVSA en el exterior y promover nuevos negocios, tanto en la petroquímica básica como en la secundaria y en la industria usuaria.
  • Mejorar la competitividad del sector consolidando la adaptación y mejoras de tecnologías.
  • Continuar los programas orientados a la reducción de costos y generación de valor por aumento de la eficiencia operativa y las acciones dirigidas al saneamiento financiero de las empresas mixtas.
  • Desarrollar asociaciones y alianzas estratégicas, involucrando al sector privado, nacional y extranjero, para promover el desarrollo aguas abajo de otras etapas de la cadena de valor, así como también distribuir el riesgo asociado a la colocación del producto de la primera etapa de conversión.

Aluminio y siderurgia:

  • En los últimos años, el aluminio ha experimentado una fuerte baja en sus precios que ha obligado al cierre de varias plantas en diversos sitios del mundo. Afortunadamente, la actual recuperación de la economía mundial ha influido en una mejora sustancial de sus precios.
  • En este orden de ideas, la cercanía con la materia prima, la disponibilidad de energía abundante y la privilegiada posición geográfica de Venezuela le auguran al país inmensas posibilidades en el desarrollo de su sector siderúrgico y metalmecánico, lo cual se verá intensificado con los procesos de integración económica con el Brasil.
  • La oportuna capitalización de estas oportunidades recomienda una apertura al sector privado, para hacer frente a la necesidad de nuevas inversiones que permitan:
  • Actualización tecnológica que aumente la competitividad;
  • Mantenimiento de actividad industrial y preservación de empleos;
  • Abrir oportunidades de expansión económica y desarrollos aguas abajo.

Minería:

La minería es una actividad económica de gran potencial, en virtud de los enormes yacimientos existentes en el país. En tal sentido, el Estado debe continuar la reestructuración del sector y el fortalecimiento del Ministerio de Energía y Minas como ente rector para darle mayor coherencia en la implementación de la nueva Ley de Minas y la ordenación de la actividad minera a fin de impulsar los planes de exploración, almacenamiento, tenencia, circulación, transporte y comercialización interna y externa.

Objetivo General:

  • Incrementar el conocimiento del patrimonio minero nacional, con la finalidad de impulsar la explotación, transformación y utilización de los recursos mineros, dentro de un concepto de protección ambiental y desarrollo económico.
  • Estimular que la gestión de los diferentes entes públicos y privados involucrados en la actividad, se haga de manera adecuada, armónica, eficiente y con jerarquización de los objetivos y metas que se tracen, todo ello en un marco de incentivos al inversionista privado.

Objetivos Específicos:

  • Reestructurar y fortalecer el sector minero, aprovechando los potenciales existentes, preservando el ambiente y mejorando la situación económica y social de las regiones.
  1. Fortalecer el sistema de planificación del sector minero estrechando sus vínculos con el Sistema Nacional de Planificación.
  2. Implantar las disposiciones establecidas en la Ley de Minas. mediante la elaboración del Plan Minero Nacional.
  3. Revisar los mecanismos existentes para la aplicación del régimen fiscal en el área minera que permitan incrementar la recaudación impositiva.
  4. Cooperar con los centros de enseñanza superior en la capacitación de los recursos humanos que requiera el sector.
  • Revisión de la política de otorgamiento de concesiones.
  • Creación de la infraestructura requerida para modernizar e implementar un sistema automatizado de tramitación de concesiones.
  • Fortalecer las inspectorías técnicas regionales del M.E.M., para mejorar la capacidad de fiscalización y control del Estado.
  • Explotar racionalmente los yacimientos minerales, en concordancia con las normas ambientales.
  1. Propiciar, conjuntamente con el Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales (MARN), la utilización de técnicas de explotación y beneficio de minerales con el menor efecto negativo sobre el ambiente.
  2. Encauzar hacia formas legales de mayor rendimiento económico y menor daño ambiental, las actividades de pequeña minería y artesanal actual, mediante programas de financiamiento, instrucción y asistencia técnica.
  3. Promover, de manera especial, el desarrollo de actividades mineras en regiones fronterizas de baja densidad poblacional, que den lugar a asentamientos permanentes, económicamente independientes que, junto con la presencia de la Fuerza Armada Nacional, tengan un efecto positivo en la geopolítica del país y en el resguardo de nuestras fronteras.
  • Impulsar las actividades exploratorias y prospectivas, a fin de lograr un mejor conocimiento del potencial minero del país.
  • Estimular el cabal conocimiento del potencial de recursos mineros, mediante el fortalecimiento de las funciones operativas del Instituto Nacional de Geología y Minería (INGEOMIN) y la intensificación de la investigación y evaluación de minerales en el ámbito nacional.
  • Diversificar las exportaciones mineras, a fin de fortalecer la capacidad competitiva en mercados internacionales.
  1. Maximizar el aprovechamiento de las ventajas comparativas y competitivas, que permitan al sector geológico - minero insertarse en el comercio internacional.
  2. Sustituir total o parcialmente las exportaciones de materias primas minerales en forma natural, por productos más elaborados. (Industrialización aguas abajo).
  3. Continuar con el programa de abastecimiento de materias primas minerales, a fin de sustituir importaciones y establecer un suministro adecuado de materias primas al sector industrial.
  • Promover la inversión privada nacional y extranjera.
  1. Aplicar políticas flexibles en cuanto a la participación del capital privado, nacional y/o extranjero, en todas las áreas de producción, procesamiento, transformación y comercio de minerales.
  2. Fortalecer e impulsar la política de promoción de inversiones en proyectos mineros, a escala nacional e internacional

Propuestas Sector II - Bienes de consumo esenciales:

Infraestructura:

El bajo desempeño económico venezolano de los últimos años puede explicarse porque a medida que la globalización se impone en el mundo, nuestras regiones se encuentran separadas por una infraestructura de apoyo inadecuada e ineficiente que se encuentra, además, en franco deterioro por falta de mantenimiento, lo cual, entre otros factores como es la visión de país, es atribuible a un desacertado proceso de jerarquización de las decisiones públicas y una cultura del inmediatismo y el derroche, que han reducido la contribución de la formación bruta de capital en el presupuesto público. Lo paradójico de esta situación es que Venezuela cuenta con inmensas capacidades semi-instaladas, las cuales, de estar en plena operación, se constituirían en poderosos estímulos para la inversión productiva privada.

Bajo esta óptica, existe una decidida disposición a recuperar el papel del Estado en la creación y mantenimiento de infraestructuras fundamentales que generen el desarrollo de las regiones deprimidas, cubriendo, de esa manera, necesidades públicas gravemente desatendidas

Objetivo General:

  • Privilegiar la acción estatal en la creación de infraestructura de apoyo al plan de desarrollo regional para dinamizar la producción y la inversión productiva pública y privada.
  • Diseñar una política integral de mantenimiento y redimensionamiento de obras públicas.

Objetivos Específicos:

  • Se profundizaran los planes regionales de infraestructura para diseñar y construir la red vial intermodal que equilibre el desarrollo, permitiendo que las regiones se acerquen al disminuir la distancia económica mediante el diseño de corredores viales estratégicos, desarrollando, de esta manera, sus potencias productivas al hacerse competitivas.
  • Se realizarán actividades de soporte e investigación para formar profesionales adecuados a los nuevos requerimientos de gestión urbana y de diseño y elaboración de los componentes de las viviendas, procurando la estandarización de los elementos de construcción.
  • Se estimulará la utilización de materiales propios de las localidades así como su producción.
  • Contarán con apoyo estatal las cooperativas y grupos autogestionarios que emprendan las tareas de construir sus viviendas.
  • Serán aplicadas políticas que aseguren el financiamiento de las actividades de la construcción, especialmente canalizando los cuantiosos recursos que ofrece la Ley de Política Habitacional y los Fondos de Jubilaciones y Pensiones.

Plan Habitacional

La Política Nacional de Vivienda, formulada por el Presidente Chavéz, está diseñada sobre la base de un concepto moderno y amplio de vivienda, que incluye el urbanismo (infraestructura de servicios y equipamiento urbano colectivo) y soluciones habitacionales individuales y colectivas.

Se diseñarán, dentro de los planes regionales, los corredores de desarrollo de ciudades sostenibles, los cuales, apoyándose en las ciudades intermedias equilibrarán la ocupación productiva del territorio

Privará el concepto de Ciudad, densificando las ciudades existentes mediante planes de reordenamiento urbano que se apoyen en la primacía del transporte público masivo (sistemas ligeros), de tal manera que las poligonales urbanas se reduzcan y busquemos más la conurbación que la gran ciudad extendida. Desconcentrar concentrando, es decir, densificando y creando hábitat citadino.

Se dará prioridad a la atención de las familias de menores recursos. Esta política está reflejada, en esta primera etapa, en 6 programas, de los cuales, cinco de ellos están destinados estrictamente a beneficiar a este grupo de la población en los lugares donde ahora se encuentran y dentro de los cuales se pretende prestar atención a 388.274 familias. Al mismo tiempo, en la medida en que crezca la actividad productiva con el desarrollo de los ejes de desconcentración, las familias se reubicarán en los sitios donde la posibilidad de vida sea superior.

La inversión prevista, para el primer año de gobierno, para la ejecución de estos programas es de 991,10 millardos de bolívares, lo cuál se traduce en la generación de un total de 433.995 empleos en el sector de la construcción.

Dentro de estos programas y a través de los organismos ejecutores de la política habitacional, se construirán, en el primer año de gobierno, un total de 97.878 nuevas viviendas. Tendrán como característica fundamental, ser de una construcción con alta calidad de diseño y adaptación familiar a través del tiempo (vivienda progresiva).

Bajo este mismo concepto, la Política Nacional de Vivienda pretende mejorar el hábitat de las poblaciones asentadas bajo condiciones inadecuadas en centros poblados y construir nuevas viviendas en función del Plan de Desconcentración Territorial, consolidándose de esta manera nuevos desarrollos habitacionales productivos. Se dispone así de una programación por entidad federal para la ejecución de estos desarrollos habitacionales en todo el territorio nacional.

En este mismo orden de acciones, se le dará prioridad a la construcción de Nuevos Desarrollos Integrales de Vivienda, que tendrán como población promedio 20.000 habitantes y un número de viviendas aproximadas de 4.000, las cuales deberán estar dotadas de equipamiento urbano (escuelas, centros médicos asistenciales, canchas deportivas, servicios comunitarios, etc.), así como también deberán estar estratégicamente ubicadas, bajo un entorno económicamente viable para la actividad productiva de la población que allí resida. En este sentido, ya se han comenzado estudios y concretado algunos de estos Centros Integrales de Vivienda como son los de los estados Miranda y Carabobo, el primero ubicado entre Cúa y Charallave, cuyas fuentes de trabajo son la agricultura, ganadería, industria y el desarrollo ferroviario. El segundo estaría ubicado en la zona sur del hipódromo de Valencia, cuyas fuentes de ingresos de la población podrían concentrarse en la zona industrial de Valencia, el hipódromo y los comercios urbanos.

Plan Ferroviario-Vial y Equipamiento Urbano

El plan nacional de infraestructura vial y equipamiento urbano se enmarca dentro del plan nacional de equidad territorial, el cual se basa en el desarrollo de los tres ejes de desconcentración y descentralización.

Este plan esta compuesto por:

  • El Plan Ferroviario Nacional, el cual incluye la rehabilitación del sistema centro occidental, el tramo Guanta-Naricual, la conclusión del proyecto Caracas Tuy Medio y el inicio de los nuevos desarrollos que conformarán la red ferrocarrilera nacional, como es el caso del eje Guasdalito –La Fría-Encontrados y el tramo Acarigua-El Baul.
  • El Plan de vialidad nacional, que incluye la reparación y construcción de puentes, carreteras nacionales y nuevos tramos de autopistas
  • Vialidad Urbana
  • Equipamiento Urbano, que incluye entre otros proyectos aquellos dirigidos a las obras médico-asistenciales, educacionales, culturales, deportivas,etc.

El Plan Ferroviario Nacional, está constituido por cuatro sistemas a ser terminados en el largo plazo y son: el sistema occidental, el sistema centro-occidental, el sistema oriental y el sistema central. Todos ellos interconectarán tanto con la red nacional de autopistas como con el eje fluvial Orinoco-Apure y los puertos del país.

Como un complemento a una política de desarrollo de transporte multimodal, la red ferroviaria se complementará, a través de una acción continua con la construcción y mejoramiento de la red vial del país, y adicionalmente se proseguirá con el programa para la recuperación de los puentes y carreteras nacionales.

En el área de vialidad y equipamiento urbano, se espera acometer diversas obras de importancia en diferentes ciudades del país, tendientes a mejorar su imagen, su dinámica de crecimiento espacial y económico.

Asimismo, se contempla en materia de transporte masivo urbano, el inicio y/o continuación de un conjunto de obras en importantes ciudades del país, tales como Mérida, Los Teques, Maracaibo y Valencia. Es conveniente destacar que en estos momentos estamos iniciando el proceso de capitalizar las inversiones que las República a hecho en estos sistemas de transporte masivos, pues ellos son compañías anónimas propiedad de las alcaldías y gobernaciones y es necesario que se produzcan reformas en las ordenanzas municipales para crear los impuestos por mejoras y otros sistemas que permitan que las ciudades mantengan una proporción razonable de dichos sistemas. No es conveniente repetir el caso de Caracas donde toda la República paga el Metro y la ciudad no participa. En cuanto a Caracas, CAMETRO tiene previsto iniciar la construcción de la línea IV con una inversión para el año 2000 de Bs. 50.000 millones, la cual se estima genere unos 1.640 empleos. Asimismo, la inversión de esta empresa en mantenimiento mayor estará por el orden de Bs. 37.500 millones. Cabe resaltar que los montos más importantes de estas inversiones serán ejecutados en los años subsiguientes.

Plan Especial de Infraestructura Vial para el Estado Vargas

Como respuesta a la catástrofe registrada el pasado Diciembre en el estado Vargas, el Ejecutivo Nacional está elaborando un Plan de Reordenamiento Territorial con lineamientos que apuntan al impulso del turismo y la agricultura en esta entidad federal.. En consecuencia, la Autoridad Unica de la zona adelanta, con el apoyo de los ministerios que tienen competencias especificas, acciones concretas como la ejecución de obras de infraestructura prioritarias, revisión del puerto, aeropuerto y el diseño de un programa de reconstrucción coordinada de la infraestructura vial y de servicios básicos, necesarios para el desarrollo económico y social de la zona.

Agricultura:

La inclusión de la Seguridad Alimentaria como precepto constitucional en la nueva Carta Magna evidencia la crucial importancia que este asunto tiene para el Estado venezolano; la agroproducción es una actividad de primerísima importancia por su carácter de proveedora de alimentos y materias primas, su capacidad altamente empleadora y su vocación territorialmente descentralizadora.

Ella juega un papel fundamental en el nuevo modelo económico que se está gestando en el país. Es piedra angular del sistema alimentario nacional y de la producción de fibras como materia prima industrial. Los importantes recursos edáficos, hídricos y biológicos que se poseen posibilitan una agricultura en mayor escala que la actual y con un potencial competitivo de acuerdo con las nuevas realidades internacionales, de las nuevas tecnologías y de la ubicación geográfica del país.

La agricultura venezolana está caracterizada por su diversidad lo cual permite disponer de una gran flexibilidad en el potencial de producción de alimentos.

En el marco de la globalización, la agricultura es y puede ser un buen negocio, si se le permite desarrollar su vocación productiva y se orienta a la población rural a articular un destino más productivo vinculándolo con el mercado y la tecnología. Esto supone la preservación de las mejores tierras de vocación agrícola para el sólo propósito de agroproducción y el mejoramiento de las condiciones de vida y producción del campesinado.

Objetivos Generales:

  • Rescatar, transformar y dinamizar las cadenas agroproductivas, propiciando la competitividad y el desarrollo sustentable.
  • Promover el desarrollo del medio rural, fundamentalmente en los ejes estratégicos de desarrollo del país.
  • Garantizar la seguridad alimentaria y el abastecimiento de fibras de origen biológico, derivadas de la actividad agrícola.

Objetivos Específicos:

  • Fortalecer el marco institucional de apoyo a la producción agrícola.
  • Impulsar el desarrollo de áreas de producción de rubros o cadenas agroproductivas líderes.
  • Promover el desarrollo competitivo de las cadenas agroproductivas.
  • Lograr una inserción efectiva de la agricultura en el comercio internacional.
  • Fortalecer y adecuar el sistema de innovación y desarrollo tecnológico.
  • Generar condiciones favorables a la participación de la inversión privada en el medio rural.
  • Mejorar la calidad y condiciones de vida de la población rural.
  • Garantizar el cumplimiento de la función social de la tierra.
  • Fortalecer y ampliar los programas sociales alimentarios.

Turismo:

Económicamente el turismo propicia actividades diversas productoras de bienes y servicios, genera empleos y es fuente de divisas. En el plano de la recreación y formación cultural del ciudadano tiene indiscutible relevancia. El progreso del sector turismo depende, entre otros factores, de la preservación de la calidad escénica y ambiental de las zonas turísticas, la calidad de los servicios, la política de precios, las inversiones y la promoción publicitaria. Se requiere de una acción sistemática del Estado que tome en cuenta estos factores.

Objetivos Generales:

  • Posicionar a Venezuela como multidestino turístico.
  • Incrementar la participación del sector turismo, en la formación del producto interno bruto y en la generación del empleo directo e indirecto.
  • Coordinar iniciativas institucionales, con la sociedad civil organizada y con el sector empresarial privado para promover y viabilizar el desarrollo de las actividades turísticas productivas
  • Promover y estimular la creación y consolidación de empresas privadas, que estructuren y articulen ofertas turísticas sobre la base de los recursos y atractivos de sus territorios.
  • Continuar adelantando el proceso de descentralización y transferencias de competencias, en materia turística a los Gobiernos locales.

Objetivos Específicos:

  • Coordinar el diseño, formulación y ejecución de las políticas de financiamiento que permitan el desarrollo de las actividades productivas características, conexas y especificas de turismo
  • Establecer un marco jurídico adecuado, que permita un desarrollo armónico de los componentes del sistema turístico nacional
  • Garantizar el uso racional y adecuado de los espacios turísticos, conforme a criterios de sostenibilidad.
  • Reestructurar los entes de la administración publica centralizada y descentralizada relacionados con la actividad turística, a los efectos de incrementar su eficiencia y eficacia.
  • Promover, fortalecer y consolidar las instituciones públicas y privadas relacionadas con el turismo.
  • Garantizar la infraestructura turística de apoyo, a los fines de que el sector privado desarrolle sus iniciativas.
  • Crear un sistema de incentivos a la inversión privada, para el desarrollo sostenible de las actividades productivas del sector turismo.
  • Orientar el desarrollo de nuevos productos turísticos que cuenten con ventajas comparativas y competitivas, que posibiliten su comercialización exitosa en el mercado nacional e internacional.
  • Mantener esfuerzos de promoción, fundamentalmente hacia los mercados nacionales e internacionales de mayor potencialidad turística
  • Crear el sistema de información turística nacional.
  • Promover el turismo como factor de desarrollo y bienestar social de la población venezolana.
  • Crear un modelo de gestión coparticipativa de espacios y territorios turísticos.

Pequeña y mediana industria:

La pequeña y mediana industria tienen una gran importancia en nuestro país por el volumen de empleo que genera y por su aporte productivo. La magnitud de la inversión que requieren, el tipo de técnicas que utilizan, su fuerza de desconcentración de actividades en el territorio, aunado a que son las empresas que más reinvierten localmente, estimulan el mercado interno, crean circuitos económicos que se cierran en su misma región y generan abundante empleo - indican que es una forma empresarial que el Estado debe estimular de manera especial. En este sentido, se aplicarán políticas y medidas, tanto crediticias como de incentivos diversos, para estimular a este sector y compensar sus deseconomías externas y de escala. El Estado animará la conformación de novedosas modalidades de cooperación inter-empresarial que estimulen el intercambio de información y experiencias y el flujo de bienes, servicios y factores. Es de esperar que el apoyo estatal sea temporal, dado que esas unidades productivas han demostrado capacidad para su progreso y autofinanciamiento.

Objetivo General:

El objetivo central de la estrategia de desarrollo industrial, se fundamenta en la reindustrialización del país, en condiciones de mayor equidad y competitividad, apoyada en una política concertada con el sector privado, que tenga como propósito el incremento sostenido del producto industrial en la formación del PIB, la creación de empleo productivo y sostenible y la democratización del tejido empresarial, como bases reales para mejorar la calidad de vida del venezolano.

Objetivos Específicos:

  • Promover y estimular el incremento de la densidad industrial:
  1. Democratizar la inversión en la industria
  2. Modificar la estructura, conducta y desempeño monopólico y oligopólico de la industria venezolana, y
  3. Ampliar la oferta de bienes y servicios industriales de origen nacional
  • Fortalecer el parque industrial existente:
  1. Modernización de la infraestructura y de la gestión empresarial.
  2. Incremento del uso de la capacidad de producción industrial ociosa.
  3. Desarrollo de la competitividad industrial.
  • Se garantizará la seguridad jurídica a los inversionistas velando por la competencia leal a favor de los consumidores.
  • Se corregirán las distorsiones de los precios y la calidad de los servicios públicos, eliminando progresivamente las imperfecciones del mercado (Oligopolio / Monopolio).
  • Se hará un uso juicioso de incentivos temporales, mientras se logra la recuperación de los equilibrios macroeconómicos.
  • Se estimulara la transformación de las ventajas comparativas en ventajas competitivas.
  • La política agrícola e industrial, se coordinarán para estimular una progresiva participación del productor agropecuario en el valor agregado nacional.
  • Se procurará que la inserción de la industria nacional en los mercados internacionales, se efectúe sobre la base del reconocimiento de las respectivas asimetrías.
  • Los organismos financieros del Estado desarrollarán una política uniforme, con el objeto de prestar asistencia técnica y financiera y canalizar recursos para apoyar el desarrollo del sector industrial
  • Se crearán los siguientes organismos de apoyo al desarrollo de las actividades industriales:
    1. INDI: Instituto Nacional de Desarrollo Industrial: Capacitación y Asistencia Técnica, Desarrollo de Parques Industriales y Normas Industriales.
    2. Consejo de Desarrollo Industrial: Instancia de concertación de los sectores público y privado.

    Comercio:

    El propósito de la política comercial de Venezuela, es facilitar y consolidar el cambio hacia una comercialización competitiva, para satisfacer las necesidades internas de consumo de bienes y servicios, a través de la promoción de la competencia e impulsar las exportaciones, con el fin de colocar nuestra producción de bienes y servicios en el exterior y así contribuir a incrementar de manera sistemática los niveles de bienestar de la población.

    Política de Comercio Interior:

    Objetivo General:

    El objetivo general es la generación de un ambiente de competencia legítima, que estimule al desarrollo del mercado interno de bienes y servicios de manera sostenida con criterio de equidad económica y social.

    Objetivos Específicos

    • Promover el establecimiento de condiciones de competencia en el mercado interno en procura de lograr equidad y eficiencia.
    • Alentar y divulgar una cultura de competencia.
    • Fomentar el desarrollo de mercados y promoción de la modernización del comercio interno.

    Política de Comercio Exterior:

    Objetivo General:

    Inserción exitosa de Venezuela en la Economía Internacional.

    Objetivos Específicos

    • Aplicación de criterios geoeconómicos y políticos para el perfeccionamiento de los acuerdos comerciales vigentes y la búsqueda de nuevos mercados a través de las negociaciones económicas internacionales.
    • Defensa activa de nuestros mercados.
    • Fomentar el crecimiento y diversificación de las exportaciones.
    • Fortalecer la estructura institucional y de servicios de apoyo al comercio.
    • La promoción y protección de inversiones extranjeras.
    • Perfeccionar la capacidad de negociación del Estado venezolano en las negociaciones del Milenio (OM, ALCA.).

    Telecomunicaciones:

    El sector de las telecomunicaciones no sólo posee interés económico por si mismo, sino que constituye en gran medida, una de las infraestructuras de apoyo más importante para mejorar la competitividad de los sectores productivos. Esta importancia de las telecomunicaciones cobra más validez, cuando se trata del comercio internacional, en cuyo caso el acceso a este servicio, constituye un requisito indispensable para penetrar los mercados internacionales.

    Objetivo General

    Desarrollar una infraestructura de vanguardia, rica en contenido, modernos sistemas de servicios y mercados, que sirva de apoyo al proceso de desarrollo económico y contribuya a la formación de una sociedad venezolana rica de conocimientos e informaciones y con una mejor calidad de vida para sus habitantes.

    Objetivos Específicos

    • Ejecutar la apertura del servicio telefónico.
    • Subastar nuevas bandas para la tecnología emergentes.
    • Instalación y pruebas iniciales del Sistema Automatizado de Administración y Gestión del Radio Espectro.
    • Crear la Infraestructura Nacional de la Información como área estratégica para el desarrollo socio-económico del país; y unificación de las redes del Estado.
    • Aprobar el Plan de Telecomunicaciones para contingencias.
    • Crear el Fondo Nacional para el desarrollo del Servicio Universal.
    • Realizar estudios y propuestas para la TV y Radio Digital en Venezuela.
    • Poner en marcha el Plan de Emisoras Fronterizas.
    • Proyectar a Venezuela en el sector de las telecomunicaciones a nivel Regional. Participación activa y protagónica en las diferentes conferencias y grupos de trabajos internacionales.
    • Definir el modelo de los centros comunitarios de telecomunicaciones e inicio de un centro piloto.
    • Definir los grupos y planes de trabajo para desarrollar los planes sectoriales de telecomunicación de cada Ministerio.
    • Aprobar los reglamentos de Interconexión, portabilidad numérica y modelo tarifario.
    • Aprobar los Planes Sectoriales de Telecomunicaciones.
    • Definir el programa de educación e información sobre el uso y aplicación de la internet.
    • Capitalizar la nuevas tecnologías para acrecentar la eficacia de la administración pública.
    • Coordinar el trabajo para la asignación de la concesión de uso de la red de gas de PDVSA y la red de distribución de energía eléctrica de CADAFE, para la implantación de redes de telecomunicaciones dentro del proceso de Apertura.
    • Presentar el plan estratégico para el desarrollo de la TV nacional.
    • Impulsar la expansión de los servicios de telecomunicaciones hacia los ejes de desarrollo, por medio de incentivos fiscales y regionalización de los costos del espectro.
    • Levantar la estadística única nacional sobre infraestructuras actuales y proyecciones para el futuro de las telecomunicaciones.
    • Apoyar la creación de la empresa de satélites de la Comunidad Andina (Bolívar Sat) en Venezuela.
    • Subscribir acuerdo para trato especial a las tasas impositivas de las importaciones de equipos y tecnologías de información.
    • Definir el Proyecto de "Combo" de Acceso a Internet, en conjunto con las empresas privadas proveedoras de computadoras y proveedoras de servicio.

    Ciencia y Tecnología:

    La reciente creación del Ministerio de Ciencia y Tecnología es la manifestación del creciente interés del Estado en el desarrollo y consolidación de un sector tradicionalmente marginado en Venezuela. Este interés es una respuesta a las necesidades impuestas por el desarrollo mundial, las cuales imponen la inserción del país en un proceso que se define perentoriamente a partir de la consolidación de un sistema nacional de ciencia y tecnología. En este contexto, como un paso necesario para acompañar el proceso de reorientación de las políticas del Estado hacia el desarrollo económico y social del país. Venezuela debe integrarse a la moderna « Sociedad del Conocimiento », con un desarrollo coherente de su capital intelectual y humano y el fortalecimiento de su aparato productivo.

    La creación del Ministerio de Ciencia y Tecnología se produce en un escenario donde se manifiesta la inexistencia de un verdadero sistema nacional de innovación lo que dificulta la simétrica inserción de Venezuela en los mercados mundiales.

    Objetivos Generales:

    • Fortalecer la capacidad nacional en cuanto a capital humano, y en todo lo relacionado a actividades de investigación básica y aplicada, al desarrollo de la tecnología y de los procesos de innovación tecnológica.
    • Orientar la utilización del conocimiento para la solución de problemas prioritarios para el país.
    • Vincular el sector Ciencia y Tecnología con los demás sectores sociales, especialmente, los sectores académicos, los sectores del Estado que tienen que ver con Salud, Vivienda y Hábitat, Comunicaciones, Educación, Transporte, Energía, Ambiente y Recursos Naturales, así como con los sectores privados productivos, empresariales e industriales y la sociedad civil (O.N.G’s), a fin de lograr la integración de esfuerzos y la optimización de los recursos disponibles en la ejecución de planes y proyectos.
    • Fomentar la cooperación científica, favoreciendo la formación de redes nacionales, la integración regional y los intercambios y acuerdos dentro del escenario mundial.
    • Contribuir con procesos de divulgación e información a la integración del conocimiento científico y tecnológico a la cultura del país, favoreciendo el acceso de toda su población a los contenidos y logros alcanzados a nivel nacional e internacional.

    Objetivos Específicos:

    • Privilegiar las líneas de investigación que persiguen resultados de impacto en las áreas prioritarias de acción inmediata : agroalimentación, salud, educación, violencia urbana, vivienda y hábitat.
    • Recuperar la capacidad creativa y productiva de la población, requerida para impulsar el desarrollo del país y lograr elevar el nivel de análisis y de acción del colectivo, ante la complejidad de los problemas actuales.
    • Fomentar el uso de la tecnología para recuperar la capacidad de crecimiento y generación de oportunidades de nuestro sector productivo, así como elevar el nivel de competitividad ante mercados locales, regionales e internacionales.
    • Estimular la, vinculación institucional y articulación de redes de cooperación científica y de innovación tecnológica hacia la integración de un sistema nacional de ciencia, tecnología e innovación.

    Propuestas sector III - Servicios esenciales y gobierno:

    El carácter integrador de este sector debe apuntar y contener respuestas en el corto plazo que permitan atacar y disminuir los niveles de pobreza. Ello significa el diseño de una política de apoyo directo para que el venezolano recupere sus condiciones y el acceso a los bienes primarios y básicos como la educación, salud y trabajo, áreas que. posibilitan, en última instancia, la recuperación del individuo como ciudadano y ser social. Las propuestas del sector han sido contempladas en el polo de equilibrio social.

    Propuestas sector IV - banca y finanzas:

    El sistema financiero debe reestablecer su función de intermediación, transformando el ahorro en inversión productiva. El Estado debe garantizar, con su supervisión la confianza del público en estas instituciones. Para ello deberá desarrollarse el marco jurídico e institucional adecuado. Los organismos rectores y supervisores. El Banco Central, el Ministerio de Hacienda, la Superintendencia de Bancos y FOGADE, entre otros, requieren de reformas dirigidas a modernizar sus estructuras para hacerlas cónsonas con el nuevo modelo de desarrollo y las nuevas realidades de los mercados internacionales. La reciente aprobación de la constitución bolivariana provee un marco transparente para la materialización de estas reformas, en un contexto de sostenibilidad y solvencia.

    Objetivo General:

    • Consolidar los mercados de obligaciones internas y externas primarias y secundarias.
    • Continuar perfeccionando la institucionalidad y el marco regulatorio del sistema financiero público.
    • Estimular la baja de los costos de transformación del sistema financiero privado

    Con la aprobación de la Ley Marco que regula el Sistema Financiero Público del Estado, se fortalece el control y la coordinación de este sector, y se agrupan bajo la coordinación de un solo ente adscrito al Ministerio de Finanzas las siguientes instituciones:

    1. El Fondo para el Desarrollo del Sector Agropecuario, Pesquero, Forestal y Afines (FONDAFA).
    2. El Fondo de Crédito Industrial (FONCREI).
    3. El Banco Industrial de Venezuela, C.A. (BIV).
    4. El Banco del Pueblo Soberano, C.A.
    5. Las Coordinaciones de Asistencia Integral.
    6. El Fondo de Inversiones de Venezuela (FIV).
    7. El Banco de Comercio Exterior, C.A. (BANCOEX).
    8. El Banco Nacional de Ahorro y Préstamos (BANAP)

    Con la coordinación centralizada de estos entes se logra una asignación eficiente de los recursos financieros públicos para impulsar el desarrollo y el crecimiento nacional. Se optimiza el funcionamiento de las Instituciones Financieras Públicas y se establece una mejor relación con la Banca Nacional para facilitar el acceso a los recursos y optimizar los términos de crédito para el financiamiento de los sectores productivos especialmente a las PYME.

    • Adicionalmente se propone alcanzar los siguientes objetivos:
    1. Dinamizar el sector productivo nacional.
    2. Concentrar en un solo ente la coordinación de políticas financieras de dichos sectores (Agrícola, Pesquero, Forestal, Industrial, Artesanal, Turístico, Exportador e Hipotecario).
    3. Establecer el control y la supervisión de la gestión financiera crediticia del Estado.
    4. Optimizar la eficiencia y eficacia del Gasto Público que le son inherentes.
    5. Establecer las modalidades de supervisión y control necesarias para el logro de sus objetivos.
    6. Adecuar el sistema al proceso mundial de globalización.

    Propuestas Sector V - La Gran Industria:

    • Las exportaciones no tradicionales serán apoyadas especialmente, para lo cual el Estado creará facilidades, identificará potencialidades y aplicará políticas de incentivos.
    • La inversión extranjera directa tendrá seguridades suficientes y complementará el uso del ahorro interno. Es necesario crear un clima jurídico y también psicológico que ofrezca confianza a los inversionistas extranjeros, desarrollando la producción interna que el país no esté en condiciones de realizar por cuenta propia, dándole prioridad al aporte tecnológico, la gerencia, la creación de empleo y el acceso a mercados externos. Para la diversificación del ingreso de divisas se promoverá el desarrollo de los sectores con potencial competitivo. La identificación de las ventajas competitivas dinámicas y su instrumentación requiere de una participación activa del Estado, creando facilidades, identificando potencialidades e incluso, participando parcialmente. Se aplicarán políticas y medidas restrictivas y limitadoras de la actividad de los capitales especulativos. Se inscribe en este propósito el rechazo a los capitales provenientes del narcotráfico.
    • La repatriación de capitales o vuelta al país de fondos propiedad de venezolanos colocados en bancos del exterior, será estimulada mediante políticas y medidas que ofrezcan las debidas seguridades.

    II.-3 LINEAMIENTOS MACROECONÓMICOS:

    Objetivos Generales

    Se continuarán armonizando los objetivos de reactivación económica y de consolidación de la estabilidad macroeconómica, a través de la instrumentación de políticas dirigidas a lograr un crecimiento sustentable manteniendo el ritmo descendente de la inflación. En ese sentido, la estrategia económica del programa de gobierno coloca el énfasis en las políticas dirigidas a promover la oferta y la inversión privada, fundamentalmente a través de la implementación de incentivos fiscales y de la inversión pública en infraestructura, así como de reformas legales orientadas a establecer un entorno macroeconómico y un marco institucional, estable y favorable a la actividad económica productiva.

    Para lograr un crecimiento económico, sostenible y con baja inflación, el Gobierno Nacional dará una especial atención a la recuperación de la inversión bruta fija total, de tal manera que el proceso de deterioro y obsolescencia del aparato productivo interno se detenga y se inicie un vigoroso proceso de incremento del stock de capital, apoyado por la iniciativa privada y por inversiones del Estado en los sectores de salud, educación, vivienda e infraestructura de apoyo a la producción, especialmente en las zonas de desconcentración económica.

    En el combate a la volatilidad, prerrequisito para la materialización de estos objetivos, el Gobierno Nacional instrumentará dos políticas básicas. La primera, orientada a la corrección del sesgo procíclico de la política fiscal, a través de una programación de las finanzas públicas en un marco plurianual y de generación de ahorro en la fase de auge petrolero, para enfrentar adecuadamente las caídas del ciclo. La segunda, dirigida a mejorar notablemente los mecanismos de coordinación en el uso de los instrumentos fiscales, monetarios y cambiario de la política macroeconómica, para que esta sea coherente y eficiente en el logro de las metas establecidas.

    En el mismo orden de ideas, la reorientación del gasto público hacia una mayor inversión en infraestructura social y productiva, permitirá obtener una considerable reactivación de la economía sin afectar la tendencia decreciente de la inflación.

    La reciente aprobación de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y el conjunto de leyes económicas contenidas en la Ley Habilitante, configuran un marco legal apropiado, trasparente y permanente para que se concreten las inversiones productivas privadas. Asi mismo, el mejoramiento de las condiciones macroeconómicas, en el 2000, generará un ambiente positivo en la recuperación de la confianza por parte del sector privado.

    A mediano plazo, los Fondos de Pensiones constituirán el principal componente del ahorro interno para el financiamiento de la inversión productiva. Los Fondos de Pensiones impulsarán el mercado local de bonos de deuda pública dándole profundidad, permitiendo colocaciones con plazos mayores a los actuales. Asimismo, fomentará el mercado de capitales, especialmente a través de títulos hipotecarios y de bonos corporativos, actualmente casi inexistentes, con el consecuente fomento de la inversión privada.

    En ese sentido, la coordinación de la política monetaria, cambiaria y fiscal jugará un papel fundamental, para lo cual se fortalecerá la programación financiera y el comité de seguimiento de políticas, el cual atenderá prioritariamente, dos aspectos claves:

    • La evaluación del mercado monetario en función de las emisiones de deuda interna requeridas por el Fisco Nacional.
    • El monitoreo del mercado internacional y la evaluación del riesgo país, con el fin de determinar el mejor momento para realizar operaciones en dicho mercado.

    Política fiscal:

    Una sana y correcta política fiscal que disminuya el déficit y haga eficiente la aplicación del gasto, es imprescindible en una gestión pública responsable.

    La política fiscal del Estado tendrá su expresión a través de distintas vías. En primer lugar, la mejora de los ingresos ordinarios, en especial los no petroleros que permitirán ir aumentando progresivamente la participación de dicho ingreso en el presupuesto nacional y generando confianza en los agentes económicos del país y por ende mayor estabilidad macroeconómica.

    En segundo término, la calidad y productividad del gasto será otro factor importante, la cual se logrará con el redimensionamiento cuantitativo y cualitativo del gasto, expresados en la reducción de instituciones, reestructuración de organismos, cambios en las pautas de contratación, eliminación o simplificación de procedimientos, así como el incremento de la participación del gasto de capital en el presupuesto público, lo que representa un importante aporte al desarrollo del país.

    En tercer lugar, el funcionamiento efectivo del Fondo de Estabilización Macroeconómica, tal como lo plantea la Constitución Bolivariana tiene una especial significación, al actuar como mecanismo estabilizador. En la medida en que los excedentes de ingresos fiscales ordinarios susceptibles a la aplicación del FEM sean ahorrados, la percepción de riesgo de los inversionistas, tanto nacionales como extranjeros mejorará notablemente al detectar que existe una importante acumulación de fondos, utilizables en caso de un retroceso de los ingresos fiscales petroleros y no petroleros..

    Otro elemento crucial en la ejecución de la política fiscal, es la determinación de que aquellos recursos adicionales petroleros, una vez descontado lo correspondiente al FEM, serán utilizados para reducir los niveles de endeudamiento y no para incrementar los niveles de gastos a través de créditos adicionales.

    En el mismo orden, se establecerá una estrategia que permita cambiar el perfil de pagos de la deuda externa venezolana, por estar muy concentrado en los años inmediatos y representar un porcentaje muy elevado en el presupuesto de gastos, lo cual permitirá liberar recursos para atender las importantes necesidades sociales.

    Acciones inmediatas:

    • Acelerar la reforma tributaria integral de carácter progresivo y orientada hacia el logro del objetivo productivo nacional, con incentivos fiscales adecuados para fomentar y reactivar las actividades y sectores productivos prioritarios . Se fortalecerá ética, técnica y económicamente al SENIAT para que pueda lograr eficazmente sus fines. Se creará y desarrollará la unidad especial de tributación petrolera en el SENIAT.
    • Disminución de la tasa del IVA desde 15,5% a 14,5% acompañado por una reducción de exenciones. El incremento de la base de recaudación y la continua reducción de las exenciones y exoneraciones contribuirá a disminuir la tasa de este impuesto para incentivar el consumo y la producción de bienes, al eliminar las distorsiones en las cadenas productivas.
    • Incrementar la asignación de recursos para la inversión, destinados a recuperar y desarrollar obras de infraestructura social y productiva
    • Privilegiar las asignaciones de recursos a los sectores educativos, de salubridad y seguridad social, con el propósito de contribuir a la cancelación de la enorme deuda social con la población menos favorecida
    • Diseñar una política integral de hacienda pública, en donde la hacienda regional se fortalecerá en materia de competencias y obligaciones.
    • Vigilar todas las operaciones relacionadas con los ingresos, gastos y bienes de la República y en especial a la reducción de los gastos suntuarios.
    • Implementar los planes de inversión de PDVSA reajustados a las realidades del mercado petrolero internacional, las posibilidades financieras del país y los requerimientos que plantea el objetivo de diversificar la producción nacional.
    • Intensificar la supervisión de los capitales líquidos de las empresas e institutos autónomos del Estado.
    • Se acelerará el saneamiento y modernización de las aduanas fortaleciendo los mecanismos de supervisión y control, para hacerlas instrumentos más cónsonos con el desarrollo del comercio internacional.
    • Se penalizará ejemplarmente la evasión fiscal y se minimizarán las exenciones tributarias para que respondan a una política de incentivos fiscales globales.
    • Se aplicarán técnicas de presupuesto programa plurianual, a través del Marco Plurianual del Presupuesto de acuerdo al mandato constitucional, para consolidar la disciplina fiscal y los equilibrios macroeconómicos.
    • Se continuará consolidando el Fondo de Estabilización Macroeconómica para cumplir con su función de mecanismo anticíclico, estabilizador y de ahorro a largo plazo.

    Política monetaria

    La política monetaria se centrará en preservar el equilibrio monetario, en un ambiente de recuperación de la demanda de dinero como consecuencia natural del crecimiento económico y de la reducción de la inflación.

    • Mantener una acción permanente de coordinación entre la política fiscal y la monetaria al máximo nivel de dirección del Estado para procurar la estabilidad monetaria y de precios, según el precepto constitucional
    • Buscar el equilibrio monetario mediante la regulación, de la oferta, sin obstaculizar un normal desenvolvimiento de las transacciones internas.
    • Reforzar al Banco Central de Venezuela en su autonomía funcional, financiera y administrativa.

    Política financiera:

    • Establecer un clima de confianza y seguridad institucional para lograr tasas de interés que posibiliten el financiamiento de la producción nacional.
    • El Banco Central deberá incentivar la reducción del margen financiero entre las tasas activas y pasivas a fin de lograr el objetivo antes mencionado.

    Política cambiaria:

    Debe propenderse a la estabilidad cambiaria, ya que las fluctuaciones de nuestra moneda afectan negativamente a la población, lo que significa una confiscación de recursos a los sectores más vulnerables. Es por ello que la política cambiaria garantizará la estabilidad del tipo de cambio, contribuyendo con la estrategia antiinflacionario, en un contexto de equilibrio externo.

    Acciones inmediatas:

    • Garantizar un nivel adecuado de reservas internacionales que permitan el cumplimiento de los compromisos externos y los requerimientos por exportaciones.
    • Estimular el diálogo y los acuerdos entre los diversos actores sociales y sectores productivos a fin de garantizar una férrea disciplina macroeconómica.

    Deuda pública externa e interna

    Objetivo

    • Consolidar los mercados primarios y secundarios de obligaciones internas y externas.

    Consideraciones generales:

    Uno de los objetivos fundamentales de la política fiscal es lograr flexibilidad financiera para la República, mediante el desarrollo de una estrategia de gerencia de la deuda publica orientada a garantizar el acceso continuo, oportuno y en condiciones favorables de los recursos en los mercados financieros nacionales e internacionales.

    En el ámbito interno, se continuará con el proceso de desarrollo del mercado de papeles públicos a mediano y largo plazo a fin de que la República cuente con instrumentos de moneda local que permita fomentar el ahorro interno para financiar no solo necesidades de corto plazo sino también las inversiones. Asimismo, se continuará con el proceso de reducción de las tazas de interés, para disminuir los costos de financiamiento de los Sectores Productivos y de la República.

    En el ámbito externo se plantea mejorar la percepción de riesgo del país mediante una comunicación efectiva con las agencias calificadoras de riesgo, los inversionistas , los analistas especializados y las instituciones financieras y a través de las emisiones sistemáticas y periódicas en los mercados internacionales.

    Adicionalmente se creara una Oficina de la Deuda con personal calificado

    con suficiente flexibilidad y autonomía que permita agilidad en los procesos que tienen que ver con la negociación, análisis, emisión, y administración de las obligaciones de la Republica.

    : Un análisis comparativo entre el monto de la deuda externa y el PIB, y entre el servicio de la deuda externa y las exportaciones del país, indica que dicha deuda es moderada. Sin embargo dado que los vencimientos se concentran en los próximos siete años se tiene previsto realizar operaciones financieras que reduzcan el perfil de pago de estas obligaciones en esos años.

    Esta estrategia contempla la evaluación e instrumentación de las siguientes opciones:

    • Recompra de la deuda en los mercados internacionales.
    • Refinanciamiento de la deuda existente, mediante intercambio de obligaciones que se retrasan en los mercados.
    • Contratación de instrumentos financieros que permitan el refinanciamiento de obligaciones con multilaterales y bilaterales.
    • Conversión de deuda de inversiones, planteando oportunidades de negocio en el país.

    La deuda interna se seguirá cancelando de acuerdo a sus vencimientos.

    • Las acreencias de los trabajadores del Estado serán adecuadamente satisfechas.

    El abatimiento de la inflación es una tarea de primer orden. Sus causas son de carácter estructural y coyuntural, su combate debe ser una labor ininterrumpida, y los devastadores efectos que tiene, sobre la población de ingresos constantes, la califican como un enemigo al cual no se te puede dar tregua.

    La acción económica de] Estado y el éxito de los objetivos propuestos no dependen, solamente, del resultado de un ambiente macroeconómico coherente. Están directamente relacionados con las políticas sectoriales y territoriales, de amplia visión, orientadas al logro del objetivo productivo.

    III PROYECTOS POR SECTORES:

  • Petróleo

    Proyecto
    Descripción
    Ubicación
    Proyecto SINCOR
    Producir, transportar y mejorar 204 MBD de crudo Zuata
    Oriente
    Proyecto CERRO NEGRO
    Producir, transportar y mejorar 117 MBD de crudo Cerro Negro
    Occidente
    Proyecto PETROZUATA
    Producir, transportar y mejorar 120 MBD de crudo Zuata
    Occidente
    Proyecto HAMACA
    Producir, transportar y mejorar 190 MBD de crudo Hamaca
    Occidente
    Programa de Exploración
    Inversión por 242 MM $ para exploración de nuevas reservas
    Nacional
    Programa de Perforación
    Incrementar la producción de hidrocarburos en nuevos pozos
    Nacional
    Programa de Producción
    Mantenimiento de pozos de producción
    Nacional
    Programa de inyección de agua en campo el Furrial
     
    Oriente
    Desarrollo de alto riesgo Ceuta Sur
    Incrementar producción en 21 MDB de crudo y 40 MMPCD de gas
    Occidente
    Centro Operativo El Furrial
    Diseño y construcción de un centro operativo en el Furrial
    Oriente
    Procesamiento de crudo sintético
    Adecuar el Centro Refinador de Paraguana para el procesamiento de 26MBD
    Occidente
    Aumento de conversión planta de craqueo catalítico
    Incrementar producción de componentes de alto octanaje
     
    Adecuación de instalaciones para entrega de gasolina sin plomo al mercado interno
     
    Nacional

    Gas

    Proyecto
    Descripción
    Ubicación
    Construcción de facilidades para manejo de gas en MONAGAS
    Proveer un sistema de distribución adecuado y adaptado a nuevas normas
    Monagas
    Ampliación sistema Anaco – Puerto Ordaz
    Atender demanda de gas del sector siderúrgico
    Anzoateguí, Bolívar
    Construcción Planta GLP – 5
    Modernizar planta de fraccionamiento de üle
    Zulia
    Ampliación del sistema Anaco – Jose – Puerto La Cruz
    Atender crecimiento de sector petroquimico
    Anzoateguí
    Construcción de gasducto Barbacoa – Margarita
    Gasificar Planta eléctrica Luisa Caceres de Arismendi
    Sucre, Nueva Esparta
    Ampliación de Sistema Anaco – Barquisimeto
    Satisfacer crecimiento de zona industrial de región centro - oocidental
    Centro –occidente
    Gasducto Moron – Paraguana
    Garantizar interconexión entre oriente y occidente
    Falcon

    Petroquímica:

    Proyecto
    Descripción
    Ubicación
    FERTINITRO I
    Construcción de planta de fertilizantes nitrogenados para expotación
    Oriente
    Muelle de Jose
    Construcción de muelle para exportación de productos petroquimicos
    Oriente
    PROESCA Industrialización de corrientes de refinerías Nacional
    CERAVEN
    Manufactura de ceras especiales
    Occidente
    ALKIVEN Manufactura de 118 mil T.M. de alquitrán Occidente

    Aluminio:

    Proyecto
    Descripción
    Ubicación
    Proyecto Operadora de Bauxita Construcción de nueva planta para tratamiento de bauxita Guayana
    Operadora de alumina 1era fase Ampliación de producción de alúmina a dos millones de T.M. Guayana
    Operadora de alumina 2nda fase Ampliación de producción de alúmina a tres millones de T.M. Guayana
    ALCASA Asociaciones estratégicas para modernización tecnológica Guayana
    VENALUM Asociaciones estratégicas para modernización tecnológica Guayana

    Minería:

    Proyecto
    Descripción
    Ubicación
    Proyecto Las Cristinas
    Producción de oro y cobre Guayana
    Proyecto Las Brisas
    Producción de Oro y Cobre
    Guayana
    Loma de Niquel
    Producción de níquel
    Guayana
    Carbones de Guasare
    Producción de 5,6 millones de T.M. de carbón al año
    Occidente
    Carbones La guajira
    Producción de 1,7 millones de T.M. de carbón al año
    Occidente
    Complejo siderúrgico del Lago
    Producción de 0,2 millones de T.M. de carbón al año
    Occidente
    Proyecto carbonífero de Falcon
    Producción de 0.52 millones de T.M. de carbón al año
    Occidente
    Planta de briquetas
    Producción de 0,250 millones de T.M. de briquetas
    Guayana
    Planta de Pellas
    Inversión 330 millones de $
    Guayana
    Peletización
    Producción de 7 millones de T.M. de pellas
    Guayana
    Reapertura del yacimiento Altamira
    Producción de 9 millones de T.M. de mineral de hierro
    Guayana
    Planta de concentración de Menas
    Inversión de 403 millones de $
    Guayana
    Planta de briquetas
    Producción de 1,5 millones de T.M. de briquetas
    Guayana
    Planta de briquetas
    Producción de 2,2 millones de T.M. de briquetas
    Guayana
    Planta siderúrgica
    Producción de planchones
    Guayana

    Infraestructura:

    PROGRAMA NACIONAL DE VIVIENDA
    Familias Atendidas - Ejecución Año 2000
    Programa
    Unidades
    Famil. Atend.
    Atención Pobladores de la Calle
    92
    14.506
    Habilitación Física zonas de Barrios
    168
    156.444
    Mejoramiento y Ampliación de Casas
    20.946
    20.946
    Rehabilitación de Urbanizaciones Populares
    1.653
    98.500
    Nuevas Urbanizaciones y Viviendas de Desarrollo Progresivo
    84.218
    84.218
    Ciudades Intermedias y Desarrollos Habitacionales Productivos
    13.660
    13.660
    Total
     
    388.274

    Agrícola:

    Proyecto
    Descripción
     
    • Cadenas Agroproductivas
    • Programa : Rubros Banderas
    • Proyectos:
    • Palma aceitera (oleaginosas)
    • Arroz
    • Caña de azúcar y panelera
    • Ganadería de doble propósito-pastos
    • Café y cacao
    • Pesca y acuicultura
    • Programas: Rubros Estratégicos
    • Maíz (cereal de consumo humano)
    • Algodón (textil-oleaginosa)
    • Raíces y tubérculos
    • Frutas y hortalizas
    • Musáceas
    • Leguminosas
    • Sorgo, y otras fuentes proteicas y energéticas - ABA - cerdos y aves
    • Especies forestales
       
    • Desarrollo Rural:
    • Programas:
    • Investigación y desarrollo tecnológico
    • Extensión agrícola
    • Capacitación, asistencia técnica y financiera
    • Consolidación de comunidades agrícolas
    • Desarrollo de centros agrarios
    • Comunidades Indígenas
    • Programa fronterizo y Programa de desarrollo de comunidades pobres (PRODECOP)
    • Catastro rural y titulación de tierras
    • Servicios de apoyo a la producción
    • Sanidad Animal y Vegetal
    • Proyectos:
    • Infraestructura agrícola
    • Sistemas de riego
    • Saneamiento de tierras
    • Vialidad agrícola
    • Electrificación rural
    • Telecomunicaciones
    • Vivienda rural y servicios conexos
       
     

    Turismo:

    Programas y Proyectos
    Descripción
    Ubicación
    Programas
    Modernización del marco legal
    Contar con un marco legal que reactive la actividad turística
    Nacional
    Apoyo financiero Estimular la inversión en infraestructura turística
    Nacional
    Apoyo no financiero Canalización de proyectos de formación de recursos humanos, Sistemas de información
    Nacional
    Proyectos
    Centro Turístico Ambiental Integralmente Planificado (CTAIP). Edo Falcón, Playa Norte. Programa PSAT  
    Estado Falcón
    Costa Oriental de Estado Falcón: Plan de Ordenamiento y Reglamento de Uso (PORU) en la zona decretada de Interés Turístico.  
    Estado Falcón
    Isla la Tortuga: PORU, Plan Maestro.   Dependencias Federales
    Proyecto de Ley de Creación del Régimen de la Zona Libre para el Fomento de la inversión turística en la Península de Paraguaná, Edo. Falcón.   Estado Falcón
    Corredor Turístico Fluvial del Río Orinoco en el Edo. Amazonas. Tratado de Cooperación Amazónico.   Estado Apure, Amazonas y Bolívar
    Ruta Libertadora. Convenio Corpoturismo - Corpoandes.   Estado Mérida
    Corredor turístico Río Portuguesa   Estado Portuguesa
    Desarrollo turístico en Puerto Nutrias.   Estado Apure
    Reglamentación de uso del parque litoral "Los Patos", Edo Sucre.   Estado Sucre
    Redefinición y fortalecimiento del programa de asistencia técnica y financiamiento de posadas y campamentos turísticos. Corpoturismo, Corpoindustria y Banco Industrial de Venezuela.   Nacional
    Continuación del proceso de descentralización y transferencia de competencias en materia turística a los municipios: Reorientación del convenio Corpoturismo -Fundacomun y Municipios.   Nacional
    Proyecto Paria, Edo Sucre: Continuar apoyando esta iniciativa privada de desarrollo turístico sustentable de la región. (Corpomedina)   Estado Sucre

    Industria:

    Proyecto Descripción  
    Proyecto 1.1: Reglamento de la Ley de Licitaciones. Establecimiento de márgenes de preferencias temporales para empresas establecidas en el país, asociadas a regiones con alto desempleo y en función del grado de incorporación del esfuerzo nacional.  
    Proyecto 1.2.- Compras no especializadas para la generación de empleo en zonas con alta desocupación. Ropa escolar, uniformes militares, lencerías, pupitres, mobiliarios de para entes públicos, etc.  
    Proyecto 1.3.- Sustitución eficiente de Importaciones. Rubros importados por entes del Estado, susceptibles de ser fabricados competitivamente en el país.  
    Proyecto 2.1.- Fideicomiso FIV. Establecimiento de presupuesto de incentivos para la exportación, draw-back y reintegros del IVA, disponible en fondos rotatorios para la liquidación oportuna de los mismos.  
    Proyecto 2.2.- Promoción de exportaciones de alto valor agregado nacional. Elaborar planes, programas, proyectos y acciones de exportación concertados entre productores, entes financieros y embajadas para la promoción de las exportaciones.  
    Proyecto 3.1.- Incentivo temporal para la creación de empleo. Aumento del empleo industrial, mediante los reintegros del pago patronal correspondiente al IVSS y Política Habitacional, para empresas activas e inactivas.  
    Programa 3.2: Estímulos a la instalación de empresas en zonas económicamente deprimidas. Exoneración de impuestos nacionales, municipales y otros incentivos para la creación de empleo en zonas especiales.  
    Proyecto 4.1: Subastas de créditos para proyectos de empresas con factibilidad técnica y económica. Diseño y elaboración del concurso nacional Antonio José de Sucre, para la selección de los mejores proyectos innovadores, factibles de convertirse en empresas competitivas.  
    Proyecto 4.2: Asignación por concurso de empresas inactivas bajo la jurisdicción de entes del Estado (Foncrei, Fogade, etc. ). Establecimiento del marco legal para facilitar la reactivación de empresas paralizadas y apoyo financiero para nuevos emprendedores, dispuestos a asumir los retos de reapertura de empresas.  
    Proyecto 5.1: Rehabilitación de infraestructura de parques industriales. Acondicionamiento de los servicios públicos en parque industriales bajo la jurisdicción de entes del Estado  
    Proyecto 5.2: Elaboración de planes rectores de parques industriales. Establecimiento de planes concertados para armonizar la creación y desarrollo de parque industriales, en función de los planes económicos de las ciudades y regiones, asegurando la sostenibilidad de los mismos.

    .

     
    Proyecto 6.1: Creación y puesta en funcionamiento del Fondo Nacional de Garantías Recíprocas.    
    Proyecto 6.2: Promoción, estímulo y apoyo al funcionamiento de 24 sociedades de garantías recíprocas, en coordinación con las Alcaldías y Gobernaciones para la reconversión de los entes locales dedicados al financiamiento de las Pymes.    
    Proyecto 7.1: Creación del Instituto Nacional de Desarrollo Industrial. Para ofrecer capacitación, asistencia técnica, promoción y desarrollo de parques industriales y elaboración y difusión de normas industriales.  
    Proyecto 7.2: Formación de emprendedores y capacitación de trabajadores.    

    Comercio Interior:

    Proyectos
    Descripción
     
    Programa de fortalecimiento Institucional del sistema de comercio.    
    Adecuación del Marco Normativo.    
    Programa de Capacitación y Educación de Consumidores.    
    Programa de Orientación y Capacitación de Empresarios.    
    Programa de Seguimiento del Mercado.    
    Programa de Promoción de las Franquicias.    
    Programa de Financiamiento al Sector Comercial.    
    Programa de Modernización del Sector Comercial.    

    Comercio Exterior:

    Proyectos
    Descripción
     
    Profundización y consolidación de la Comunidad Andina, con miras a la conformación de un mercado común.    
    Perfeccionamiento del Acuerdo sobre Comercio e Inversión suscrito entre Venezuela y la Comunidad del Caribe (CARICOM) con miras al fortalecimiento de la presencia de los productos venezolanos en la región.    
    Participación de Venezuela en coordinación con la Comunidad Andina en las negociaciones para la creación del Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA)    
    Instrumentación y Perfeccionamiento del Tratado de Libre Comercio del Grupo de los Tres (TLC-G-3)    
    Participación activa en las negociaciones en el marco de la OMC.    
    Evaluar el aprovechamiento de los Acuerdos Comerciales Internacionales, a los fines de perfeccionarlos o profundizarlos conforme a los objetivos del desarrollo productivo del país.    
    Revisión del Arancel de Aduanas, con miras a fijar la posición negociadora de Venezuela, para el perfeccionamiento del Arancel Externo Común de la Comunidad Andina.    
    Promoción de las inversiones extranjera.    
    Actividades relacionadas con la formación del Mercado Común Andino en el año 2005.    

    Telecomunicaciones:

    Programas y proyectos
    Descripción
     
    • Los siguientes programas, referentes al marco legal requieren urgencia en su ejecución:
    • Aprobar la nueva Ley de Telecomunicaciones
    • Aprobar el Marco Jurídico para el Comercio Electrónico
    • Dictar el Decreto sobre la Internet como servicio de interés Nacional.
    • Dictar el Decreto para la creación de la Infraestructura Nacional de Información como área estratégica para el desarrollo socio-económico del país; y unificación de las redes del estado.
    • Dictar el Decreto de trato especial en las tasas impositivas de las importaciones de equipos y tecnologías de información.
    • Definir los grupos y planes de trabajo para desarrollar los planes sectoriales de Telecomunicación de cada Ministerio, y aprobar los Planes Sectoriales de Telecomunicaciones.
    • Presentar un plan conjunto con la empresa privada, para el desarrollo de los servicios de telecomunicaciones en los nuevos centros poblados. Producto de las inundaciones.
    • Crear el Centro de Desarrollo y Educación de las Telecomunicaciones (CEDATEL).
    • Reestructurar el ente regulador (CONATEL).
       
    Participación del Sector Privado
    • Elevar a 80% el porcentaje de digitalización de la red telefónica.
    • Atender a veinte (20) poblaciones rurales desatendidas.
    • Ampliar los servicios en otras (20) poblaciones ya atendidas.
    • Instalación de la fibra óptica con relación a las instalaciones en cobre en la red estará en un 50%.
    • Alcanzar 5.000.000 de usuarios en el servicio celular.
       

    Ciencia y Tecnología:

    Programas y Proyectos
    Descripción
     
    • Agroalimentación :
    • A través del mecanismo de las Agendas, orientadas a la vinculación y concertación de los distintos actores de los sectores públicos y privados, se desarrollan proyectos en áreas identificadas con los rubros bandera definidos conjuntamente con el Ministerio de Producción y Comercio. A continuación se resume el impacto esperado en cada rubro, en un lapso de seis años :
    1. Cacao :
    • Aumentar la productividad (actualmente de de 200 a 350 kg/Ha) a 600 kg/Ha, por año.
    • Creación de una merienda escolar de alto valor nutritivo y energético.
    • Capacitación de pequeños y medianos productores
    1. Arroz :
    • Reducción de costos de producción.
    • Generación de nuevos productos proteinizados de alto consumo popular
    • Capacitación de pequeños y medianos productores.
    1. Ganadería de doble propósito :
    • Incremento de la productividad ganadera tanto de leche como de carne, a través de nuevas tecnologías.
    • Capacitación de pequeños y medianos empresarios
    1. Palma aceitera :
    • Cultivo de rentabilidad y ventajas competitivas
    • Sustitución de grasas importadas
    • Productividad y desarrollo rural
    • Capacitación de pequeños y medianos productores.
    1. Pesca y acuicultura :
    • Incremento de la productividad pesquera en la modalidad de captura marina, cuyo aporte (93%) es el mayor a nivel nacional y el de mayor creación de empleo.
    • Creación de microempresas empacadoras
    • Capacitación de pequeños y medianos empresarios de la pesca
    • Salud :
    • En esta área se desarrollan los siguientes programas, en coordinación con El Ministerio de Salud y Desarrollo Social y distintos actores de los sectores públicos y privados :
    1. Salud en Estados Frontera :
    • Atención e investigación de pacientes indígenas en, en casos de dengue, tuberculosis, malaria, parasitosis
    1. Creación de una red nacional de diagnóstico en salud pública :
    • Prevenir epidemias, hacer políticas públicas en salud y crear bases de información.
    1. Producción de sueros :
    • Reducir en un año, a 65%, la actual dependencia de 85% de parentales (sueros), vendidos actualmente por compañías transnacionales, y reducirla progresivamente.
    1. Producción de plasma :
    • Aumento de la producción de plasma nacional.
    • Suplir a los hospitales nacionales con la producción nacional de plasma.
    1. Educación :
    • En esta área se desarrollan los siguientes programas, en coordinación con el Ministerio de Educación, y otros actores de los sectores público y privado :
    1. Innovación Pedagógica 
    • Desarrollo de capacidades para identificar y jerarquizar problemas, y de herramientas para su solución. Experiencias piloto en 107 escuelas urbanas y rurales.
    • Desarrollo de contenidos para implementación del uso de la tecnologías de la información en las escuelas primarias y en centros de formación técnica.
    1. Indicadores de eficiencia en el sector universitario
    • Desarrollo de 24 indicadores para evaluar docencia, investigación y extensión, con el objetivo de permitir identificar y jerarquizar necesidades, en función de la productividad y la equidad.
    1. Violencia urbana, Vivienda y Hábitat :
    1. Bases de datos para caracterización de muertes violentas en zonas urbanas para la identificación de patrones y la formulación de políticas para la mitigación de la violencia .
    2. Desarrollo de nuevas tecnologías de construcción de viviendas económicas.
    3. Desarrollo de normas nacionales de construcción y urbanismo.
    4. Desarrollo de políticas y estrategias nacionales en la prevención de desastres

    Línea 2 : Fomento del Capital Humano.

    • Apoyo a la formación y capacitación de la población activa, y a la capacidad de investigación y desarrollo e innovación tecnológica, a través de los siguientes programas :
      1. Becas de postgrado
      2. Sistemas de promoción y estímulo al investigador.
      3. Apoyo a grupos de investigación.
      4. Creación de laboratorios nacionales de referencia.
      5. Apoyo a la formación técnica y empresarial.
      6. Actualización de docentes y técnicos.
      7. Modernización de escuelas técnicas, industriales y agropecuarias
      8. Apoyo a revistas científicas y técnicas.
      9. Apoyo al investigador nóvel (PIN)
    • Línea 3 : Fomento de la Calidad e Innovación Productiva.
    1. Creación del Centro Nacional de Tecnología (CENTEC) :
    • Desarrollo de proyectos tecnológicos que potencian al pequeño productor agrícola, específicamente para centrales paneleros y de yuca.
    • Desarrollo de proyectos tecnológicos en partes y piezas automotrices
    1. Financiamiento a proyectos de desarrollo tecnológico.
    2. Desarrollo de incubadoras de empresas
    • Aporte en la creación de una masa crítica de nuevos empresarios, innovadores y competitivos, a partir de la incorporación del talento disponible : profesores universitarios activos y jubilados, profesionales desempleados con proyectos prioritarios, técnicos en proceso de crecimiento profesional
    1. Proyectos de información y de aplicación de las nuevas tecnologías de la información (TI)
    • Creación del Centro Nacional de Tecnología de la Información (CNTI), con programas iniciales de :
    • Desarrollo de contenidos, capacitación de docentes y dotación de infraestructura para posibilitar el uso de INTERNET y de las TI.
    • Salud : Telemedicina.
    • Economía digital : « e-commerce »
    • Apoyo a sistemas de información :
    • Consolidación de la red y sistemas en WEB para el sistema andino industrial y estímulo al uso de herramientas tecnológicas para la difusión e intercambio de la pequeña y mediana empresa.
    • Creación de un observatorio nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación.
    • Desarrollo de información confianble y oportuna para orientar las políticas públicas, con la producción de mapas regionales temáticos.
    • Propuesta de indicadores en Ciencia, Tecnología e Innovación, y herramientas de análisis de futuros mercados emergentes y nichos de desarrollo.
    • Plan de prospectiva nacional, en coordinación con los Ministerios de Planificación y de Producción y Comercio.
    1. Programas o Agendas de Investigación orientada, en las áreas de :
    • Petróleo y gas :
    • Productos de valor agregado basados en petróleo y desechos petroleros.
    • Minimización del pasivo ambiental con el uso de nuevas tecnologías de manejo de crudos y desechos.
    • Mejorar el producto Orimulsión, al reducir sus efectos ambientales.
    • Olefinas y Plásticos :
    • Apertura de negocios de exportación en el mercado andino
    • Modernización de empresas asociadas al sector, a través del uso de las TI y de iso 9000.
    • Ambiente : Programas en desarrollo en Amazonas (Agroambiente), Morrocoy (Oceanología), y Cuenca del Lago de Maracaibo.
    • Biodiversidad :
    • Conocer y proteger nuestra biodiversidad.
    • Nuevos productos e industrias en biotecnología
    • Línea 4 : Fortalecimiento, vinculación institucional y formación de redes de cooperación :
    • Convenios de cooperación internacional
    • Convenios con organismos multilaterales tales como :
    • BID II : 200 millones de Dólares (cuatro años)
    • Convenios con otros Ministerios e Instituciones nacionales.
    • Alianzas Estratégicas con Empresas y Organizaciones del sector privado, estatal y de la sociedad civil.
    • Programas de estímulo y financiamiento a la formación de redes de cooperación.
    • Agendas
     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Estados Sucre, Aragua, Mérida, Táchira, Zulia y Miranda.

     

     

     

     

     

     

    Estados Portuguesa, Guárico, Zulia y Cojedes

     

     

     

     

    Estados Apure, Anzoátegui, Mérida, Zulia, Guárico, Barinas, Táchira y Bolívar.

     

     

     

     

     

    Estados Zulia, Yaracuy, Monagas y Apure

     

     

     

    Estados Aragua, Anzoátegui, Mérida, Sucre, Delta Amacuro, Amazonas, Miranda y Bolívar

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Amazonas.

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Estado Sucre

     

    Equilibrio Social: Para la República Bolivariana de Venezuela. Alcancemos la Justicia Social

    INTRODUCCIÓN

      • El Proyecto de las Redes Sociales como concreción de la democracia participativa y de la construcción de un nuevo modelo de gestión pública

    EDUCACIÓN, CULTURA Y DEPORTES

      • Los Principales referentes en la educación Básica, Media, Técnica y Profesional (déficits, políticas y proyectos )
      • Educación Superior
      • Deportes
      • Cultura
  • Jóvenes

    SALUD Y DESARROLLO SOCIAL

      • Lineamientos principales para el 2000-2001
  • Metas más importantes

    INTERIOR Y JUSTICIA

      • Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana
      • Lineamientos generales
      • Acciones inmediatas
      • Programas nacionales (mediano y largo plazo)

    Introducción

    La búsqueda del equilibrio social se encuentra orientada no sólo a corregir las enormes diferencias que afectan a nuestra sociedad con su gran carga de exclusión e injusticia social, sino que se orienta al desarrollo pleno del ciudadano en los aspectos relacionados con el ejercicio de la democracia; es decir que la esencia de esta revolución democrática consiste en lograr, a través de la reivindicación y recuperación del espacio público, la vinculación de lo meramente político con todas las decisiones que afectan su vida en el día a día. Es una nueva cultura política, es una nueva manera de ver las cosas, es, en definitiva, una nueva forma de organización de los ciudadanos para la participación directa, disminuyendo las estructuras de intermediación entre el ciudadano y el estado así como entre los ciudadanos. En la medida que el ciudadano asume la gestión de los asuntos públicos, va perdiendo sentido y justificación la existencia separada del funcionario o dicho en otra perspectiva: la sociedad política es reabsorbida por la sociedad civil. Es allí donde el concepto de Red Social cobra su mayor importancia porque allí el nexo ciudadano – estado, adquiere un nuevo contenido, permitiendo superar las contradicciones entre dirigentes y dirigidos, acercando el gobierno a la gente bajo premisas cogestionarias y autogestionarias. Se trata en última instancia, de viabilizar en el terreno orgánico la democracia verdadera, la democracia participativa que se formula en nuestra Constitución Bolivariana. Es esta perspectiva la que le da un nuevo contenido a la política social promovida por el Estado.

    El Proyecto de las Redes Sociales como concreción de la democracia participativa y de la construcción de un nuevo modelo de gestión pública

    La Red Social es una red de redes, como expresión del tejido social en construcción que constituirá la forma de organización molecular del Estado, rebasando la estructura gubernamental de los ministerios y demás instituciones públicas tradicionales. Estará formada por la red escolar, la red ambulatoria, la red de seguridad ciudadana y de defensa civil, la red deportiva y cultural, la de comunicación alternativa, la red de cooperativas de producción y consumo. Todas estas redes estarán vinculadas entre sí a través de mecanismos de comunicación, en primer lugar, pero también a través de relaciones orgánicas. La Red Social permitirá atender y prestar el servicio requerido a cualquier ciudadano desde cualquier punto de la misma (acción del estado hacia los ciudadanos); promoverá el desarrollo integral y el ordenamiento armónico del territorio nacional ( desarrollo sostenible ) permitirá establecer mecanismos de comunicación entre ciudadanos y entre grupos de ciudadanos (estructuración social); facilitará la elaboración, planificación y ejecución de políticas públicas, formando ciudadanía para la toma de decisiones (democracia política); estimulará la democratización de la gestión del estado (participación en la contraloría social).

    EDUCACIÓN, CULTURA Y DEPORTES

    Los Principales referentes en la educación Básica, Media, Técnica y Profesional (déficits, políticas y proyectos).

    La situación encontrada en materia de educación inicial, básica, media diversificada y profesional el 2 de febrero de 1999 puede resumirse en tres aspectos: a) ausencia de un proyecto educativo nacional y por lo tanto poca o ninguna pertinencia social, b) contracción de la matrícula en correspondencia con el proceso acelerado de exclusión social generalizado en nuestro país y c) deficiente calidad de la educación, que se corrobora a partir de distintos estudios internacionales que ubican a nuestro país en los niveles más bajos en materia educativa en el mundo.

    Por otra parte, en cuanto a infraestructura escolar encontramos una planta física insuficiente y deteriorada con carencias muy graves de dotación de materiales didácticos y descoordinación de las instituciones involucradas en la construcción, rehabilitación y dotación de escuelas.

    Igualmente, deficiencias en la cantidad de docentes para la atención de los niños incorporados al sistema escolar y paradójicamente, con unas nóminas abultadas, con bajos niveles de formación, desmotivados y con poco compromiso con el proceso de enseñanza - aprendizaje de nuestros niños y jóvenes; así como, enormes deudas con los trabajadores de la educación de ejerccios anteriores debido al incumplimiento de las cláusulas contractuales.

    En materia de salud, los niños presentaban como elementos comunes los siguientes: deficiencias nutricionales, salud bucal precaria, parasitosis y enfermedades cutáneas.

    Política

    Democratizar la educación dentro de un marco de integración nacional, garantizando el acceso a una educación de calidad para todos.

    Proyectos:

    Desarrollo de la Constituyente Educativa, concebida como uno de los ejes del Proceso Constituyente, entendida aquella como el proceso de participación colectiva para la elaboración del Proyecto Educativo Nacional y el establecimiento de las bases para los desarrollos locales sostenibles mediante la constitución de las redes socio - educativas y la incorporación de la ciencia y la tecnología a los procesos productivos.El Proyecto Educativo Nacional desarrollado en forma sistemática, coherente y orgánica coadyuvará de manera contundente la transformación del país y arrojará como resultado el establecimiento de un currículum que promueva la formación integral de los ciudadanos venezolanos, tal y como está estipulado en la nueva Constitución Nacional, por ende, el currículum básico nacional tendrá como características horizontalidad, articulación, flexibilidad, coherencia, pertinencia socio - cultural, vinculación teoría – práctica - praxis, estudio - trabajo e integración educación- cultura y deportes. Como estrategia curricular desarrollaremos en todas las escuelas los proyectos pedagógicos comunitarios, promoviendo la ruptura con el concepto de la escuela como recinto escolar, estableciendo una relación más orgánica con las comunidades donde se insertan las escuelas, vinculándola orgánicamente con la cultura en todas sus esferas y en particular con la producción, potenciando el mejoramiento de las condiciones y calidad de vida de sus habitantes. Desarrollo del Programa Estratégico constituido por Proyectos Bandera, entre otros:Atención integral a los niños en edad preescolar y ampliación de la cobertura a la población de niños en este nivel, procurando el acceso de todos los niños de 5 y 6 años de edad, incorporando en un rango no inferior a 840.000 niños, a través del programa convencional con por lo menos un año de escolaridad en el nivel. A estos efectos se construirán 10.000 nuevos preescolares en todo el país. Asimismo, se potenciará el desarrollo de la educación inicial de 0 a 4 años de edad mediante programas no convencionales. Escuelas Bolivarianas: Todas las escuelas en el nivel de Educación Básica I y II Etapas deben convertirse en Escuelas Bolivarianas , cuyas direcciones de transformación son: Una escuela para la transformación social y la soberanía nacional; una escuela en el quehacer comunitario como eje y centro de la participación, la autonomía y la democracia; una escuela donde el diálogo de saberes y la producción cultural, en la búsqueda del conocimiento universal y el conocimiento popular, que genera un equilibrio de las tensiones entre la mundialización y la identidad nacional; un modelo de atención integral con justicia social y un ejemplo de renovación pedagógica permanente y un espacio que integra la ciencia, el arte, el deporte, el trabajo y el aprendizaje. La experiencia de las 559 escuelas dentro de esta concepción establecidas en un año de gobierno puede resumirse en un incremento de su matrícula en un 25 % con respecto a las escuelas convencionales y la asistencia diaria de los niños en el aula en un 99 % debido a que se le suministran los alimentos. La inscripción obligatoria para aquellos niños que no posean documentación ya sea la cédula de identidad o la partida de nacimiento y la prohibición de cobro de matrícula han permitido ampliar la cobertura del sistema escolar. No obstante, nuestra meta es incrementarla hasta cubrir a toda la población en este grupo de edades, en un número de estudiantes no inferior a 4.5 millones en las edades comprendidas entre los 7 y 12 años de edad, de acuerdo con las estimaciones poblacionales que tenemos a la mano. Atención a adolescentes y jóvenes Darle continuidad a los estudios a al menos 500.000 jóvenes a los programas convencionales de media diversificada y profesional, es uno de nuestros retos, pues la contracción de la matrícula en este nivel ha sido dramática por el descuido en el que se le mantuvo y la poca motivación de los jóvenes para insertarse en el mismo. Ya se han reactivado las Escuelas Técnicas y creado otras con nuevas especialidades, lo que ha permitido la recuperación de 20.000 alumnos en este nivel y actualmente se está adelantando el proceso d modernización de todas mediante la reforma académico - administrativa y la dotación de equipos modernos.

    En las demás menciones del Ciclo Diversificado y Profesional se realizará la reforma curricular a los fines de que éste se corresponda con el Proyecto Educativo Nacional y las características del currículum definidas con anterioridad. Por otra parte, para ampliar la cobertura y garantizar la prosecución se establecerán programas alternativos, a través de estrategias no convencionales en aquellas localidades donde no sea posible la construcción de escuelas y de nuevas aulas.

    A través de los programas que desarrollan la Fundación Patria Joven (antes Juventud y Cambio) y el INCE, se apunta hacia la incorporación de los jóvenes doblemente excluidos, en vista a su inserción en el sistema escolar o al sistema productivo, por ser esta una amplísima población desasistida y la más vulnerable. La acción, a través de estos organismos, exhibe logros, entre los que se encuentra la capacitación de más de 10.000 adolescentes y jóvenes. Nuestro reto es generar una incorporación masiva de 2.000.000 de esta población entre los 15 y 24 años de edad.

    Reorganización del Ministerio de Educación para su nuevo rol de Ministerio de Educación, Cultura y Deportes. En un plazo de un (1) año se consolidará el proceso de integración y coordinación institucional.

    Educación Superior

    Las políticas y estrategias se inscriben en el Proyecto Educativo del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes y atienden a:

    • El compromiso de la Educación Superior frente a la comunidad científica, educativa y nacional.
    • Los retos del desarrollo económico, social, político y cultural y los nuevos escenarios internacionales los cuales demandan como factor principal e conocimiento y la educación.
    • Distribución regional desigual en número de Instituciones y matrícula
    • Crecimiento matricular acelerado (más significativo en el sector privado en los noventa)
    • Diferenciación y heterogeneidad de las IES
    • Diversificación institucional y de carreras
    • Crecimiento acelerado de instituciones privadas a partir de la década del 80
    • Privatización
    • Debilitamiento de la Universidad pública
    • Pérdida de la Autonomía Universitaria
    • Elitización de las Universidades públicas
    • Surgimiento de un mercado educativo
    • Agudización de crisis por el financiamiento
    • Creciente desigualdad institucional
    • Predominio de los valores de mercado
    • Fragmentación y atomización del conocimiento
    • Crecimiento de la burocracia interna
    • Participación de organismos multilaterales en el diseño de políticas públicas para el sector de Educación Superior

    Referentes básicos

    • Reafirmar a la Educación Superior como espacio de generación de conocimientos y de formación profesional, ciudadana y de realización personal
    • Reconocimiento de su importante papel en:

    1.- La generación de una cultura política democrática y el fortalecimiento del ejercicio de la ciudadanía.

    2.- Revitalización de su función crítica y creadora

    3.- La transición de la cultura de la fuerza a la cultura del diálogo.

    Políticas

    • La conquista de la excelencia académica
    • Mayor pertinencia social
    • Equidad en el acceso y la prosecución estudiantil
    • Mayor eficiencia en el uso de los recursos
    • Corrección de las distorsiones y desviaciones existentes.
    • Rescatar la función planificadora de la OPSU

    Objetivos

    • Reorganizar el Sistema de Educación Superior (S.E.S.)
    • Instrumentar la negociación estratégica entre Universidades- Gobierno
    • Elevar la calidad y eficiencia de las instituciones
    • Mejorar la equidad en el acceso y la prosecución de los estudiantes
    • Lograr una mayor pertinencia social nacional y en los distintos ámbitos territoriales
  • Desarrollar mecanismos efectivos de interrelación de las instituciones del nivel de educación superior con los sectores productivos (alianzas estratégicas).
  • Promover y fortalecer la cooperación nacional, regional e internacional
  • Estas políticas han permitido en el primer año de gobierno:

    • Implementación de Procesos de: Reestructuración, Reorganización, Modernización y Transformación
    • Ampliación y diversificación de la matrícula estudiantil Incremento (de 84.633 a 99.956) de un 16% (15.323 est.) de la matrícula estudiantil en los IUT Y CU oficiales
    • Supervisión de los 25 IUT y CU oficiales y de 118 Sedes y Extensiones de IUT y CU privados e implementación de los correctivos pertinentes

    Estrategias

    • Diseñar un sistema fundamentado en una organización funcional-horizontal que responda a las necesidades sociales, así como a las expectativas individuales de formación.
    • Establecer mecanismos de articulación y cooperación entre universidades, institutos y colegios universitarios y entre éstos y las escuelas técnicas.
    • Adecuar la legislación del sector a las disposiciones de la nueva Carta Magna y a las necesidades de desarrollo del sector.
    • Diseñar mecanismos que permitan diversificar las fuentes de financiamiento y la asignación de recursos con criterios claros, que permitan una rendición de cuentas transparente.
    • Fortalecer el desarrollo de las unidades de investigación existentes y la creación de nuevas que permitan la formación integral de docentes e investigadores.
    • Promover mayor financiamiento a las investigaciones destinadas a dar respuesta a problemas fundamentales del país, en especial las que se apoyan en enfoques multidisciplinarios y transdisciplinarios.
    • Apoyar el financiamiento y la creación de redes de investigación generadas en el país, como un mecanismo fundamental para los propósitos de integración académica y científica nacional, regional e internacional.
    • Promover el intercambio con investigadores nacionales e internacionales, así como con diversos organismos que propician el cambio social y educativo.
    • Desarrollar políticas que permitan el crecimiento de la matrícula de Postgrado, vinculando este sector con las áreas de desarrollo nacional y con las unidades de investigación; ampliando y fortaleciendo dichos estudios mediante el impulso de fórmulas tales como créditos estudiantiles.
    • Diseñar e implantar un sistema de acreditación y evaluación académica para las Instituciones de Educación Superior.
    • Diseñar planes factibles de dotación y equipamiento de nuevas tecnologías a las instituciones de Educación Superior.
    • Promover el desarrollo de programas integrales e interinstitucionales de extensión por parte de las instituciones de Educación Superior con sus comunidades de entorno.
    • Aumentar la cobertura en las instituciones públicas.
    • Desarrollar programas que permitan resolver las iniquidades presentes en los circuitos de escolarización..
    • Reformular el Proceso de Admisión incorporando nuevos criterios de equidad y compensación social.
    • Establecer un sistema actualizado de formulación de nuevas carreras técnico-profesionales, de acuerdo a las necesidades sociales y productivas del país.
    • Establecer y promover mecanismos como el de beca-trabajo que permitan fortalecer el sistema de carreras de Pregrado.

    DEPORTES

    A poco más de un año de haberse iniciado en Venezuela un profundo proceso de cambios democráticos, en el INSTITUTO NACIONAL DE DEPORTES también se comenzó a escribir una historia distinta, donde la actividad deportiva es entendida como sinónimo de dignidad al servicio de toda la población. Por ello, la revolución deportiva se está haciendo realidad y hoy el deporte, por primera vez, tiene rango constitucional.

    Los programas y proyectos que permitirán el desarrollo de la política deportiva nacional son:

    Programa Deporte para todos:

    Proyecto: Deporte Recreativo y Para la Salud. Consiste en la Evaluación y selección de 300 proyectos deportivos, recreativos y para la salud municipales; la ejecución directa de 20 Eventos Masivos a nivel Municipal y Sectorial y el Apoyo a personas para representación del programa D.P.T., dentro y fuera del país.

    Proyecto: Fortalecimiento de la Sociedad Civil. Aquí se incluye el apoyo logístico y financiero a 350 Organizaciones No Gubernamentales (ONG), la supervisión de otras 175, el apoyo logístico y financiero para 120 entes deportivos municipales, la realización de cursos nacionales para la formación de recursos humanos así como la firma de convenios nacionales e internacionales para el mismo fin, el asesoramiento y supervisión a las organizaciones que ejecutan eventos de Deporte para Todos, el apoyo logístico y financiero a 22 Federaciones Deportivas Sectoriales y el apoyo logístico y financiero a ONG´s deportivas escolares en coordinación con las zonas educativas.

    Proyecto: Municipalización Deportiva. Se encuentra orientado al desarrollo deportivo local en incluye el apoyo logístico y financiero a 120 Entes Deportivos Municipales, asesoramiento a 24 Entes Deportivos Regionales, la supervisión a los 120 Entes Deportivos Municipales y 120 ONG´s Municipales y la edición de publicaciones informativas periódicas para el proyecto Municipalización Deportiva y Deporte Sectorial.

    Programa: Deporte de Rendimiento

    Tiene por objeto promover el fortalecimiento a nivel nacional e internacional del Deporte de Alta Competencia e incluye la preparación y participación en eventos nacionales e internacionales, la preparación y participación en eventos del Ciclo Olímpico y la contratación de técnicos.

    CULTURA

    El Estado venezolano asume que "Los valores de la cultura constituyen un bien irrenunciable del pueblo venezolano y un derecho fundamental que el Estado fomentará y garantizará procurando las condiciones, instrumentos legales, medios y presupuestos necesarios." (Art. 99 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela).

    La labor cultural se fundamentará en los siguientes principios:

    1. Creatividad
    2. Calidad
    3. Identidad y memoria
    4. Pensamiento integrador
    5. Participación
    6. Concertación
    7. Autogestión
    8. Productividad
    9. Trabajo en grupo
    10. Integración de cultura, educación, desarrollo social, territorialidad y ambiente.

    En lo inmediato se diseñará e implantará en todo el territorio venezolano el Sistema Nacional de Cultura. Con este objetivo actuaremos simultánea y coordinadamente en tres líneas de acciones: específicas, generales e inmediatas.

    Acciones específicas

    Dirigidas a perfeccionar y ampliar la institucionalidad cultural del Estado. En este aspecto se iniciarán tres procesos:

    1. Creación y acción de la Comisión Presidencial para la Redefinición de la Gestión Cultural Pública. Esta Comisión, conjuntamente con el Viceministerio de Cultura, establecerá en los meses inmediatos los lineamientos generales, instrumentos jurídicos, organizativos, funcionales y administrativos de la acción cultural del Estado cumpliendo los siguientes propósitos:
    • Adaptación de la nueva legislación cultural a la normativa constitucional.
    • Regionalización, descentralización y desconcentración de la gestión cultural.
    • Reordenamiento de la administración cultural pública.
    • Diseño de políticas culturales ajustadas a los planes nacionales de transformación del Estado.
    1. Implantación y puesta en funcionamiento del Sistema Nacional de Cultura. Actuando dentro del marco del Plan Nacional de Organización de Redes Sociales, el Sistema Nacional de Cultura tiene como objetivos:
    • Articular las diferentes acciones e iniciativas de la sociedad civil organizada, comunitarias, gubernamentales, del sector privado y propuestas personales en un plan que permita aprovechar mejor y con mayor eficiencia los recursos humanos, financieros, materiales, técnicos e institucionales.
    • Ensanchar y profundizar las posibilidades de participación democrática y de intercambio de experiencias en todas las entidades geográficas, para apoyar las búsquedas y creación de soluciones regionales y locales a los distintos problemas de la cultura, comprometiendo e integrando en la concertación y la cogestión tanto a los organismos públicos de carácter nacional, como a las instituciones correspondientes en cada estado, de modo que las oportunidades de desarrollo y recursos lleguen efectivamente a la provincia.
    1. Reestructuración del Consejo Nacional de la Cultura-CONAC y revisión de las relaciones intergubernamentales
    • Convertir al CONAC en un organismo de apoyo técnico en materia de cultura, con alcance nacional, regional y municipal, que apoye al Sistema Nacional de Cultura mediante programas de Formación de Recursos Humanos, Investigación y Estadísticas Culturales, y Evaluación y Control.
    • Insertar al CONAC dentro del proceso de modernización y cambio de la actual gestión gubernamental, orientado a optimizar el gasto público, y lograr mayor productividad, rendimiento y eficiencia. Los aspectos legales, técnicos, administrativos y de manejo de personal derivados de este proceso serán debidamente atendidos por las unidades encargadas.
    • Profundizar la revisión de los aspectos jurídicos, administrativos y programáticos de los otros institutos autónomos y fundaciones de Estado con responsabilidad en el área cultural, para fortalecer y operativizar su proyección en todo el territorio nacional.
    • Establecer relaciones y coordinar con otros ministerios o institutos autónomos que promuevan y financien actividades culturales para lograr direccionalidad, coherencia y mayor eficiencia en el cumplimiento de las tareas del Plan Nacional de Cultura del Estado.

    Acciones generales

    Destinadas a vincular la gestión cultural pública con toda la estructura y el funcionamiento de las instituciones que promuevan planes educativos y culturales. Están dirigidas hacia:

    1. Los creadores. Consideramos que la creatividad cultural es la fuente de grandes transformaciones humanas, del respeto a la diversidad, y constituye un tesoro esencial para la conquista de la prosperidad social y de un modo de vida más justo y democrático. Por tanto, los creadores, artistas, artesanos, inventores, científicos, intelectuales de todas las modalidades, promotores y productores de innovaciones, manifestaciones, áreas o especialidades requieren de nuestra especial atención. En tal sentido, es nuestra intención:
    • Promover y valorizar altamente su labor.
    • Propiciar las condiciones sociales, materiales y económicas favorables a la creación y a la inventiva.
    • Continuar y fortalecer la función del Fondo de Estímulo a la Creatividad.
    • Reconocer socialmente la excelencia en el desarrollo productivo.
    • Apoyar el mejoramiento y perfeccionamiento de la formación y capacitación profesional.
    • Promocionar las vocaciones artísticas.
    • Impulsar, apoyar y promocionar los procesos generadores básicos. La creatividad en la educación, en la comunidad y en las artes.
    1. Institutos autónomos y fundaciones de Estado. El Estado atenderá cuidadosamente la experiencia, el nivel de consolidación alcanzado y las posibilidades de crecimiento de cada una de las instituciones culturales vinculadas a la administración pública descentralizada.

      En tal sentido, se hace indispensable establecer orientaciones, reglamentos y normativas precisas que regulen claramente las inversiones y la asignación de recursos mediante el diseño de instrumentos apropiados para la clasificación, calificación y evaluación de la actuación y programación de los organismos e instituciones culturales.

      Para los efectos de la proyección programática de los organismos adscritos, se pondrá énfasis en la contribución que presten a los procesos regionales y municipales de desarrollo cultural.

    2. Grupos culturales e instituciones que reciben aportes públicos. Para el otorgamiento de los aportes para la gestión cultural, se diseñarán y establecerán políticas claras que orienten tanto el proceso de evaluación de los resultados como el perfeccionamiento de la gestión y el afinamiento de criterios e instrumentos para la asignación de los recursos.

    Dichas políticas tomarán en consideración los siguientes aspectos:

    • El establecimiento de los Consejos Estadales y Juntas Comunales encargados de regionalizar, descentralizar y desconcentrar la gestión cultural pública.
    • La creación de mecanismos destinados a fortalecer las aptitudes locales para el análisis estratégico, así como para la gerencia, administración, programación, planificación, evaluación, control y difusión de la acción cultural local y regional.

    Para la evaluación del comportamiento institucional y programático de los organismos culturales, sean aquellos vinculados orgánicamente a la Administración Pública descentralizada o a las organizaciones e instituciones que reciben aportes, se considerarán los siguientes factores:

    1. Evaluación cualitativa institucional
    • Sustentabilidad
    • Alianzas estratégicas para la cooperación
    • Impacto cultural, social, educativo y ambiental; su incidencia y proyección local, regional, nacional (continental y mundial cuando corresponda a la naturaleza de los programas)
    • Autogestión y producción de ingresos propios
    • Racionalización del uso de los recursos
    • Incremento patrimonial
    • Especificidad de perfil
    • Conformación en redes
    • Formación de recursos humanos especializados
    • Complementariedad interinstitucional
    1. Evaluación cualitativa programática
    • Calidad específica de los propósitos y logros
    • Interconexión orgánica con su medio
    • Pertenencia y arraigo
    • Pertinencia ética del desempeño cultural

    3.- La actividad cultural del sector privado. Valorando la enorme importancia de la participación privada en el desarrollo cultural, el Viceministerio estudiará, y acordará formas de coordinación, cogestión y participación con los organismos culturales de este sector en los aspectos relativos a la programación cultural, desarrollo sociocultural comunitario, investigación, formación especializada, fomento, artesanías, impulso a las pequeñas y medianas empresas de servicios culturales en el marco de la campaña "Hacia una Comunidad de Emprendedores".

    ?Asimismo, iniciará estudios técnicos destinados a promover incentivos fiscales y otros para estimular la participación privada en el desarrollo cultural.

    Acciones inmediatas

    Se trata del conjunto de iniciativas que ya están en marcha, como ejemplo de la compenetración que debe existir entre cultura, educación, procesos regionales y patrimonio cultural e histórico.

    La cultura de frontera a frontera. Concebido como un amplio plan movilizador que abra mayores posibilidades a la participación democrática y al intercambio de experiencias entre los habitantes de todas las áreas geográficas del país.

    Las actividades de este Plan contemplan:

    • Las Jornadas de Reafirmación Cultural en cada estado entre los meses de marzo y septiembre, con el fin de instalar los 23 Consejos Estadales de Cultura y Patrimonio, uno por cada entidad federal.
    • Los Congresos Culturales destinados a fortalecer la integración y cooperación entre organismos de las distintas regiones a través de los Consejos Estadales, que abarcarán los ejes territoriales Orinoco-Apure, Oriente, Occidente y Centro del país. Estos Congresos permitirán la creación de cuatro Consejos Regionales de Cultura y Patrimonio.
    • Encuentro Nacional de Cultura, a celebrarse en Caracas en el mes de diciembre de 2000, durante el cual quedará estructurado el Consejo Federal de Cultura y Patrimonio con la participación de todos los Consejos Estadales.

    La cultura en las escuelas bolivarianas. Concebido como un plan progresivo, el programa de inserción de las actividades culturales y prácticas artísticas en las escuelas bolivarianas incorpora experiencias de autorrealización, ampliación y enriquecimiento de los modos de abordar las demás áreas del saber y del conocimiento.

    Hasta el momento participan de la experiencia 74 escuelas (3 por estado y 8 en el Distrito Federal), 20.247 alumnos, 654 docentes, 55 instituciones culturales y se llevará a cabo la incorporación progresiva de los otros centros de educación básica, hasta cubrir la totalidad de este nivel de la educación. Esta acción está dirigida a:

    • Estímulo a la creatividad
    • Asimilación de valores
    • Hábitos de aprendizaje
    • Visión global y pensamiento integrador
    • Desarrollo de las inteligencias múltiples en sus componentes racionales, intuitivos y emocionales
    • Significado de las experiencias lúdicas
    • Desarrollo de habilidades y destrezas potenciando la capacidad de hacer.

    Dentro de esta acción se tienen los siguientes proyectos en proceso:

    • Primer Encuentro Nacional de Creatividad en el Diseño de Materiales Educativos para la Nueva Escuela Venezolana.
    • Museo de Plantel y Museo de Aula.
    • Fomento de la creación de orquestas infantiles en las escuelas. Esta experiencia comenzará en la Escuela Bolivariana "José Martí", Sarría, Caracas.
    • Fomento de la creación de agrupaciones corales. Esta experiencia se iniciará en la Escuela Bolivariana "Armando Zuloaga Blanco", Caracas.
    • Ludotecas con juegos tradicionales. Esta experiencia se iniciará en la Escuela Bolivariana "Eleazar López Contreras", Caricuao
    • Instituciones culturales y artísticas en las escuelas bolivarianas. Actualmente nueve museos de la Zona Metropolitana atienden directamente a ocho escuelas bolivarianas.

    Atención a la infraestructura cultural. Para esto se creará la Oficina de Edificaciones Culturales que se encargará de:

    • Planificar, diseñar y supervisar la acción del Estado a nivel nacional en el mantenimiento y conservación de las edificaciones culturales, construidas, en construcción o en proyecto.
    • Coordinar con el Ministerio de Infraestructura y organismos regionales el diseño de un programa permanente que prevea soluciones al proceso de crecimiento y desarrollo de la acción cultural pública.
    • Optimizar el uso de la infraestructura educativa para la acción conjunta educación-cultura-comunidad.

    Preservación, revitalización y valoración de los espacios bolivarianos. Concebido como un homenaje a Simón Bolívar, con este proyecto nos proponemos rescatar y preservar las áreas y edificios históricos vinculados con la memoria del Libertador y convertirlos en espacios vivos para el estudio de su obra y pensamiento, otorgándole la dignidad que progresivamente han perdido dentro del proceso de transformación urbana. Para ello se dedicará especial atención a la edificación del Panteón Nacional, a la Casa Natal, Museo Bolivariano, Cuadra Bolívar y a sus respectivos entornos. De esta manera, el Estado cumple con la responsabilidad que tenemos los venezolanos de preservar y valorar el significado patrimonial que para toda la humanidad tiene la memoria del Libertador.

    El Cuartel San Carlos: un lugar de encuentro para la cultura nacional. Es la consolidación de este edificio histórico como punto de encuentro de las expresiones culturales de todas las regiones de Venezuela y espacio útil para los distintos Consejos Estadales de Cultura y Patrimonio.

    La cultura en el Plan de Reconstrucción del estado Vargas. En coordinación con el Plan Nacional de redes sociales, en las comunidades afectadas por desastres naturales, el CONAC viene trabajando en la conformación de una red cultural que proponga ejecute y evalúe la participación de instituciones culturales oficiales y privadas en el proceso de reconstrucción del estado Vargas, prestando asesorías a la comunidad de trabajadores culturales en materia de interés colectivo y personal.

    Análisis y evaluación de los programas y proyectos de los institutos autónomos, fundaciones y otros organismos adscritos al Viceministerio de Cultura. A tal efecto, se establecerán grupos de trabajo integrados por expertos en las diferentes áreas culturales.

    Evaluación de los resultados de la Consulta Nacional: el Futuro de la Cultura en Venezuela. Esta Consulta Nacional surgió como una proposición de la Comisión de Enlace en materia cultural. En ella tomaron parte 82 calificados profesionales, quienes elaboraron un conjunto de propuestas en las áreas: Libro y lectura, Patrimonio y memoria, Museos, Legislación cultural, Comunicación e industrias culturales, Financiamiento de la cultura, Investigación y formación, Descentralización y gobiernos regionales, Infraestructura cultural, Cooperación internacional, Cultura popular y creación, y Promoción y difusión de las artes. Dichas propuestas serán analizadas cuidadosamente y se tomaran en cuenta aquéllas que tengan viabilidad y pertinencia.

    Orientaciones generales de gestión.

    • Asumir en su totalidad el Plan de Acción sobre Políticas Culturales al Servicio del Desarrollo, aprobado en la Conferencia Intergubernamental sobre Políticas Culturales, en Estocolmo, Suecia, en abril de 1998.
    • Activar la presencia internacional de la cultura venezolana, promoviendo una visión de integración nacional, continental y caribeña, y utilizando para ello los recursos tecnológicos y de intercambio disponibles.
    • Reconocer la estrecha vinculación que existe entre el desarrollo sustentable y el impulso de la cultura.
    • Reconocer que el respeto a las identidades culturales, la comprensión de las diferencias étnicas en un espacio de valores comunitarios, democráticos, pluralistas, de justicia y equidad socioeconómica, el respeto a la unidad territorial y a la soberanía nacional, son requisitos para la convivencia y la solidaridad.
    • Fortalecer las políticas y las instituciones de patrimonio cultural con la finalidad de consolidar y acentuar su importancia específica, y su interés para el turismo cultura.
    • Valorar la ciudad y su expresión arquitectónica como factor de desarrollo cultural.
    • Promover la cultura como un componente activo de la economía y generador de riquezas, impulsando a las industrias culturales, el turismo cultural y las artesanías.

    JÓVENES

    Las políticas específicas dirigidas a los jóvenes se canalizarán a partir de la combinación de la capacidad institucional instalada (en planteles educativos, instalaciones recreacionales y organizaciones no gubernamentales) y en la nueva fundación Patria Joven, en proceso de desarrollo la cual impulsará el Plan de Juventudes en la Revolución Democrática que se propone los siguientes objetivos generales:

    • Ético-político: jóvenes con conocimiento de los derechos humanos, principios constitucionales fundamentales, deberes y derechos de la juventud y del ciudadano en general. Jóvenes que asuman su liderazgo ante el elevado compromiso de construir y defender el proyecto de patria bolivariana.
    • Organizativo-transformador: La organización de una red de juventudes con alto contenido humanista donde los jóvenes asuman su rol protagónico para ganar la batalla por el desarrollo humano integral, sustentable, mediante una praxis liberadora y de descubrimiento de su realidad, el desarrollo de sus iniciativas juveniles ( artístico-culturales, estudiantiles, comunicacionales, deportivas, entre otras), la difusión y articulación de sus proyectos con otros, para el fortalecimiento de su organización, cultura participativa y conciencia colectiva.
    • Socio-cultural: El ejercicio de una cultura solidaria y comunicante para el rescate de la memoria histórica nacional y latinoamericana-caribeña y la recuperación del sentido de pertenencia, identidad, arraigo y conciencia colectiva.

    Este plan se sustenta en dos programas:

    1. Formación integral para la inserción social y participativa del joven que tiene como objetivo específico el ofrecer condiciones y oportunidades para la actividad formativa, organizativa y comunitaria de la juventud venezolana. Contempla tres proyectos: Brigadas juveniles, dirigido a construir organizaciones juveniles al servicio del desarrollo de las comunidades para la formación de conciencia ciudadana y cultura participativa; Facilitadores integrales de organizaciones juveniles, dirigido a jóvenes organizados, para impulsar y realizar investigación de juventud; Iniciativas juveniles, para fomentar y apoyar iniciativas que adelantan los y las jóvenes como actividades propias de su condición juvenil.
    2. Programa de liderazgo y protagonismo juvenil que persigue crear y fortalecer espacios para el encuentro, la convivencia y el reconocimiento mutuo entre jóvenes de los niveles local, regional, nacional e internacional, para estimular la interlocución, identidad generacional, organización y el asociacionismo de la juventud apoyado en el ideario bolivariano.

    SALUD Y DESARROLLO SOCIAL

    INTRODUCCION

    A partir de febrero de 1999 nos fijamos unos LINEAMIENTOS POLITÍCO-ESTRATEGICOS EN SALUD que consistieron en:

    1. Fortalecer la red ambulatoria, no sólo mejorando su infraestructura o equipamiento o capacitación de personal, sino iniciar la instauración de la Atención Integral.
    2. Mejorar la oferta hospitalaria.
    3. Mejorar la estrategia de control de endemo-epidemias, V.gr., dengue y malaria, de la forma siguiente:

      Dengue: acentuando más la labor en el control y eliminación de criaderos

      Malaria: acentuando más la labor de control en el diagnóstico y tratamiento precoz de casos; por lo tanto, acentuar nuestro esfuerzo más en la capacitación de recursos humanos ubicados fuera de Malariología. (médicos rurales, bioanalistas, enfermeras y residentes de zonas maláricas).

  • Mejorar el presupuesto del Ministerio de Sanidad y Asistencia Social (MSAS) para el 2000
  • Fortalecer y modernizar el Despacho
  • Ir unificando los servicios del Ministerio de Sanidad y Asistencia Social (MSAS) con los del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales

    Aparte de muchos logros obtenidos en esos Lineamientos, a pesar de grandes dificultades en 1999 nos vimos en la necesidad no prevista además de dedicar esfuerzos importantes a:

    • La creación de un nuevo Ministerio (Ministerio de Salud y Desarrollo Social) unificando al Ministerio de Sanidad y Asistencia Social, Familia, FUNDACREDESA y CONAMU.
    • La creación del Fondo Único Social
    • La atención de la tragedia de los Estados Vargas, Miranda, Distrito Federal, Falcón Zulia, etc, de diciembre de 1999.

    LINEAMIENTOS PRINCIPALES PARA EL 2000-2001

    1. Contribuir a mejorar la calidad de vida de los sectores más excluidos (estratos sociales V y IV) y atender a los damnificados de la tragedia de diciembre de 1999
    2. Continuar instauración de la Atención Integral en la red ambulatoria del país, y su fortalecimiento general, de manera que podamos rescatar la eficacia en los programas "Bandera" de salud pública, para la situación actual del país como:
        1. Alta morbilidad y mortalidad por enfermedades cardio-vasculares
        2. Alta morbi-mortalidad por cáncer
        3. Alta mortalidad infantil y materna
  • Alta morbi-mortalidad por causas violentas (inseguridad personal, accidentes de tránsito y suicidios)
  • Problemas importantes del área sexual y reproductiva (como embarazo precoz, muy baja cobertura del control pre-natal, etc)
    1. Concentrar esfuerzos para el mejor control de endemo-epidemias, particularmente Dengue, Malaria, SIDA, y enfermedades prevenibles.
  • Continuar mejorando la capacidad resolutiva de los hospitales.
  • Incentivar y apoyar la participación comunitaria.
  • Desmontaje progresivo del cobro directo a los usuarios.
  • Atender debidamente las necesidades de los trabajadores del sector.
  • Garantizar que el proceso de descentralización sea cada vez más eficaz, fortaleciendo intercambio con Gobernaciones y Direcciones Regionales de Salud.
  • Investigación social, biomédica y otras.
  • Continuar el proceso de modernización y desarrollo institucional, incluyendo unificación con el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS)
  • Fortalecer relaciones interinstitucionales dentro del país (con Universidades y otros Organismos) y fuera del él (con gobiernos y Universidades)
  • Mejorar presupuesto para el 2001.
  • Proyectos especiales (apoyo a ONG’S y otras instituciones)

    METAS MÁS IMPORTANTES

    1. SOBRE NUESTRA CONTRIBUCIÓN PARA MEJORAR LA CALIDAD DE VIDA DE LOS SECTORES MAS EXCLUIDOS Y ATENCIÓN A LOS DAMNIFICADOS DE LA TRAGEDIA DE DICIEMBRE DE 1999.

      El Ministerio de Salud y Desarrollo Social diseñó una estrategia para enfrentar los problemas en las áreas de su competencia, confrontados por la población venezolana. Dicho abordaje estratégico se concreta en la definición de cinco (5) agendas de carácter estructural, vale decir, destinadas a atacar básicamente las causas de los problemas, al mismo tiempo que se abordan también los efectos de estos problemas dada la gravedad de la crisis en que nos encontramos inmersos. Las Agendas son las siguientes: Familia, Hábitat, Organización Social, Ingresos y Proyecto Bolívar 2000.

      A dichas Agendas de corte estructural se les añade una Agenda de carácter coyuntural: La Agenda Emergencia.

      A continuación se explicitan sus respectivos alcances:

      1. Agenda Familia
    • Dotación de uniformes escolares: Programa destinado a cubrir las necesidades de 2.000.000 alumnos aproximadamente. Con ello se garantiza un mínimo de condiciones materiales a una aparte de la población escolar, par acudir a clases con sentido de dignidad y autoestima.
    • Atención a niños en Hogares de Cuidado Diario y Multihogares: 400.000 niños serán beneficiarios de las acciones orientadas por esta vía en todo el país. Este programa garantiza la atención de los infantes de 1 a 6 años en áreas básicas de su evolución personal, como nutrición, formación integral y atención psicosocial. Su impacto es determinante, además por lo que significan dichos Hogares en apoyo de las madres trabajadores venezolanas.
    • Registro nacional de niños y adolescentes: La condición ciudadana empieza a forjarse con la emisión de los documentos que acreditan el nacimiento del individuo y su nacionalidad. 500.000 niños serán beneficiarios de este programa, que busca consolidar las bases de ciudadanía desde tempranas edades, como garantía de una nación con mayor saldo de ciudadanos en el futuro inmediato.
    • Alimentación Escolar: 2.000.000 de alumnos recibirán una dieta balanceada, acorde con los requerimientos nutricionales necesarios para revertir indicadores de desnutrición en población escolar con ciertos grados de exclusión. Ello se logrará a través del propio sistema escolar como mecanismo efectivo para la correcta operatividad del programa.
    • Atención a niños y adolescentes de la patria: Aproximadamente 1.000.000 adolescentes y niños excluidos del sistema escolar recibirán educación para el trabajo, formación integral, capacitación técnica, atención médica y psicosocial, nutrición, orientación familiar y acceso a casas de abrigo, en función de potenciar sus capacidades como ciudadanos útiles a la Patria.
    • Ayuda económica a ancianos: 80.000 ancianos serán beneficiarios de este programa, concebido para la atención de necesidades básicas de la tercera edad excluida socialmente.
    • Suministro de lácteos: Programa mediante el cual se prevé beneficiar a 400.000 madres y lactantes, mediante la provisión de productos lácteos adaptados a sus necesidades, gracias a la red de asistencia social y salud existente.
      1. Agenda Hábitat
    • Atención de familias con proyectos de participación comunitaria: 150.000 familias pertenecientes a comunidades con proyectos sociales de hábitat, serán atendidas por este Programa, que persigue potenciar en las comunidades beneficiarias su capacidad de autogestión y corresponsabilidad con el Estado en la solución de sus problemas de habitabilidad.
    • Financiamiento de proyectos comunitarios: Programa destinado al mejoramiento de las condiciones físicas de las comunidades beneficiarias, mediante el reacondicionamiento de la infraestructura social. Con ello se pretende incorporar valores de autogestión en la actuación de dichas comunidades.
    • Reparación de iglesias: 100 iglesias en todo el país serán refaccionadas en función de mejorar la calidad en las expresiones de fe de la población venezolana.
      1. Agenda Organización Social
    • Conformación de redes comunicacionales: Programa destinado a potenciar iniciativas comunicacionales no convencionales o de alta tecnología en atención de 1.500 comunidades, con el agregado de generación de empleos en promoción y animación social.
    • Sistema de atención e información comunitaria: Programa de atención directa y sistemática de demandas puntuales de información y gestión para unas 40.000 comunidades y familias, para ofrecer respuestas eficientes a través del Fondo Único Social la Red de organismos adscritos al MSDS.
      1. Agenda Ingresos
    • Generación de empleos temporales: 30.000 empleos se activarán en forma temporal mediante la conformación de cuadrillas comunitarias para la rehabilitación y ornato de infraestructura social en todo el país.
    • Generación de empleos permanentes: 40.000 empleos se activarán de forma permanente mediante la política de financiamiento para la creación y consolidación de 3.500 empresas asociativas de economía solidaria en todo el país, con lo cual se beneficiará indirectamente a unas 500.000 personas, con la activación de sus capacidades como sujetos económicos.
      1. Agenda Emergencia: A raíz de los sucesos acaecidos el 16 de Diciembre y cuya expresión más dramática se evidencio en el Estado Vargas, se desarrolló una serie de programas destinados a enfrentar esta situación coyuntural, conformándose así, la Agenda Emergencia, cuyos alcances son definidos a continuación:
    • Generación de empleos temporales: Conformación de cuadrillas de trabajo comunitario que beneficiarán temporalmente a 20.000 personas.
    • Atención de familias damnificadas: Programa destinado a satisfacer necesidades puntuales de 20.000 familias en función de revertir procesos de exclusión social producto de la tragedia de diciembre ’99.
    • Conformación de una red de voluntariado: Programa dirigido a estimular la estructuración y operatividad de una red coordinada de aproximadamente 6.000 voluntarios a nivel nacional, que apoye las labores de atención de dignificados.
    • Conformación de nuevos asentamientos: Estructuración de 100 localidades con los servicios básicos indispensables, apelando a las capacidades de contingentes de dignificados en todo el país.
    • Dotación y equipamiento de viviendas: 30.000 para familias dignificadas, equipadas con los implementos básicos en línea blanca, dormitorio y comedor, mediante un Programa de financiamiento en condiciones especiales.
      1. Agenda Proyecto Bolívar 2000: Constituye una agenda conformada para brindar una respuesta efectiva ante necesidades latentes de la población venezolana, utilizando los medios y recursos que ofrece la plataforma militar del país.
    • Mercados: Programa generador de 25 megamercados a nivel nacional, para la adquisición de productos de la cesta básica a precios accesibles para la población.
    • Casiquiare: Programa de atención directa a las necesidades básicas en salud y alimentación de 25 comunidades indígenas ubicadas en 5 poblaciones del Estado Amazonas.
    • Pesca: Constitución de 15 centros de acopio a lo largo de la región costera y en los ríos Orinoco y Meta, como estímulo a la actividad pesquera en pequeña escala.
    • Rutas populares: Programa para facilitar el tráfico aéreo a la población de escasos recursos que habita en los Estados Amazonas, Barinas y Apure, mediante la habilitación de líneas de aviación con costos subsidiados.
    • Zamora 2000: Creación y consolidación de proyectos agrícolas en el eje Orinoco-Apure, a través de nuevos asentamientos con provisión de servicios básicos, mediante la participación de la población.
      1. Atención a damnificados: 30.000 familias; 150 asentamientos.
      2. Generación de empleo: más de 100.000 (64.000 fijos; 5.000 microempresas; 74 cooperativas; 250 iglesias mejoradas)
      3. Mejorar la nutrición materno-infantil: suministro de lácteos, ácido fólico, antianémico y poli-vitaminas a más de 500.000 madres y niños
      4. Ampliar la cobertura del suministro de medicamentos (SUMED) más de 500.000 beneficiarios generales, diabéticos, hipertensos y cáncer.
    1. RESCATAR LOS PROGRAMAS DE SALUD PÚBLICA A TRAVÉS DE LA ATENCIÓN INTEGRAL Y EL FORTALECIMIENTO DE AMBULATORIOS.

    2.1. Ampliar la instauración del modelo de atención integral hacia 12 estados (Miranda, Guárico, Anzoátegui, Yaracuy, Portuguesa, Barinas, Zulia, Cojedes, Mérida, Delta Amacuro, Nueva Esparta y Aragua)

    2.2. Rehabilitación física, equipamiento y capacitación del personal de 152 ambulatorios, por Proyecto Salud (Convenio Venezuela, Ministerio de Salud y Desarrollo Social, Banco Mundial, Banco Interamericano de Desarrollo y Gobernaciones) por más de 10 millardos de bolívares.

    2.3. Rehabilitación física de más de 500 ambulatorios por el Plan Bolívar 2000, aun costo aproximado de 2.5 millardos de bolívares.

    2.4. Disminuir la mortalidad infantil de 23 por mil nacidos vivos a 18, particularmente en los recién nacidos y menores de un año. Estos 5 puntos de disminución, significan evitar la muerte de 850 niños (aumentando la lactancia materna, mejorando la atención a la embarazada y al recién nacido y aumentado la rehabilitación oral para los casos de diarrea)

    2.5. Disminuir la mortalidad por problemas cardiovasculares, actualmente en 63 personas por día. Particularmente: Aumentar el diagnóstico precoz de diabetes e hipertensión arterial y lograr su debido control y tratamiento (campañas regionales) Igualmente dotar tratamiento con estrepto quinasa a varios hospitales para unos mil casos de infarto agudo.

    2.6. Aumentar la cobertura de citología de cuello uterino, para diagnóstico precoz de lesiones premalignas o lesiones cancerosas iniciales, que puedan tratarse ambulatoriamente (campañas regionales)

    2.7. Aumentar cobertura de control pre-natal a embarazadas, que en los últimos años se ha ubicado en cifras del 30%, cuando debiera ser 100%. Esta falta de control genera daños importantes a la madre y al niño.

    2.8. Inicio del Proyecto INFO-SALUD: atención telefónica a demandas de usuarios, en la red ambulatoria.

    1. MEJORAR CONTROL DE ENDEMO-EPIDEMIAS
      1. Dengue: continuar con nuestra estrategia de acentuar más la lucha en el control y a eliminación de criaderos y no en la fumigación (control químico del adulto volador)

    3.2. Malaria: continuar nuestra estrategia de capacitar recursos humanos más allá del reducido ámbito de la Dirección de Salud Ambiental (Malariología) e incluir a médicos rurales, enfermeras, bioanalistas y aún residentes de áreas maláricas o susceptibles de serlo, particularmente en los Estados Sucre, Bolívar, Amazonas, Apure, Táchira y Barinas

    3.3. SIDA: Mejorar la campaña preventiva y aumentar la cobertura de tratamiento aplicándolo a:

    • Toda mujer embarazada VIH+ o con SIDA, para evitar que el niño nazca enfermo.
    • Todo menor de 18 años (aproximadamente mil personas)
    • Otros casos

    Para atender estas necesidades, aumentaríamos el presupuesto de 2 a 16 millardos de bolívares.

    3.4. Enfermedades prevenibles

    • Iniciaríamos por primera vez en nuestro país, la vacunación contra la Hepatitis B a todo niño menor de un año, lo cual nos dará generaciones nuevas que padezcan está grave infección (que genera mortalidad, cirrosis hepática y cáncer de hígado)
    • Consolidaremos la eliminación de la poliomielitis
    • Continuaremos vacunaciones ordinarias
    • Continuaremos vigilancia estrecha del cólera
    1. MEJORAR CAPACIDAD RESOLUTIVA DE LOS HOSPITALES
      1. Descentralizaremos los recursos de mantenimiento preventivo y correctivo que manejaba FIMA, de manera que cada Director Regional de Salud sea responsable de esos gastos, estimados este año en unos 15 millardos de bolívares
      2. Rehabilitación física, equipamiento y capacitación al personal, de 6 hospitales, con financiamiento multilateral (Monagas 2; Aragua 2; Zulia 1; Carabobo 1)
      3. Rehabilitación física de 40 hospitales tipo I y II, por parte del Plan Bolívar 2000.
      4. Adquisición de diversos equipos para 34 hospitales por parte de la Dirección de Tecnología del Ministerio de Salud y Desarrollo Social (MSDS)
      5. Capacitación a parte del personal de 182 hospitales de todo el país, por Proyecto Salud (multilateral) y Ministerio de Salud y Desarrollo Social
      6. Capacitar en forma definitiva a Venezuela para el tratamiento moderno del cáncer por radiaciones no perjudiciales (adquirir y colocar aceleradores lineales en Lara y Anzoátegui y probablemente Aragua y Mérida. Estos equipos se sumarian al del Oncológico Luis Razzeti y al del Hospital Domingo Luciani de El Llanito, ambos en Caracas)
    1. INCENTIVAR Y APOYAR LA PARTICIPACIÓN COMUNITARIA

    Una vía adecuada para democratizar la gestión, contemplada en la nueva Constitución Nacional, es la de estimular, apoyar y garantizar que diversas organizaciones civiles y ONG’s sean copartícipes de la gestión en salud, desde la planificación hasta la evaluación del impacto social, incluyendo ejecución, monitoreo y administración. Para ello, mantendremos relaciones estrechas con la CNPCS (Coordinación Nacional de Participación Comunitaria en Salud) y otras organizaciones.

    1. DESMONTAJE PROGRESIVO DEL COBRO DIRECTO A LOS USUARIOS DE SERVICIOS

      La estrategia de cobrar en hospitales, ambulatorios y otros servicios; o bien la de exigir insumos médico-quirúrgicos, se inició hace muchos años, gracias al modelo neoliberal que se vino instaurando desde varios gobiernos anteriores. Esta estrategia se acompañó de un desfinanciamiento progresivo de los recursos asignados al viejo Ministerio de Sanidad y Asistencia Social (MSAS)

      El actual gobierno va a eliminar totalmente esa estrategia de privatización de la salud. Pero debe hacerlo progresivamente y durante este año 2000, y dar así cumplimiento a lo que establece la Constitución Nacional. Debe hacerse en forma progresiva a fin de evitar que muchos centros y servicios aún sin financiamiento total colapsen y se perjudiquen aún más aquellas personas que aportan medicinas, insumos o pagos parciales.

      Para el éxito de esta medida, la gestión de los Gobernadores es clave. Ellos deben invertir más en salud con los recursos que reciben por Situado Constitucional, FIDES y Ley de Asignaciones Especiales.

    2. MEJORAR LA ATENCIÓN A NUESTROS TRABAJADORES

      7.1. Continuar extendiendo cobertura del cesta-ticket (incluimos 10 millardos para cubrir nivel central y varios Estados)

      7.2. Dar rápido cumplimiento a decisiones nacionales (aumento general de sueldos y salarios; cancelación de fideicomiso e intereses, etc)

      7.3. Reestructurar la Dirección de Recursos Humanos del Ministerio de Salud y Desarrollo Social.

      7.4. Administrar directamente los recursos extras para mejor salud de los trabajadores.

    3. HACER MÁS EFICAZ LA DESCENTRALIZACIÓN

    Descentralizar, políticamente, es profundizar el proceso democrático, entregándole competencia y poderes de decisión a las gobernaciones y a las alcaldías, Y ADEMÁS LOGRAR LA TRANSFERENCIA ESTADO-SOCIEDAD.

    Ese proceso, por supuesto, si no es asumido por liderazgos responsables a todos esos niveles, PRODUCE MAS DAÑOS QUE BENEFICIOS.

    Por esa razón, creamos la "Oficina para la Descentralización", que pasó a ser la de "Relaciones Intergubernamentales y Descentralización". En este 2000 nos permitirá asumir desde el nivel central, más responsablemente, un adecuado "acompañamiento" a los Estados, en la necesaria descentralización. Por supuesto: en aquellos Estados donde existan desviaciones y perversiones que no se corrijan, nos veremos obligados a intervenir para salvaguardar los intereses superiores de la población y la salud pública.

    1. INVESTIGACIÓN SOCIAL BIOMÉDICA Y OTRAS

      Estrechamiento de relaciones en diversos organismos oficiales, adscritos o no, así como con organismos privados, a objeto de mejorar y optimizar el direccionamiento de algunas líneas de investigación social y salud, investigación biomédica, investigación básica, etc.

    2. MODERNIZACIÓN Y DESARROLLO INSTITUCIONAL

      En 1999 avanzamos notablemente en este sentido. No solo logramos reestructurar apreciablemente el viejo Ministerio de Sanidad y Asistencia Social (MSAS), sino logramos construir un nuevo Ministerio, el cual ahora con su fuerte capacidad para atender un desarrollo social, nos permitirá cumplir proyectos de trabajo más integrales en salud. Pero más aún: vamos camino de una organización hija de "la modernización", sean instituciones públicas o privadas, partidos políticos o clubes deportivos, ONG’s, etc. Este modelo organizacional "piramidal y compartimentado", lo reemplazaremos en parte por una organización de "redes de trabajo", por proyectos, con grupos de trabajo que "tengan la mirada puesta en las metas", que sean capaz de optimizar los recursos, de utilizarlos más rápidamente y por tanto de producir impacto social en forma más consciente y decidida. Además, de informar, de comunicar, en forma más eficaz y oportuna.

    3. FORTALECER RELACIONES INTERINSTITUCIONALES
      1. Con universidades venezolanas

        Lograr un diseño curricular de pre-grado de medicina que favorezca una formación más acorde con las principales necesidades de salud de la población. Igualmente, introducir el aprendizaje de terapias complementarias (medicina naturista, acupuntura, homeopatía)

      2. Con instituciones no universitarias

        Mantener y aún estrechar relaciones con diversas instituciones vinculadas a la salud de la población, públicas o privadas

      3. Con instituciones no venezolanas

    Tanto con algunos países (área andina, Brasil, Cuba, Canadá, y España) como con Organismos Internacionales (OMS, OPS, y otros) mantendremos estrechas relaciones de benéfico para nuestra población.

    1. MEJORAR PRESUPUESTO DEL 2001

      ?En este año 2000 se tiene un 7.2% del presupuesto nacional. En el año 2001 esta proporción deberá ser elevada a valores cercanos al 9%. Esto, junto con medidas integrales (unir MSDS e IVSS; mejorar la planificación, gerencia, supervisión y control, democratizar gestión, etc.) permitirá mejorar notablemente la equidad, la universalidad y la calidad de nuestros servicios y programas de salud.

    2. PROYECTOS ESPECIALES
        1. Continuaremos dando apoyo a organizaciones privadas o mixtas, como:
        • Hogares CREA
        • Fundación para el transplante de Médula Ósea
        • Otros.

    SISTEMA NACIONAL DE SEGURIDAD CIUDADANA

    VISIÓN DEL ESTADO EN MATERIA DE SEGURIDAD CIUDADANA

    El rol del Estado Venezolano en materia de Seguridad Ciudadana es el de garantizar que la sociedad Venezolana se desarrolle en un ambiente de plena libertad y seguridad, que le permita el pleno disfrute de sus derechos y garantías constitucionales.

    LINEAMIENTOS GENERALES DEL ESTADO EN MATERIA DE SEGURIDAD CIUDADANA

    El Plan de seguridad Ciudadana debe cumplir con los siguientes lineamientos generales

    • Garantizar y defender los Derechos Humanos, desarrollar nuevas instituciones en materia de seguridad ciudadana, permitir la participación activa de la sociedad civil organizada y desarrollar el apoyo interinstitucional.
    • Garantizar la protección ciudadana, hogares y familias mediante el fortalecimiento y una mejor coordinación de los órganos de seguridad ciudadana.
    • Fortalecer la capacidad del estado en su función indelegable de fijar y ejecutar las políticas de seguridad ciudadana.

    POLÍTICA NACIONAL DE SEGURIDAD CIUDADANA

    Proteger y organizar la seguridad ciudadana, entendida como la protección de los derechos ciudadanos y las libertades civiles, a fin de mantener la armonía social y la consolidación de la paz publica para el logro de los objetivos nacionales.

    Los objetivos de la política a corto, mediano y a largo plazo, están destinados a:

    1. Mejorar la convivencia e integración social de la ciudadanía.
    2. Desarrollar programas de prevención integral de la criminalidad y la violencia.
    3. Controlar y disminuir los índices de criminalidad e inseguridad ciudadana.

    EL EJECUTIVO NACIONAL HA ADOPTADO LAS SIGUIENTES ACCIONES INMEDIATAS PARA REDUCIR LOS ÍNDICES DE CRIMINALIDAD.

    COORDINACIÓN POLICIAL

    • Creación del centro de coordinación de inteligencia bajo la tutela del Ministro del Interior y Justicia. Este Centro coordina las acciones de inteligencia en materia de delincuencia que son ejecutas por los diversos órganos de seguridad. CTPJ, DISIP, DIM, Ministerio de la Defensa, Órganos de Policía.
    • Creación del centro de coordinación y control de los órganos de seguridad
    • Reestructuración de los órganos de seguridad ciudadana
    • Elaboración de políticas tendentes a la depuración de los órganos de seguridad ciudadana
    • Evaluación y seguimiento semanal de las acciones implementadas, con todos los entes involucrados

    PRESENCIA POLICIAL

    • Mantenimiento de un despliegue policial permanente a nivel nacional
    • Adaptación de la estructura operativa del cuerpo técnico de policía judicial a nivel nacional, en oficinas de investigaciones penales y centros de recepción de denuncias
    • Incremento de la supervisión de las operaciones policiales
    • Combate a la venta y distribución ilegal de bebidas alcohólicas y sustancias estupefacientes y psicotrópicas.
    • Combate del porte ilícito de armas.

    CONTROL SOCIAL Y PARTICIPACIÓN CIUDADANA

    • Creación del consejo nacional asesor en materia de seguridad ciudadana, con participación de la comunidad.
    • Se establece el numero telefónico 800 seguridad.
    • Motivar la participación de las comunidades organizadas en la lucha contra la criminalidad.
    • Cumbre binacional para intercambio de información y estandarización en materia policial fronteriza y narcotráfico que será efectuada en el mes de junio 2000, en el estado Mérida.
    • Intervención del SETRA, por parte de los órganos de seguridad del estado para mejorar el control de la delincuencia en materia del robo de vehículos.
    • Estudio, por parte de los cuerpos de inteligencia, de las causas del incremento del robo de vehículos.
    • Coordinación con la República de Colombia del proceso de recuperación de vehículos.
    • Plan de inspección a nivel nacional para el control de chiveras y estacionamientos.
    • Establecimiento de una fuerza coordinada para actuaciones en materia de robo de vehículos.

    PROGRAMAS NACIONALES EN MATERIA DE SEGURIDAD CIUDADANA (MEDIANO Y LARGO PLAZO)

    Los programas que están siendo desarrollados por el Ministerio de Interior y Justicia incluyen los siguientes:

    1. Prevención integral de la criminalidad y la violencia.
    2. Seguridad pública
    3. Apoyo interinstitucional y participación ciudadana.
    4. Cooperación internacional.
    5. Custodia y rehabilitación del recluso.
    6. Control de la inmigración.
    7. Protección civil y administración de desastres.
    8. Plan de Seguridad Jurídica en materia de Cedulación, y del control de documentos y procesos en los Registros y Notarias

    PROGRAMA NACIONAL DE PREVENCIÓN INTEGRAL DE LA CRIMINALIDAD Y LA VIOLENCIA

    El Objetivo general de este programa es el de promover una cultura preventiva. Para ello se han establecido los siguientes subprogramas

    • Difusión y educación cívica para la convivencia.
    • Desarrollo de centros de orientación, prevención y tratamiento del consumo de drogas.
    • Desarrollo de casas de justicia.
    • Prevención jurídica y psicológica.
    • Prevención en educación.
    • Mediación social y familiar de atención a la mujer, al adolescente y al menor.
    • Intervención comunitaria.

    PROGRAMA NACIONAL DE SEGURIDAD PÚBLICA

    El Objetivo general de este programa es el de buscar la disminución y el control de los índices de criminalidad, inseguridad ciudadana y violencia. Para tal fin se desarrollan las siguientes acciones:

    • Depuración y reestructuración de los cuerpos policiales.
    • Desarrollo de un Sistema educativo optimo para la educación integral policial
    • Fortalecimiento de la imagen policial.
    • Desarrollo del sistema de recolección, tratamiento y análisis de la información criminal.
    • Control de la pequeña criminalidad (transgresiones y faltas).
    • Participación efectiva de las comunidades.

    Además de estas acciones se ha emprendido la revisión y adecuación del marco jurídico vigente en materia de seguridad ciudadana y de las competencias de los cuerpos policiales. Por tal motivo son materia de revisión y elaboración las siguientes leyes:

    1. Código orgánico de seguridad ciudadana.
    2. Ley de policía de investigaciones científicas, penales y criminológicas
    3. Ley de bomberos y bomberas.
    4. Código de ética de los órganos de seguridad ciudadana.
    5. Código de convivencia ciudadana (instrumento jurídico para establecer un sistema eficiente de respuesta a la pequeña criminalidad que constituye uno de los elementos de incidencia más directo a la causa y la percepción de la inseguridad).
    6. Ley de policía nacional.
    7. Ley de protección civil y de la administración de desastres.

    PROGRAMA NACIONAL DE APOYO INTERINSTITUCIONAL Y PARTICIPACION CIUDADANA

    EL Objetivo general de esta programa es el de integrar los ministerios del ejecutivo nacional, sociedad civil en general, otros entes públicos y privados en materia de seguridad ciudadana.

    Los entes que participan de este programa son:

    • Ministerio del interior y justicia.
    • Ministerio de Producción y Comercio.
    • Ministerio de Finanzas – Seniat.
    • Ministerio de Infraestructura
    • Ministerio de Salud y Desarrollo Social.
    • Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales.
    • Ministerio de Relaciones Exteriores
    • Ministerio de la Defensa – Guardia Nacional.
    • Gobernaciones y Alcaldías.
    • Sociedad Civil (Comunidad Organizada, Asociaciones De Vecinos, Organizaciones no gubernamentales y empresa privada).

    PROGRAMA NACIONAL DE COOPERACION INTERNACIONAL

    El Objetivo general de este programa es el de ejecutar todos los convenios suscritos por la República Bolivariana de Venezuela, relacionados con la prevención, tratamiento, investigación, control, información e inteligencia en materia criminal y la coordinación de acciones policiales.

    Se revisaran y perfeccionaran los convenios existentes con los siguientes Países de la Unión Europea: Alemania, Holanda, España, Francia, Italia, Inglaterra, Dinamarca y otros, así como con la s Repúblicas de Colombia, Estados Unidos, Canadá y Guyana

    PROGRAMA NACIONAL DE CUSTODIA Y REHABILITACION DEL RECLUSO

    El Ministerio ejecuta el Proyecto denominado Justicia 2000 cuyo Objetivo General es el de la reinserción social o rehabilitación de los transgresores de la ley, la atención post-penitenciaria y el respeto a los derechos humanos.

    Este programa contempla la atención integral del recluso en términos de la de la educación (formal y no formal) a través de la ejecución de programas con el apoyo del INCE y del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, la salud, la asistencia jurídica, el trabajo la cultura y el deporte. Igualmente contempla la adecuación al marco jurídico para la creación del Instituto Autónomo Penitenciario y de propiciar la administración descentralizada que podrá estar a cargo de los Gobiernos Estadales o Municipales. Finalmente contempla el desarrollo de una moderna, eficiente y segura infraestructura penitenciaria para lo que se esta elaborando un plan quinquenal de obras y de equipamiento.

    PROGRAMA NACIONAL DE CONTROL DE INMIGRACIÓN

    El Objetivo General de este programa es el del control exhaustivo en el ingreso, permanencia y salida de los extranjeros del territorio venezolano para lo que se han previsto las siguientes acciones: Renunciación de la sede central, creación de diez nuevas oficinas,

    Acondicionamientos de las oficinas de inmigración ubicadas en los puertos, aeropuertos y puestos fronterizos. Desarrollo de una plataforma de comunicación (red) y automatización de las oficinas de inmigración. Como parte del programa se prevé la adecuación del marco jurídico en cuanto a: la Ley Orgánica de Migración y Regulación de Extranjeros, las Normas sobre Expedición de Visados, la Ley de Naturalización y su Reglamento y la Ley Orgánica sobre Refugiados o Aislados

    PROGRAMA NACIONAL DE PROTECCIÓN CIVIL Y ADMINISTRACIÓN DE DESASTRES

    El Objetivo general de este programa es el de proteger a la ciudadanía frente a las situaciones que constituyen amenazas, vulnerabilidad o riesgo para su integridad física o de sus propiedades y la administración de desastres, ante catástrofes o calamidades publicas.

    Los campos de acción del programa son:

    • Fortalecimiento institucional
    • Educación preventiva
    • Estrategia de cooperación internacional
    • Desarrollo de tecnología de prevención

    En adición a los programas anteriormente descritos el Ejecutivo nacional por órgano del Ministerio del Interior y Justicia adelanta la reorganización de la OFICINA NACIONAL DE IDENTIFICACION, y ha iniciado el proceso de obtención de recursos para dotar al ciudadano venezolano con un documento de identidad que sea seguro y confiable.  

    Otro programa que adelanta EL Ministerio del Interior y Justicia, con el apoyo del Banco interamericano de Desarrollo, en materia de Seguridad Jurídica, es el proyecto nacional de modernización y automatización de la red de REGISTROS Y NOTARIAS. Este proyecto contempla la creación del sistema registral y notarial venezolano con los siguientes componentes:

    • Proyecto de Automatización, Modernización y Fortalecimiento.
    • Anteproyecto de Ley de Registro y del Notario.
    • Activación de la Superintendencia Nacional de Registros y Notarías.
    • Provisión de cargos por concurso de oposición.
    • Adiestramiento y capacitación del personal.
    • Seguridad y transparencia fiscal.

    Equilibrio Territorial: Para la República Bolivariana de Venezuela. Ocupemos y Consolidemos el Territorio

    Índice

    INTRODUCCIÓN

    I SITUACIÓN ACTUAL

    I.1 Ordenación Territorial y Política de Estado

    I.2 Descentralización Concentrada

    II PROPUESTA: Descentralización Desconcentrada

    II.1 Antecedentes

    II.2 Objetivos

    II.3 El País que queremos

    II.4 Estrategia

    II.4.1 Fachadas de integración

    II.4.2 Dinámica regional

    Fuerzas Desconcentradoras

    II.4.3 Ejes de Desconcentración

    Eje Occidental

    Eje Oriental

    Eje Orinoco-Apure

    II.5 Marco Institucional

    II.5.1 Unidades Regionales de Planificación

    III PROYECTOS?POR REGIONES

    INTRODUCCIÓN

    A partir de febrero de 1999 se inició en Venezuela una revolución pacífica y democrática que, en menos de un año, transformó el marco constitucional del país y dió cumplimiento al ofrecimiento de Hugo Chávez Frías de aprobar la nueva Constitución. Igualmente se inició el proceso de equilibrio territorial que busca distribuir más equitativamente la población y las actividades económicas en el territorio venezolano. En tal sentido se inició el establecimiento de los ejes de desconcentración, se reactivaron las Corporaciones de Desarrollo Regional y se iniciaron los Planes Regionales de Desarrollo y el Plan Nacional de Desarrollo Regional. En este documento se presenta al electorado nacional una propuesta de equilibrio territorial para continuar la revolución a ser ejecutada en el próximo período presidencial.

    El desarrollo económico y social de un país no puede verse separadamente de su concreción territorial. La abstracción que representan las magnitudes económicas no pueden hacernos olvidar que la vida de las personas y la actividad de las empresas tiene un fuerte anclaje en el espacio. Y, de hecho, cada modelo de desarrollo se plasma en una forma específica de ordenamiento territorial. La actividad económica se nutre de los recursos específicos de cada territorio, refleja las formas y capacidades concretas para aprovecharlos y valorizarlos; asimismo, la distancia o la proximidad surten efectos sobre la viabilidad de los proyectos emprendedores, al igual que otros factores como pueden ser los financieros o los recursos humanos. Pero, sobre todo, el modelo territorial condiciona enormemente el modo de vida de las personas, la calidad de vida, la cohesión social y también el impacto ambiental. El proceso de urbanización que ha acompañado a nuestra civilización se ha acelerado mucho en todo el mundo en las últimas décadas pero también es cierto que los problemas y limitaciones de esa tendencia son cada vez más visibles y están generando preocupación en todo planeta.

    La ordenación del territorio, por su parte, es un insumo estático sobre el cual se incorpora la visión dinámica definida por el estilo de desarrollo socio-económico que se quiere implementar y el proyecto de país que se quiere lograr.

    En el caso de Venezuela, esta concepción de la planificación territorial había estado ausente en el diseño de las políticas públicas, lo que generó un proceso de ocupación territorial con marcada tendencia hacia la concentración de la población y de las actividades productivas en un número reducido de núcleos urbanos, dejando desatendido el resto del territorio. Esta desequilibrada ocupación del territorio nacional restó dinamismo a la provincia y creó graves problemas sociales y ambientales en sus principales ciudades.

    La gravedad de los problemas generados por los desequilibrios regionales en Venezuela (estancamiento, migraciones, marginalidad, pobreza y deterioro ambiental) no se había incorporado hasta el presente a la discusión sobre nuestro modelo de desarrollo. Ello había sido así como consecuencia de la prevalencia del "pensamiento único" que en el terreno de lo económico primaba las argumentaciones abstractas de orden macroeconómicas y que en lo relativo al ordenamiento social no concebía otro argumento que el producido por el "libre" mercado. Y ese había sido justamente el espíritu que predominaba en la orientación de las políticas implementadas en nuestro país en las últimas décadas e incluso el proceso de descentralización político-administrativo de la última década se había visto desaprovechado como consecuencia de la ausencia de una estrategia nacional clara.

    El continuo deterioro de la situación territorial del país, producto de la irresponsabilidad de los últimos gobiernos de no tener una política al respecto, nos había llevado a una encrucijada que pudo ser fatal si no se actuaba pronto con inteligencia y decisión. Ello nos obligó a recuperar el tema y convertir su tratamiento en una alta política del Estado.

    En cuanto a la problemática ambiental, la cual es otro de los aspectos a considerar en una política territorial, su permanente deterioro partía también de lo estrecho del enfoque aplicado para contrarrestarlo. La defensa aislada de los valores ambientales ha sido una batalla perdida. Es necesario hacer compatibles el ambiente, la calidad de vida y el desarrollo.

    En este documento se presenta la síntesis de una visión del desarrollo regional que orientará la gestión pública encaminada a superar progresivamente los desequilibrios económicos sociales y ambientales que se expresan actualmente en una inadecuada ocupación del territorio. A partir de ese diagnóstico se plantea una estrategia de descentralización desconcentrada para impulsar el desarrollo sostenible del país, tratando de buscar una congruencia entre el crecimiento económico, la equidad social y la protección ambiental que permita satisfacer las necesidades de la generación presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades.

    En la primera parte de este documento se presenta un diagnóstico de la problemática territorial nacional en donde se destacan los efectos de un desarrollo sin política territorial. Dentro de este diagnóstico se analizan los procesos de desarrollo y subdesarrollo regional dentro del contexto de la macrorealidad política, económica social y ambiental del país, ya que el patrón de ocupación del territorio está condicionado tanto por esta realidad como por las potencialidades y limitaciones de dicho territorio.

    En la segunda parte se presenta una estrategia alternativa para el desarrollo regional, la cual se apoya esencialmente en fuerzas desconcentradoras, cuya aplicación da lugar a una Imagen territorial Futura deseable y factible, basada en el desarrollo de tres grandes ejes de desconcentración: Occidental, Oriental y Orinoco-Apure. Igualmente se presenta el marco institucional que, mediante el establecimiento de Unidades de Desarrollo Regional, servirá de base para la instrumentación de la estrategia.

    I. SITUACIÓN ACTUAL

    I.1 Ordenación Territorial y Política de Estado

    La historia venezolana de los últimos cuarenta años en materia de desarrollo territorial estuvo signada por una pérdida progresiva de la función de planificación del Estado y una excesiva centralización de funciones en manos de instancias del Poder Central y una concentración de funciones en una pequeña porción del territorio nacional. En cuanto a la función de planificación, los diversos esfuerzos por delinear un Plan Nacional de Desarrollo, cuando hubo la intención, no se mantuvieron en el tiempo y fueron víctimas de los cambios de administración, que reiteradamente confundieron las funciones de Estado con las funciones de Gobierno, abandonando así el rumbo previamente trazado, sin ningún tipo de explicación o justificación.

    Numerosos son los ejemplos que ilustran esta realidad. La creación de un polo de desarrollo en Ciudad Guayana, la regionalización del país, la creación del Eje Orinoco-Apure, son solo algunos de estos ejemplos. En el período 1968-1973 se regionalizó el país y se hicieron planes e instituciones regionales con el objetivo de lograr una mejor ordenación territorial. Este proceso se fue posteriormente haciendo cada vez más ineficiente, hasta prácticamente desaparecer. Sin embargo, dejó un legado de estudios y personal capacitado que podrá facilitar la reintroducción de la planificación territorial en el país, permitiendo la corrección de aquellos errores originales que incidieron en su declinación.

    En esta etapa las decisiones se centralizaban en manos de la Presidencia de la República y la participación de Gobernaciones y municipalidades dependían de la administración central. En el año 1989 se dió inicio en el país al proceso de descentralización que constituyó un importante avance en la modernización del país. No obstante, dado que no se logró superar la concentración del desarrollo nacional que ocurre en una pequeña porción del territorio, dejando el resto del territorio prácticamente desatendido, hoy se requiere la profundización del proceso de descentralización, mediante una estrategia de desconcentración, evitando de esta manera que se abandone un proceso altamente beneficioso para el desarrollo del país.

    Otra iniciativa en este sentido fue el Plan Nacional de Ordenación del Territorio decretado el 30 de Octubre de 1998, cuyo contenido es insumo de esta propuesta, en aquellos aspectos que contribuyan con la imagen objetivo y con la estrategia de descentralización desconcentrada.

    La descentralización del país es un proceso complejo y necesario. Sin embargo, los posibles efectos beneficiosos de las medidas de descentralización (elección directa de Gobernadores y Alcaldes, entre otras) fueron ampliamente neutralizadas por los efectos concentradores, en lo territorial, de los paquetes de medidas macroeconómicas instrumentados en los últimos años y por la ausencia de una auténtica estrategia de desarrollo regional que llenara de contenido sustantivo ese proceso de descentralización.

    Los diferentes planes de ajuste que se pusieron en práctica en 1989 y en 1994, además de no lograr sus objetivos macroeconómicos produjeron una contracción en el producto, en el empleo y en el salario real, acompañado de un aumento sustancial de la tasa inflacionaria, incluyendo un incremento de los costos de transporte.

    El impacto de las medidas contrajo significativamente todos los sectores de actividad y en particular el producto agrícola. La agricultura sufrió más que el resto de los sectores al incrementarse sustancialmente sus costos de producción al mismo tiempo que se abrieron indiscriminadamente las importaciones. Barinas, Santa Bárbara, Calabozo, Machiques, Carora, San Felipe, Acarigua-Araure, Guanare, San Carlos, Valle de la Pascua, San Fernando, El Tigre y Maturín, ciudades intermedias de base económica agrícola, perdieron el dinamismo que habían experimentado en años anteriores, lo cual generó migraciones hacia las grandes ciudades y sus cinturones de miseria. La actividad agrícola de El Tigre, Maturín, anteriormente muy próspera, se vió más perjudicada aún por el impacto desequilibrante de una apertura petrolera concebida sólo en términos de un interés rentista con abstracción de lo social y lo ambiental. Por lo tanto, el impacto de la política agraria sobre los desequilibrios territoriales fue de gran profundidad y hoy requiere una redefinición.

    La recesión que acusó el sector industrial generó desempleo en las grandes ciudades, especialmente en el eje Caracas-Maracay-Valencia, lo que aunado a las migraciones provenientes de las zonas agrícolas provocó la proliferación de áreas marginales.

    La inseguridad generada por el auge de la marginalidad y el incremento de los costos turísticos en el país que se dolarizó, así como la ausencia de un mínimo de planificación territorial y protección ambiental en las zonas turísticas, había estancado la afluencia del turismo extranjero y había afectado negativamente el turismo interno. Estos factores habían provocado una fuerte distorsión de la actividad turística y el desarrollo social en Margarita y Puerto La Cruz, sustentada, a su vez, en actividades ilícitas como el lavado de dólares y el tráfico de drogas. Así mismo, dichos factores habían generado una disminución de la actividad turística en los Andes y las zonas costeras, con el consecuente desempleo y la disminución del efecto distribuidor del ingreso del centro a la provincia, el cual había contribuido a frenar la tradicional dinámica poblacional concentradora.

    El amplio potencial de desarrollo regional, en la periferia del país, que podría generar los intercambios fronterizos con Colombia y Brasil se había visto frenado por la absoluta incapacidad del Estado venezolano de ejercer un mínimo de control sobre ese proceso. De igual manera, la explotación descontrolada de minerales en las zonas fronterizas y en todo el Sur de Venezuela había generado un grave deterioro de los altísimos valores ambientales y de biodiversidad existentes en esas zonas.

    Algo análogo había ocurrido con el fuerte impacto ambiental de la trayectoria seguida. El deterioro del medioambiente urbano había ido parejo al empeoramiento de las condiciones de vida en la ciudades y la extensión de la infravivienda de forma incontrolada y sin la mínimas medidas de saneamiento. Por otro lado, la ausencia de una política ambiental clara había impedido valorizar adecuadamente nuestros recursos naturales que, en un marco de desarrollo sostenible hubiera podido constituir un factor de impulso a la desconcentración y, al mismo tiempo, colaborar a la diversidad productiva y al desarrollo de actividades de futuro.

    En síntesis, las medidas de ajuste macroeconómico y el "dejar hacer" que caracterizaba al estado venezolano propio de ese modelo, resultaron ampliamente concentradores en lo territorial y negadores en la práctica de las ventajas de la descentralización. La lección que se puede sacar de esta experiencia es que sin una integración de las políticas económicas, sociales y ambientales en lo territorial no se lograrán resultados socialmente beneficiosos en ninguno de los campos.

    Con base en lo anterior es evidente que las decisiones adecuadamente planificadas en los ámbitos económicos, sociales y ambientales en el territorio, son las que pueden estimular un proceso de ocupación territorial más equilibrado que el ocurrido y por tanto, las políticas territoriales dirigidas al logro de tales fines pero formuladas al margen de esas consideraciones tienden a ser inefectivas y perder vigencia en poco tiempo. La adopción y puesta en práctica de una estrategia global, cualquiera que ésta sea, sin prever sus consecuencias territoriales, estará siempre sujeta a imprecisiones que conducen a profundizar la brecha de los desequilibrios territoriales.

    I.2 Descentralización Concentrada

    La descentralización política y administrativa, así como el afianzamiento de un proceso de desarrollo económico más equilibrado, en su distribución territorial, que el logrado hasta el presente, constituyen demandas profundamente arraigadas en la sociedad venezolana. Los denominados desequilibrios territoriales son, ciertamente, amenazantes realidades cuyas consecuencias afectan sensiblemente el desarrollo general del país.

    La concentración territorial tiene su máxima expresión en los estados centro-norte-costeros, donde se ha ubicado el 40% de la población, poco más del 70% de los establecimientos industriales y las tres cuartas partes del empleo manufacturero. Allí se genera más de la mitad del valor agregado en las diferentes actividades productivas, se acumula casi el 50% del capital fijo generador de más del 60% de la producción bruta no petrolera, todo ello en un espacio que ocupa menos del 2% del territorio nacional.

    Distribución de la Población

    Este fenómeno se torna dramático en los estrechos y excesivamente congestionados valles de Caracas, así como en las áreas montañosas que lo circundan: deterioro de la calidad de vida, falta de viviendas y servicios, criminalidad, marginalidad y desempleo, entre otros, sin contar con el alto riesgo a las amenazas naturales que sufre la población que se concentra en estas áreas tal como ocurrió en la catástrofe del diciembre 1999 ocurrida en el Estado Vargas.

    En contraste con esa situación, en la semidespoblada franja media y sur del país se encuentra un enorme potencial: el 90% de los recursos hídricos, el 95% del potencial hidroeléctrico, el 80% del potencial forestal, cerca del 50% de los suelos con vocación pecuaria del país y el 30% de los suelos para cultivos anuales mecanizados y plantaciones tropicales, un potencial de 7 mil toneladas anuales para pesca continental y una oferta turística asociada a los llanos y a la selva.

    Así mismo, esta franja concentra las mayores reservas mineras tanto metálicas como no metálicas, destacándose 2 mil millones de toneladas de hierro, 200 millones de toneladas de bauxita con un tenor superior al 50% de alúmina, 200 millones de toneladas de fosfatos y 58 millones de toneladas de carbón. Cuenta con enormes depósitos de oro, manganeso y minerales estratégicos, así como con la mayor reserva de petróleo pesado del mundo, asociado a la Faja Petrolífera del Orinoco, con reservas de 200 mil millones de barriles de crudo pesado y 317 millones de barriles de crudos livianos.

    Ubicación de los Recursos

    Como si todo esto fuera poco, los escasos resultados "positivos" del modelo existente -representado en el Sistema Financiero- se han concentrado en el Área Metropolitana de Caracas sin afectar la tendencia al deterioro progresivo de la provincia.

    De mantenerse esta tendencia será necesario, por la misma fuerza que genera la demanda, realizar en la Zona Metropolitana de Caracas inversiones en vialidad, transporte público, saneamiento y en servicios públicos en todas sus especialidades que exigirían dedicar casi la totalidad del Presupuesto Nacional a la dotación de infraestructura urbana en los próximos quinquenios. Baste señalar que resolver el problema de abastecimiento de agua en el centro del país, cuya exigencia superará con creces las capacidades de sus sistemas instalados en los próximos años, requerirá la construcción de grandes obras para trasvases de sitios tan lejanos como el río Orinoco a costos que, en opinión de expertos, pueden alcanzar los 15 mil millones de dólares. Operar tal sistema obligaría a un consumo de energía equivalente a unos 80 mil barriles diarios de petróleo.

    Pero estos efectos y amenazas concentradoras se observan más claramente cuando se analizan algunas cifras de población, empleo, recaudación y transferencias para cada una de las regiones del país. En lo que se refiere a población, la Región Capital y la Central concentran el 40% y si incluimos la Región Zuliana y Nor-Oriental, nos encontramos con una concentración cercana al 60%. En el territorio por debajo de la Región Capital y por encima del Orinoco que abarca las Regiones Centrooccidental y los Andes, concentran un 30%, dejando para el resto del territorio, que es el de mayor extensión, una distribución de aproximadamente sólo el 10% de la población. Cabe reseñar, eso sí, que en la última década se ha producido una relativa moderación de ese proceso, debido sobre todo al empeoramiento de las expectativas en la capital y al efecto de la descentralización sobre las capitales estadales.

    Población por Regiones

    1988
    1998
    1988
    1998
    REGIONES
    (Miles)
    (Porcentaje)
    Capital
    4,156
    4,769
    22.6
    20.5
    Central
    2,763
    3,668
    15.0
    15.8
    Zuliana
    2,238
    3,052
    12.2
    13.1
    Nor Oriental
    2,054
    2,490
    11.2
    10.7
    Centro Occidental
    2,784
    3,535
    15.1
    15.2
    Los Andes
    2,336
    2,854
    12.7
    12.3
    Guayana
    1,042
    1,466
    5.7
    6.3
    Insular
    264
    359
    1.4
    1.5
    Los Llanos
    775
    1,049
    4.2
    4.5
    Total
    18,412
    23,242
    100.0
    100.0
    Fuente: OCEI

    Este tipo de indicador se repite cuando examinamos otros aspectos. Por ejemplo, si examinamos el empleo en el sector industrial manufacturero en las diferentes regiones observamos un comportamiento similar: una alta concentración del empleo en la Región Capital y Central, de aproximadamente un 60%, y si le agregamos la Región Zuliana y Nororiental ya se sobrepasa el 70%. En el segundo estrato referido a la región Centrooccidental y los Andes el empleo se acerca al 20%, y el resto, inferior al 10% se ubica en la Región Guayana, Insular y Llanos.

    Empleo Sector Industria Manufacturera por Regiones

    REGIONES
    1990
    1997
    1990
    1997
    En porcentajes
    Capital
    171,696
    118,582
    35.6
    25.4
    Central
    149,390
    164,222
    30.9
    35.1
    Zuliana
    33,896
    33,856
    7.0
    7.2
    Nor Oriental
    20,843
    28,706
    4.3
    6.1
    Centro Occidental
    43,581
    55,450
    9.0
    11.9
    Los Andes
    19,495
    26,816
    4.0
    5.7
    Guayana
    39,868
    34,977
    8.3
    7.5
    Insular
    927
    1,179
    0.2
    0.3
    Los Llanos
    3,177
    3,731
    0.7
    0.8
    Total
    482,873
    467,519
    100.0
    100.0

    Fuente: Encuesta industrial OCEI

    Este patrón se continúa repitiendo. Al observar la recaudación tributaria no petrolera bajo la jurisdicción del SENIAT, por regiones, se encuentra que entre la Región Capital y la Región Central se concentra más de un 65% de la recaudación. Si se le agrega la Región Zuliana, Nororiental y Centrooccidental observamos una concentración que supera el 90% de la recaudación, quedando algo menos del 10% correspondiente a la Región Guayana, los Andes y los Llanos.

    Recaudación Tributaria no Petrolera

    bajo Jurisdicción del SENIAT (Por Regiones)

    REGION
    MONTO
    %
    % Acum.
    CAPITAL
    1,277,049
    49.0
    49.0
    CENTRAL
    431,215
    16.6
    65.6
    ZULIANA
    318,709
    12.2
    77.8
    NOR-ORIENTAL
    239,727
    9.2
    87.0
    CENTRO-OCCIDENTAL
    119,753
    4.6
    91.6
    GUAYANA
    110,187
    4.2
    95.8
    LOS ANDES
    86,083
    3.3
    99.1
    INSULAR
    12,320
    0.5
    99.6
    LOS LLANOS
    10,332
    0.4
    100.0
    TOTAL NACIONAL
    2,605,373
    100.0
    NOTAS:1/ Incluye el ISLR, ICSVM de mayoristas, licores, cigarrillos, timbre fiscal y sucesiones

    Fuente: Ministerio de Hacienda.

    Recursos Transferidos a las Regiones 1998

    También se observa el mismo patrón en lo referente a los recursos transferidos a las regiones (FIDES, Situado Constitucional y Asignaciones Especiales). Si tomamos en cuenta la Región Capital y Centrooccidental, observamos una concentración de 600 millardos de Bolívares. La región Central, Los Andes, Nororiental y Zuliana concentran más de 1.000 millardos (algo más de 250 millardos cada Región). Finalmente Guayana, Los Llanos e Insular reciben unos 300 millardos.

    El panorama aquí descrito a nivel nacional se puede igualmente identificar a nivel de casi todos los estados, en donde se observa una excesiva concentración de población, inversión, recaudación y empleo alrededor de las capitales de esos estados y un abandono o descuido del interior y sus fronteras. Ello se ha reflejado en un fuerte proceso de urbanización de la población de forma absolutamente desordenada. Siendo así que la tradicional tendencia a una hiperconcentración en la capital del país ha sido parcialmente sustituida o acompañada por una concentración en las capitales de los estados, reproduciendo en menor escala

    Recursos Transferidos a las Regiones 1998

    muchos de los problemas que ya se habían experimentado en las grandes ciudades.

    Todos estos indicadores expresan lo que hemos venido denominando como descentralización concentrada que es la transferencia de funciones político-administrativas y de recursos del Poder Nacional a los estados y municipios, bajo criterios fundamentalmente demográficos, que contribuyen a mantener los desequilibrios territoriales. Como se puede observar, entonces, el proceso de descentralización que ha transitado el país en los últimos 10 años es de naturaleza concentradora, aunque ahora esa concentración se produzca en parte dentro de cada uno de los estados y por ello no ha modificado la tendencia al despoblamiento de las áreas rurales de todo el interior del país.

    La excesiva concentración y el descuido a la acción planificadora del Estado venezolano es una problemática que está en la raíz de la casi totalidad de los problemas económicos, políticos y sociales que padecemos. En períodos anteriores la inclinación al análisis de los fenómenos urbano-regionales en el contexto físico, con evidente abstracción o tratamiento insuficiente de los parámetros económicos, sociales ambientales y políticos en su expresión territorial, condujo a formular escenarios irreales e imágenes objetivo utópicas, frustrante de sinceros esfuerzos de planificación del territorio nacional.

    Surge entonces la necesidad de profundizar el proceso de descentralización mediante una estrategia desconcentradora. Es necesario entonces aprovechar, a través de la descentralización, las potencialidades del país para lograr una distribución más equilibrada y sostenible de las actividades productivas, las inversiones y la población en el territorio nacional.

    II. PROPUESTA: Descentralización Desconcentrada

    II.1 Antecedentes

    Los antecedentes principales de la estrategia que se propone son la propuesta sometida a consideración del electorado en el Programa de Gobierno en 1998 y las realizaciones alcanzadas a partir de la toma de posesión en febrero de 1999. La descentralización y la desconcentración deben procurar un mayor y mejor crecimiento del país y conducir hacia un desarrollo más equilibrado y sostenible, a la vez que generará una mejora en la distribución territorial del ingreso, basado en el aprovechamiento de las potencialidades de las diferentes regiones.

    En lo correspondiente al Programa de Gobierno, se propuso un enfoque a partir de cinco tipos de equilibrio: Político (Constituyente), Social (Honrar la deuda social), Económico (Humanista, Autogestionario), Internacional y Territorial (Descentralización y Desconcentración). No solo se presentó a consideración del electorado la necesidad de incluir en la función de Gobierno la consideración del aspecto referido a la planificación del territorio, sino que también se propuso una visión desconcentradora para superar las limitaciones de una descentralización concentrada.

    Una vez asumido el Gobierno, se inicia la elaboración de una serie de planes que contribuyeron a la estrategia de desarrollo regional propuesta. En abril de 1999 se presentó el Programa Económico de Transición 1.999 – 2.000 y en marzo del 2000 se presentó el Programa Económico 2000.

    II.2 Objetivos

    La realidad del inadecuado proceso de ocupación territorial, expresión física de la relación entablada entre la sociedad venezolana y su entorno, las precisiones conceptuales incluidas en los apartes anteriores de este documento y el conocimiento de la estructura organizativa del sector público y de la sociedad civil, apuntan hacia la necesidad de introducir cambios en la formulación de políticas y estrategias orientadas al logro de objetivos y metas específicas de desarrollo territorial.

    El objetivo final será un desarrollo más equilibrado del territorio, generando, en unos casos, y potenciando, en otros, una dinámica en la población favorable a zonas situadas en los ejes de desconcentración. Para ello, será preciso alcanzar dos objetivos de nivel inferior: la generación de nuevos empleos y un aumento del ingreso y el bienestar en dichas zonas. Un mayor crecimiento y desarrollo económico en las regiones más idóneas de los ejes de desconcentración será el objetivo de tercer nivel, que posibilitará tanto una distribución del empleo y el ingreso más equitativa como una recaudación más eficiente.

    La base de esta estructura de objetivos está formada por tres objetivos operativos más: mejorar la capacitación profesional de la población, promoción de actividades productivas y mayor financiamiento en las áreas seleccionadas, que junto con la mejora de la infraestructura física y social, en la base, completan las relaciones entre objetivos de distinto nivel que expresan la coherencia interna del Plan.

    Este planteamiento se expresa mediante una estrategia de descentralización desconcentrada, base para sustentar el crecimiento y desarrollo de los espacios provincianos, en función de sus recursos, sus potenciales y sus orientaciones productivas. Se pretende, así, la promoción de la diversificación económica bien entendida, es decir, dentro de un contexto nacional de especialización espacial y complementariedad productiva, una mayor equidad social y una mejor gestión ambiental.

    II.3 El País que queremos

    De forma sintética, la imagen territorial a mediano y largo plazo, deseable y factible, lograda como resultado del cumplimiento de objetivos socio económicos que impulsen un desarrollo territorial armónico y sostenible y concebida conjuntamente con una estrategia de descentralización desconcentrada presentaría las siguientes características generales:

    La extensión de la frontera efectiva de ocupación hacia el Sur, sobrepasando el Eje Orinoco-Apure y conectándose en Guasdualito y Santa Elena de Uairén, con Colombia y Brasil, respectivamente. Desarrollo del eje de penetración fluvial Orinoco-Río Negro (Brasil).

    Fortalecimiento del terciario superior de Barquisimeto, Maracaibo, Puerto La Cruz, Barcelona, San Cristóbal y Ciudad Guayana, de tal manera que mediante un proceso de crecimiento urbano ordenado puedan desarrollar sus infraestructuras para convertirse en centros de servicios especializados de nivel nacional e incluso internacional, tales como: centros internacionales de convenciones, centros de comercio y servicios internacionales, servicios de planificación estratégica, coordinación de proyectos multinacionales, consultorías internacionales, finanzas internacionales, decisiones de inversión internacionales, mercadeo internacional, telecomunicaciones del más alto nivel, máxima accesibilidad internacional, centros de investigación de muy alto nivel y servicios de salud altamente especializados, entre otros. Este fortalecimiento iría acompañado de todas aquellas medidas que tiendan a limitar el crecimiento no controlado de la población en estos centros. De todas formas es necesario tener presente que las actividades ligadas a los mercados financieros nacionales e internacionales, las aseguradoras y grandes distribuidoras así como a las funciones estratégicas de las grandes empresas y multinacionales tienen una fuerte tendencia a ubicarse en áreas metropolitanas del tipo de la Región Centro-Norte-Costera (Caracas, Maracay, Valencia), donde de hecho ya hoy cuentan con un dinamismo propio, cuya sostenibilidad puede requerir actuaciones públicas.

    Fortalecimiento de una red de centros urbanos de apoyo a los sectores industriales potencialmente competitivos, a la agricultura en gran escala, al desarrollo minero y al desarrollo del Eje Orinoco-Apure, a saber: Maturín, El Tigre, Valle de la Pascua, Calabozo, Barinas, El Vigía, La Fría, Machiques, Tumeremo, Santa Elena de Uairén, Guasdualito, Puerto Nutrias-Bruzual, San Fernando de Apure y Caicara-Cabruta.

    Establecimiento de un sistema multimodal de transporte, estructurado alrededor de los grandes ejes de integración internacional Caracas-Caribe, Caracas-Bogotá y Caracas-Manaos. La posibilidad de comunicación a lo largo de 1.900 kilómetros de vías fluviales internas permitirán la estructuración de este sistema que, apoyado en la infraestructura existente y prevista (Plan Ferrocarrilero y Plan de Cabotaje), integrará el territorio nacional horizontal y verticalmente, uniendo eficientemente las fuentes de materia prima, los centros de producción, los centros de consumo y los centros de exportación: Puerto Cabello, puerto en la salida del lago de Maracaibo y puerto en el Oriente del país.

    Se estimulará el empleo en el campo a través de la integración de la producción de materias agrícolas con la localización de agroindustrias en las grandes zonas de producción: Apure, Barinas, Portuguesa, Cojedes, Guárico. Anzoategui, Monagas y la Cuenca del Lago de Maracaibo. Así mismo se desarrollará una red de centros en el medio rural que posibilite una adecuada calidad de vida en el campo, lo cual requerirá un flujo de inversiones en servicios. Por otra parte se requiere hacer un gran esfuerzo para preservar las escasas tierras de alto potencial agrícola que posee el territorio nacional y que se encuentran localizadas en las zonas de mayor presión por desarrollo urbanístico, como son los valles intercordilleranos. En lo que corresponde a las Áreas Bajo régimen de Administración Especial (ABRAE) que cubren cerca del 45% del territorio nacional, así como las Zonas de Seguridad y Defensa Nacional, se elaboraran los correspondientes planes de manejo de tal forma de poder hacer un uso óptimo de sus recursos agrícolas, forestales, faunísticos, turísticos y recreacionales, según lo establecido en el marco legal vigente.

    En el caso de las Zonas Protectoras, que cubren una superficie estimada de 100.000 kilómetros cuadrados y representan cuencas altas desde donde se abastecen de agua las principales ciudades, las zonas industriales, las zonas turísticas y las áreas bajo riego del país, además de la navegación fluvial y los desarrollos hidroeléctricos, se debe hacer un énfasis en su manejo racional. En estas zonas protectoras tiene asiento una numerosa población campesina que requiere de intensos programas para utilizar racionalmente los recursos naturales a fin de que puedan producir beneficios, evitando que las prácticas inadecuadas degraden las cuencas acelerando la erosión, empobrezcan los suelos y acentúen así su situación de pobreza.

    El Desarrollo Sustentable del Sur, proyecto de largo plazo ligado a una integración armónica con Colombia y Brasil, estará basado predominantemente en la comunicación aérea y fluvial para el desarrollo de aldeas sustentables y la protección de fronteras internacionales.

    Las zonas impactadas por el proceso de apertura petrolera, así como las de desarrollo turístico serán objeto de una estricta planificación territorial especial a fin de aprovechar al máximo las ventajas derivadas de los procesos minimizando sus impactos negativos.

    Para tales efectos la estrategia de descentralización desconcentrada desarrollará tres grandes ejes de desconcentración: el Eje Occidental Maracaibo-Guasdualito, el eje Oriental Margarita-Ciudad Guayana y el Eje Orinoco-Apure.

    II.4 Estrategia

    La desconcentración del país como objetivo requiere un proceso de modificación del patrón de poblamiento, inversión, distribución y recaudación solo concebible a largo plazo. Baste señalar el ejemplo de Venezuela que tardó más de cincuenta años para pasar de un 80% de población rural a inicios de siglo a un 80% de población urbana en la actualidad. En tal sentido, este objetivo forma parte del Proyecto Nacional de largo plazo y la estrategia para alcanzarlo se sustenta en la definición de unos ejes territoriales de desconcentración, que darán lugar a una nueva ordenación del territorio, y en la difusión de la actividad productiva en las zonas más idóneas de esos ejes, con objeto de fijar en ellas un mayor volumen de población, garantizándole unas condiciones de vida dignas.

    Esta estrategia global tiene varias dimensiones:

    • Una dimensión territorial, basada en la definición de unos ejes de desarrollo y del sistema de ciudades que deben articularlos y polarizar el crecimiento de la población, así como en la propuesta de la necesaria infraestructura de comunicaciones, que contribuya a generar las condiciones favorables a la inversión privada y que, a la vez, los ponga en relación entre sí y con el resto de la nación.
    • Una dimensión económica o productiva, que busque el aumento y la diversificación de la producción del país y, en lo posible, de la región que soporte la población, con objeto de incrementar el poder adquisitivo y procurar mayores oportunidades de empleo. La formación de los recursos humanos y la promoción de actividades atendiendo a las potencialidades de especialización de cada región, con asistencia técnica y financiera serán dos pilares importantes en esta estrategia.
    • Una dimensión social, que procurará un mayor bienestar y calidad de vida a los habitantes de la red de centros poblados ubicados en los ejes de desconcentración, impulsando el mejoramiento de los servicios públicos tales como sanidad, educación, vivienda, infraestructura urbana, etc..
    • Una dimensión ambiental, en su doble vertiente de protección del patrimonio natural y de factor cada vez más importante para el desarrollo económico y social en las sociedades avanzadas en el presente y cargado de posibilidades de generación de riqueza en el futuro más inmediato. Los recursos naturales y el medio ambiente no deben contemplarse solo desde la perspectiva de su conservación, que es fundamental, por supuesto, sino, también, como recursos que hay que incorporar a la calidad de vida y al proceso de desarrollo. Hay que pasar de una concepción puramente utilitaria y defensiva a una actitud positiva, de puesta en valor. La rentabilidad social y económica de los recursos naturales y del ambiente del país, en un contexto de desarrollo sostenible, puede ser no sólo una de las mejores formas de colaborar a la desconcentración, sino, también, de colaborar a la diversidad productiva mediante la potenciación de la industria y los servicios relacionados con el ambiente y todo lo que ello supone.
    • Una dimensión institucional, que contempla el proceso de descentralización no sólo como un argumento político, de acercar la toma de decisiones sobre su futuro a los ciudadanos, sino, también, como la apuesta decidida por la participación de sus representantes institucionales en la orientación del desarrollo de su territorio más cercano.
    • Una dimensión internacional, especialmente importante para la seguridad, la integración con Latinoamérica y las relaciones con el resto del mundo. La estrategia de desconcentración debe tener en cuenta estos aspectos relevantes para el conjunto de la nación.

    A continuación, se exponen cuáles deben ser las líneas estratégicas, derivadas de esta estrategia global, con relación a las fachadas de integración, la dinámica regional y los ejes de desarrollo.

    ?II.4.1 Fachadas para la Integración

    Tal como se señaló en los aspectos conceptuales, al inicio del documento, la región interactúa con el nivel local, el nacional y el mundial. En tal sentido, el Plan de Desarrollo Regional debe considerar el carácter geopolítico de Venezuela que cuenta con tres contextos inmediatos denominados fachadas: la Fachada Caribeña, la Fachada Andina y la Fachada Amazónica. Estos contextos inmediatos no niegan de manera alguna el horizonte más lejano de la geopolítica nacional constituido por los contextos de Europa, Norteamérica, Asia, África y Oceanía, sino que establece un primer nivel de interacción binacional o multinacional al cual el Plan de Desarrollo Regional debe darle importancia prioritaria.

    ?II.4.2 Dinámica Regional

    La estrategia de desconcentración privilegiará las actividades productivas de acuerdo a la vocación y el potencial propios de cada región. La estrategia de diversificación de la producción nacional debe pasar por un reforzamiento de la especialización de cada región en función de sus potencialidades específicas, tratando de promover el desarrollo integrado de aquellas actividades complementarias, tanto productivas como de servicios, que permitan crear la mayor cantidad posible de valor y de empleos en la región.

    La inversión estará dirigida hacia áreas con significativo potencial de desarrollo, haciendo la distinción entre aquella inversión destinada a aprovechar y mejorar el potencial de desarrollo de los ejes, y aquella inversión destinada a mejorar las condiciones de la población y la fuerza laboral de tal manera que los ciudadanos puedan competir por los nuevos trabajos que se generen en las áreas de desconcentración. En tal sentido, a los fines de estimular la dinámica regional se enfatizará en una serie de sectores dinamizadores que sirvan como fuerzas desconcentradoras:

    Fuerzas Desconcentradoras

    Los mejores planes de desarrollo territorial fracasan si las políticas nacionales son concentradoras. Por ello, la consideración de la componente territorial es fundamental en el momento de decidir la estrategia a seguir para instrumentar políticas sectoriales entre las que cabe mencionar:

    • Agricultura
    • Pesca
    • Industria
    • Innovación e Investigación y Desarrollo
    Petróleo
    • Comunicaciones
    • Minería
    • Silvicultura
    • Turismo
    • Cooperativas y Pequeñas Empresas
    • Empresa pública y empresas mixtas
    Fronteras

    II.4.3 Ejes de Desconcentración

    Con base en condiciones geográficas, económicas, culturales y ambientales se ha propuesto el establecimiento de tres ejes principales de desconcentración:

    • Eje Occidental

    El territorio del Occidente del país tiene indudables ventajas comparativas, a escala nacional e internacional, por su potencial en explotación de materias primas de hidrocarburos, hidroelectricidad, carbón, fosfatos y otros minerales metálicos y no metálicos, a los que se agregan variados recursos agropecuarios y un potencial industrial. En la transformación de estas ventajas comparativas en ventajas competitivas juega un papel fundamental la construcción del puerto de aguas profundas en el Golfo de Venezuela.

    En el desenvolvimiento de estas ventajas competitivas hay que insistir en la situación de encrucijada del occidente venezolano, abierto tradicionalmente al Caribe y Colombia, entroncándolos con el resto del territorio de Venezuela, a lo que se agregará en el futuro inmediato su vinculación con el Atlántico a través del Eje Orinoco-Apure.

    • Eje Occidental

    En la prolongación de los Andes Tachirenses hacia las tierras bajas llaneras, se comienza a construir un eje Abejales-La Pedrera para desarrollar los proyectos de explotación de la roca fosfática y plantaciones algodoneras, y el eje Guasdualito-El Amparo (frontera con Colombia) para transformarlo en núcleo de actividades de movilización fluvial y de uso racional de recursos locales, como el aprovechamiento comercial de fincas de crianza de chigüires, babas, búfalos, palma africana, sorgo, arroz, algodón y programas de acuicultura con producción masiva de cachamas. Desde Guasdualito se transportarán los productos tachirenses y Llaneros hasta Ciudad Guayana. De gran porvenir están resultando las explotaciones de los yacimientos de petróleo liviano y mediano, lo que comprueba la existencia de enormes reservas en la zona de Guasdualito. Del lado barinés del Alto Apure se destaca la producción agropecuaria por la ganadería bovina de calidad y los cultivos de algodón, maíz, sorgo, ajonjolí y arroz. Ha sido irracional la explotación maderera de las reservas forestales de Ticoporo, Caparo y San Camilo, debiéndose iniciar a la brevedad acciones masivas de reforestación con especies autóctonas. Es de destacar que la vertiente oriental de los Andes presenta aún la mayor riqueza en biodiversidad de Venezuela.

    Las tierras altas de los estados Mérida y Trujillo tienen un gran potencial turístico, y en los valles y zonas agrícolas se aprecia el reemplazo de los tradicionales cultivos de trigo por horticultura, papas, ajos y floricultura de riego, así como la ganadería bobina y truchicultura, esperándose la producción local de huevos de trucha fértiles para superar la dependencia del exterior.

    • Eje Oriental

    El Eje de Desconcentración Oriental está ubicado al Oriente del país, a ambas márgenes del río Orinoco, partiendo de la Isla de Margarita y llegando hasta Ciudad Guayana y su gran área de influencia económica.

    La parte norte del eje tiene el potencial para superar de manera inmediata el empobrecimiento generado por la monoproducción petrolera. Las tierras agrícolas de la zona, a pesar de ser consideradas como de mediana y baja calidad, presentan áreas significativas de microregiones con suelos de muy buena calidad que no muestran restricciones edáficas para el desarrollo de actividades agrícolas intensivas, aplicando sistemas de riego que superen las condiciones climáticas de la región. Así mismo, los recursos pecuarios se están incrementando, tanto como el recurso forestal, ya que al sur de Monagas y Anzoátegui se han venido desarrollando las plantaciones de pino Caribe más importantes del país.

    Los recursos pesqueros en la región nororiental son de singular valor, aunado a las privilegiadas características fisico-naturales y biológicas muy propicias para la alta potencialidad de recursos que albergan las áreas marinas de la zona.

    • Eje Oriental

    De igual manera se cuenta con enormes reservas de petróleo y gas explotables, tanto en los campos tradicionales como en la Faja Petrolífera del Orinoco y en los nuevos yacimientos al norte de Monagas, así como las grandes refinerías y desarrollos petroquímicos al norte de Anzoátegui. Son también importantes sus recursos minerales, carboníferos, salinas, azufre, arenas silíceas y otros.

    La base principal para la diversificación de la economía de la región nororiental es esencialmente un turismo debidamente planificado, especialmente en la Isla de Margarita, aprovechando para ello escenarios paisajísticos naturales y atractivos monumentos geohistóricos y culturales.

    Al sur del Orinoco, una de las acciones de mayor dimensión geoeconómica en la apertura contemporánea y prospectiva del país se concretó con la creación de la Corporación Venezolana de Guayana. Si bien es cierto que en su inicio se comprometió fundamentalmente y en forma de enclave a una pequeña fracción del espacio guayanés en el complejo urbano de Ciudad Guayana-Ciudad Bolívar, gradualmente se han desencadenado procesos innovadores en la utilización de recursos petrolíferos, mineros, forestales y otras materias primas regionales que, basándose en la hasta ahora inexistente planificación territorial, posibilitarán proyectar a Guayana y Venezuela, en un futuro cercano, a otros estilos de desarrollo.

    El desarrollo industrial básico se concentra en Ciudad Guayana, fundada en 1961. En este territorio se emplazan el complejo siderúrgico, que procesa hierro, acero y ferroaleaciones: el complejo del aluminio, con procesamiento de bauxita, aluminita y aluminio; el complejo de productos fluorados, de producción de cemento y varias industrias privadas. La abundancia de yacimientos de hierro y bauxita, así como de energía hidroeléctrica actual y potencial, garantizan el futuro de este desarrollo.

    Hacia el sur se encuentra el núcleo minero aurífero de El Callao que está en expansión por las nuevas inversiones en la minería del oro. A ello hay que agregar asentamientos espontáneos de millares de pequeños mineros de libre aprovechamiento de placeres de oro y diamante, los cuales ocasionan graves daños ambientales. Especial atención deberá prestarse a la protección ambiental de la zona y a los procesos de integración de las etnias indígenas. Debe evitarse simultáneamente la irracional explotación que se está evidenciando en la Sierra Imataca.

    • Eje Orinoco — Apure

    El proyecto de desarrollo del eje Orinoco-Apure es un "proyecto bandera" que expresa cabalmente la idea de diversificación, descentralización y desconcentración. Este proyecto tiene como objetivo principal la estructuración de un eje de desarrollo en el área de influencia inmediata de los ríos Orinoco y Apure, a través de la identificación, promoción y ordenamiento de una serie de actividades productivas y sociales capaces de generar un importante proceso de ocupación territorial e intercambios económicos de bienes y servicios. La importancia, diversidad y magnitud de los estudios y las obras involucradas sitúan al Proyecto Orinoco-Apure como un gran proyecto nacional, con un alto componente estratégico y geopolítico, que persigue una ocupación más racional del territorio venezolano y un mejor aprovechamiento de sus recursos.

    La puesta en marcha de un proyecto de esta naturaleza requiere la definición de un ámbito geográfico donde se concentren los esfuerzos, decisiones e inversiones de las diferentes actividades que sustenten los desarrollos planteados. El área así definida comprende la totalidad o parte de once estados, a saber: Táchira, Barinas, Apure, Portuguesa, Cojedes, Guárico, Anzoátegui, Amazonas, Monagas, Bolívar y Delta Amacuro.

    • Eje Orinoco — Apure

    El área de influencia inmediata del Proyecto Orinoco-Apure ocupa una superficie superior a los 300.000 kilómetros cuadrados que representa algo más del 30% del territorio nacional. Carece de un sistema de centros poblados, presentando dos núcleos poblacionales relativamente desarrollados, uno a cada extremo del eje, San Cristóbal en el extremo occidental y Ciudad Guayana en el extremo oriental, y un pequeño número de poblaciones de menor jerarquía. Su nivel de poblamiento representa aproximadamente el 12% del total nacional y en la actualidad las actividades económicas se caracterizan por tener poco dinamismo, con excepción de dos núcleos principales. La agricultura y la ganadería son en general de carácter extensivo y poco integradas y la explotación forestal presenta un desarrollo incipiente.

    Posee abundantes recursos naturales, lo que le ha permitido la formulación de una serie de proyectos basados en el aprovechamiento de los mismos. Este potencial esta representado por:

    200.000 millones de barriles de crudo pesado ubicados en la Faja Petrolífera del Orinoco, constituyéndose en la mayor reserva de crudo pesado del mundo.

    25 millones de hectáreas de bosque natural con potencial de producción sostenible, lo que representa el 83% del país. Así mismo, en el área se ubica la mayor proporción nacional de tierras aptas para plantaciones forestales, estimadas en más de un millón de hectáreas capaces de abastecer la totalidad de la demanda nacional de la industria celulósica. El mayor potencial forestal se concentra en el sector oriental del eje.

    El 90% de los recursos hidráulicos del país y el 95% de los recursos hidroeléctricos, representados básicamente por los ríos Caroní, Caura y Orinoco.

    Cerca del 50% de los suelos con vocación pecuaria del país y aproximadamente un millón doscientas mil hectáreas de suelos con vocación para cultivos anuales mecanizados y plantaciones tropicales ubicados fundamentalmente en el sector occidental, aguas arriba de San Fernando.

    Importantes recursos pesqueros. En el tramo fluvial entre Cabruta y Barrancas la comunidad íctica está compuesta por 450 especies, 60 explotadas comercialmente y un potencial de explotación sustentable de cuarenta mil toneladas al año. En el Apure y el Delta este potencial puede estar sobre las diez mil toneladas por año.

    Alta concentración de minerales metálicos y no metálicos, destacándose por una parte 50 millones de toneladas de carbón y 1.000 millones de toneladas de fosfato en el sector occidental del Eje, por otra, reservas superiores a los 200 millones de toneladas de bauxita con un tenor superior al 50% de alúmina y unos 2.00 millones de toneladas de hierro, en el sector oriental. Esta distribución espacial permite la vinculación, a través de los ríos Orinoco-Apure, de zonas geológicas diferentes, así como la integración industrial en el procesamiento de estos recursos.

    Posee en sus extremos importantes ventajas comparativas para el desarrollo industrial: en el Este, abundancia de agua dulce, energía, minerales metálicos, recursos forestales y facilidades de acceso al Océano Atlántico y al Norte de Brasil; al Oeste, una estratégica ubicación respecto al mercado del Pacto Andino, infraestructura industrial y de servicios y presencia de importantes recursos mineros no metálicos (carbón, fosfato, caolín)

    El proceso de ocupación territorial futuro estará enmarcado en las siguientes estrategias de desarrollo:

    • Utilización de los ríos Orinoco y Apure como eje de convergencia de diversos proyectos y actividades, haciendo el mayor uso posible del transporte fluvial para el traslado de productos e insumos y estimulando las complementariedades interregionales.
    • Fomento, impulso y reactivación del desarrollo de actividades productivas agrícolas e industriales, que contribuyan a impulsar y estabilizar el crecimiento poblacional.
    • Incentivación de mecanismos que faciliten la integración de las diferentes economías de los espacios geográficos que conforman el área. En los extremos del eje tendrá lugar un desarrollo industrial complementario, donde San Cristóbal será un centro procesador de productos semielaborados de acero y aluminio fabricados en Ciudad Guayana, hacia donde se enviará la materia prima, carbón y coque, para satisfacer la demanda de estos productos en dicho sector. Así mismo, los abonos fosfatados del Táchira recorrerán el eje fluvial fertilizando las tierras agropecuarias ribereñas.
    • Promoción del desarrollo de los centros urbanos intermedios: Guasdualito, El Amparo, El Nula, La Victoria, Mantecal, Elorza, Bruzual, Puerto Nutrias, San Fernando, Puerto Páez, Caicara, Cabruta, Mapire, Barrancas y Tucupita como apoyo a las actividades agrícolas, agroindustriales, de servicios y de navegación. El desarrollo de proyectos apoyados por estos centros urbanos permitirá su articulación espacial, propiciando la ocupación de espacios vacíos o poco poblados, la conformación de niveles jerárquicos dentro del sistema urbano y el desarrollo de nuestras fronteras.
    • Orientación de los esfuerzos, en una primera fase, a los desarrollos ribereños.
    • Localización, a mediano plazo, de industrias mecánicas de apoyo a la actividad agrícola en los espacios intermedios.
    • Desarrollo de la fase industrial asociada a las explotaciones madereras.
    • Desarrollo de un turismo ecológico y de aventura basado en la navegación fluvial.

    Para consolidar el Eje de desarrollo Orinoco-Apure se requiere impulsar o reactivar proyectos considerados como motrices por los efectos multiplicadores que poseen sobre la ocupación del espacio, la generación de empleo y el desarrollo de la navegación. En consecuencia, se consideran prioritarios los siguientes proyectos:

    • De naturaleza agropecuaria: Uribante-Aragua, Caparo-Uribante, Módulos de Apure, Guanare-Masparro, Biruaca-Achaguas, Sur del Guárico, Vegas del Orinoco, La Paragua-El Cristo y Delta.
    • De naturaleza forestal: el aprovechamiento sostenible de reservas forestales y lotes boscosos, las plantaciones forestales del Sur de Monagas y Anzoátegui y, a mediano plazo, Cinaruco-Capanaparo.
    • De naturaleza minera e industrial: Fosfato, carbón e industria metalmecánica en San Cristóbal; bauxita, hierro e industria básica y metalmecánica en Ciudad Guayana; agroindustriales en toda el área y papel en el Sur de Anzoategui.

    La interrelación que proporciona el transporte fluvial a través de los ríos Orinoco y Apure es de gran importancia para facilitar los intercambios de bienes y servicios entre las distintas poblaciones del Eje de Desconcentración y Desarrollo Orinoco-Apure, complementando así la red de transporte existente y contribuyendo a la creación de un sistema multimodal de transporte. El uso intensivo del Eje se sustentará, en una primera fase, en el transporte de carbón y coque entre Guasdualito y Ciudad Guayana, y del hierro y aluminio en sentido contrario. Así mismo, con el transporte de bauxita desde los Pijigüaos hasta Ciudad Guayana y de combustible al Sur del país, se garantiza el uso masivo del transporte acuático en el Eje Fluvial Orinoco-Apure. Estimaciones de carga prevén, en el corto plazo, volúmenes que están en el orden de los 40 millones de toneladas métricas entre Guasdualito y Ciudad Guayana. Con estas actividades se promueve el uso comercial del Eje Orinoco-Apure y se contribuye a la integración socioeconómica, espacial y cultural de este vasto territorio a la vez que se contribuye con la estrategia de descentralización desconcentrada del país.

    Es tal la importancia que tendrá a mediano y largo plazo el desarrollo y poblamiento de las vastas regiones cruzadas por el Eje Fluvial Orinoco-Apure, que puede ser considerado en sí mismo como una revolución, y como un aporte fundamental a la construcción de un nuevo modelo nacional de desarrollo.

    II.5 Marco Institucional

    A los fines de ejecutar el Plan Nacional de Desarrollo Regional, y a los fines de instrumentar la estrategia de descentralización desconcentrada, se deberá contar con un marco institucional que parta de los recursos existentes tanto en la administración central como en la administración descentralizada. Tal como se ha señalado, es en el nivel de estados y de municipios en el que se puede medir el éxito de esta estrategia, por lo tanto un marco institucional debe responder entre otros a los siguientes criterios:

    • Reorientar y fortalecer la capacidad de gestión estratégica de las Corporaciones de Desarrollo Regional que se deben encargar de las funciones de promoción de las regiones, planificación del desarrollo y elaboración de estudios y evaluaciones.
    • Impulsar la capacidad institucional de las gobernaciones y alcaldías para que sirvan de efectivo vínculo entre los ciudadanos y los entes ejecutores y que los proyectos de desarrollo se ejecuten de acuerdo a lo pautado en el Plan Nacional de Desarrollo Regional.

    Ambos criterios deben responder a los objetivos del Plan Nacional y deben contribuir a coordinar esfuerzos entre los ciudadanos, los entes municipales y de las gobernaciones y el Gobierno Nacional para que las necesidades y los requerimientos sean planteados y atendidos adecuadamente.

    El desarrollo de este plan y sus respectivos programas no puede ser el resultado de un solo nivel de gobierno o del sector público solamente. Los objetivos, prioridades y planes serán el resultado de un diálogo y un esfuerzo conjunto entre todas las partes involucradas. En este caso le corresponderá al Ejecutivo Nacional a través del órgano de planificación del desarrollo regional establecer el marco de trabajo y de cooperación de las diferentes instancias para el desarrollo de las regiones.

    Este marco de trabajo debe permitir que se puedan tomar decisiones conjuntas correspondientes a objetivos, prioridades, estrategias y ubicación de recursos. El puente principal entre los Estados y los Municipios y el Ejecutivo Nacional le corresponderá a las Unidades de Planificación Regional que incluirían entre sus miembros representantes oficiales, líderes de la Sociedad Civil y de la Empresa Privada entre otros. Corresponde a los Estados y a los Municipios preparar planes basados en las aspiraciones de las localidades, para incentivar la cooperación en la región y obtener grandes economías de escala para los nuevos servicios públicos y para realizar planes que abarquen áreas más allá de los límites de los Municipios y de los Estados, pero que estén basados en elementos comunes que sean de el beneficio de todos. Para el cabal logro de este objetivo, el Plan Nacional se propone fortalecer las competencias de los Estados y Municipios en materia de Planificación regional. Igualmente, para estos fines, se elaborarán principios, inventarios de recursos y análisis ambientales, sociales y económicos, en base a los cuales cada Estado y Municipio pueda preparar su plan de desarrollo coherente con los de otros Estados y Municipios. Cada Estado será responsable de la preparación de su Plan Anual para el desarrollo de la región que consolide la información regional, los planes locales y establezca las prioridades y los compromisos, todo en un solo documento.

    Estos planes, una vez presentados, serán los principales instrumentos para la toma de decisión. No se espera perfección en el primer año de iniciado este procedimiento, dado que los problemas tanto de capacitación técnica del personal de los estados y Municipios, como los recursos para la elaboración de los planes, aún son limitados. No obstante, será función del Ejecutivo Nacional ir mejorando esta situación año a año hasta lograr las condiciones aceptables para el cabal funcionamiento de este procedimiento.

    Corresponderá al Ejecutivo nacional la creación de equipos especiales para atender emergencias. Estos grupos conformados con el personal de diversas instituciones vinculadas al desarrollo de la región se involucrarán en atención de emergencias de salud vivienda, educación, protección ambiental, desastres naturales, entre otras, con asistencia de recursos destinados a tales fines en programas especiales.

    Programas especiales en las áreas de asistencia crediticia y formación de recursos podrán contar con la participación de instituciones educativas como las universidades, la Iglesia, instituciones bancarias que elaboren esquemas que permitan inversiones de emergencia para iniciativas de desarrollo. Especial interés deben prestarle a estas iniciativa las instituciones de la región programa que deben ser las más activas en el desarrollo regional.

    Como resultado de estas iniciativas, es posible la creación o consolidación de un sentimiento de identidad regional y un nuevo optimismo que permita la cooperación y establecimiento de servicios comunes en los diferentes centros poblados y ciudades intermedias de los ejes de desarrollo, aprovechando al máximo los recursos disponibles y contribuyendo a la construcción del país.

    II.5.1 Corporaciones Regionales de Planificación

    Para el logro de este objetivo, se establecerán Corporaciones Regionales de Planificación a los fines de orientar la actividad de planificación en aquella porción del territorio que sobrepasa las competencias de las Gobernaciones de Estados y las Alcaldías, pero que es inferior a la porción total de la nación. Los límites de estas regiones se corresponden con la delimitación político-territorial, en cuanto a que pueden contener varios Estados o parte de ellos y/o varios municipios y su carácter es dinámico.

    Una vez que se alcanza el nivel de desarrollo esperado, se debe proceder a atender nuevas necesidades en otras regiones que se establezcan. Los criterios para esta agrupación en regiones son fundamentalmente funcionales (ubicación de recursos naturales, formaciones geográficas determinantes como las cuencas hídricas, flujos económicos, lazos culturales o étnicos, entre otros).

    El establecimiento de estas en respuesta a la estrategia de descentralización desconcentrada—que busca el establecimiento de una distribución territorial del desarrollo más equilibrada—y a la Política Nacional de Desarrollo Sostenible del País—que busca dar respuesta al crecimiento económico, la equidad social y la protección ambiental—tal que coordine y haga compatible los requerimientos de las municipalidades y de los estados con los de la Nación.

    A los efectos de este plan, se establece la creación de las siguientes Corporaciones:

    Región Sede Estado
    Central Caracas Caracas, Vargas, Miranda, Aragua, Carabobo
    Centro-Occidental Barquisimeto Lara, Falcón, Yaracuy, Cojedes, Portuguesa
    Andina Mérida Táchira, Trujillo, Mérida
    Zuliana Maracaibo Zulia,
    Oriental Maturin - El Tigre Nueva Esparta, Delta Amacuro, Sucre, Monagas, Anzoategui
    Llanos San Fernando Barinas, Apure, Guárico
    Guayana Ciudad Guayana Bolívar, Amazonas

    III Proyectos por regiones

    REGION OCCIDENTAL??

    PROYECTO
    DESCRIPCION
    UBICACIÓN
    1 Plan Maestro de Desarrollo Hidráulico, Agrícola, Agroindustrial y de Manejo de la Cuenca del Río Motatán Mérida, Táchira, Trujillo y Zulia
    2 Plan de Rescate de la Ruta de la Campaña Admirable Revalorizar y promocionar nuestros valores históricos y culturales, así como el proceso de integración cultural, económico y turístico con Colombia y entre los Estados participes de este hecho histórico Mérida, Táchira y Trujillo
    3 Puesta en Marcha de la Zona Libre, Cultural, Científica y Tecnológica Mérida, Táchira, Trujillo y Zulia
    4 Programa de Organización Sistemática del Sector Agrícola Mérida, Táchira, Trujillo y Zulia
    5 Programa de Desarrollo Agrícola Fortalecimiento del sistema de información y mercadeo agrícola. Centrales Azucareros. Sistemas de Riego Trujillo, Zulia y Táchira
    6 Proyecto de Ganadería de Altura para la Producción de Leche Mérida, Táchira y Trujillo
    7 Proyecto Palma Africana Zulia y Táchira
    8 Programa de Desarrollo Industrial Parques Industriales, Integración económica Binacional, Proyecto Tecnológico y de Comercialización para la pequeña y mediana industria, Fomento de la Agroindustria Mérida, Táchira, Trujillo y Zulia
    9 Programa de Desarrollo Turístico y Recreacional Consolidación, fortalecimiento y promoción del sector turismo Mérida, Táchira, Trujillo y Zulia
    10 Programa de Desarrollo Minero Aprovechamiento de los minerales no metálicos Mérida, Táchira, Trujillo y Zulia
    11 Sistema Ferroviario Sur occidental Mérida, Táchira, Trujillo y Zulia
    12 Programa Equipamiento de Infraestructura Básica para Áreas Urbanas y Rurales Construcción y ampliación de la capacidad de los servicios públicos (Acueductos, Cloacas, Drenajes, Energía Eléctrica y Gas) Mérida, Táchira, Trujillo y Zulia
    13 Programa de Estructuración de la Red Vial y Transporte Intermodal Sistema Vial (Autopistas, vías expresas y troncales). Sistema Ferroviario (La Fría - Encontrado - Puerto América, Guasdualito - la Fría - Barquisimeto). Infraestructura Aeroportuaria Mérida, Táchira, Trujillo y Zulia
    14 Programa de modernización de los Sistemas de información Interinstitucional Mérida, Táchira, Trujillo y Zulia

    REGION CENTRO OCCIDENTAL

    PROYECTO
    DESCRIPCION
    UBICACIÓN
    1 Plan de Desarrollo de la Actividad Piscícola Comercial Utilización de los cuerpos de agua con fines de cultivo de Cachama y otras especies Piscícolas Lara, Portuguesa, Cojedes y Yaracuy
    2 Desarrollo Integral del Sistema de Riego Cojedes Sarare Las Majaguas Portuguesa y Cojedes
    3 Proyecto de Desarrollo Agrícola Integral " Las Palmas II " Desarrollo agrícola intensivo bajo riego Cojedes, Portuguesa y Lara
    4 Plan de Desarrollo Minero Definición de las estrategias de desarrollo del sector Lara, Portuguesa, Cojedes, Falcón y Yaracuy
    5 Rehabilitación Tramo Ferroviario Puerto cabello Barquisimeto Acarigua Rehabilitación de 239 Kms. De vía ferrocarrilera Carabobo, Yaracuy, Lara Portugesa
    6 Construcción Tramo ferroviario Acarigua Turen el Baúl Portuguesa, Cojedes, Carabobo
    7 Gasoducto de Portuguesa y Acometida de Gas en la Zona Industrial 70 Kms. De Gasoducto Portuguesa
    8 Proyecto Yacambú - Quibor Conclusión de obras de regulación y trasvase, aducción planta de tratamiento obras de riego y conservación de cuenca Lara y Portuguesa
    9 Construcción Tramo ferroviario La Fría-La Ceiba-Carora-Barquisimeto Construcción de 574 Kms. De vía férrea Táchira, Zulia y Lara
    10 Construcción Autopista Morón San Juan de Los Cayos 100 Kms. De autopista Carabobo Falcón

    REGION CENTRAL??

    PROYECTO
    DESCRIPCION
    UBICACIÓN
    1
    Circuito Agro-recreacional en Embalses de la Región Norte Centro Costera
    Estudios para la determinación del potencial agro turístico y recreacional de los embalses
    Aragua, Miranda
    2
    Estudio del Potencial Turístico de la Región Centro Norte Costera
    Incentivar la inversión en este sector
    Dtto. Federal, Miranda, Vargas, Carabobo y Aragua
    3 Parques Tecnológicos Suministrar control de calidad, mejoramiento de los procesos industriales y apoyo a la investigación Dtto. Federal, Miranda, Vargas, Carabobo y Aragua
    4 Centro de Información Regional C.I.R. Consolidad una fuente generadora de información para la Región Centro Norte y el País que sustente la planificación y promoción de inversiones Dtto. Federal, Miranda, Vargas, Carabobo y Aragua
    5 Manejo de Aprovechamiento Sostenible de las Cuencas Hidrográficas Aprovechamiento de los recursos hídricos, agrícolas y forestales de la Región Dtto. Federal, Miranda, Vargas, Carabobo y Aragua
    6 Fomento y Desarrollo de la Microempresa y la Agroindistria Rural Fortalecer las economías de las comunidades rurales Dtto. Federal, Miranda, Vargas, Carabobo y Aragua
    7 Banco de información industrial de la región central Difundir información estadística, cartografía y aspectos legales vinculados al desarrollo del sector industrial Aragua, Cojedes, Carabobo
    8 Apoyo cognoscitivo a la gestión empresarial de la pequeña y mediana industria Difundir conocimientos en el grupo gerencial de la Pymi en materia de evaluación del ambiente económico y estrategias exportadoras Aragua, Cojedes, Carabobo
    9 Disposición final de residuos industriales o peligrosos en la cuenca del lago de valencia Calidad ambiental del sector Aragua, Cojedes, Carabobo

    REGION LOS LLANOS?

    PROYECTO
    DESCRIPCION
    UBICACIÓN
    1 Sistema de Información de la Región de los Llanos Apure, Barinas Guárico
    2 Plan de Desarrollo Pesquero del Eje Orinoco Apure Desarrollo de la investigación científica en el sector. Optimización de los canales de comercialización Eje Orinoco Apure
    3 Reactivación Módulos de Apure Plan de promoción e intercambio comercial con el Caribe y ciudades perteneciente al Eje Orinoco Apure Apure
    4 Plan Maestro Desarrollo Turístico Sustentable Apure
    5 Plan de Navegación para el Eje Orinoco Apure Apure
    6 Desarrollo de la Zona Portuaria Industrial San Fernando Instalación de equipos básicos para carga y descarga y aduna Apure
    7 Proyecto Red Ferrocarilera Conexión Barinas, Apure Portuguesa y Centro del País Barinas
    8 Fortalecimiento del complejo Hidroeléctrico Uribante Caparo Barinas Táchira
    9 Líneas Aéreas para la Trasmisión de Energía Eléctrica 115 Kv Electrificación y mejora de la transmisión de energía Guárico
    10 Cambio Conductor Eléctrico 115 Kv. Optimización del Cableado y Conductores Guárico
    11 Obras Civiles Sector Eléctrico Sustitución y mantenimiento del cableado eléctrico Guárico
    12 Proyecto Sistema ferroviario Llano Oriental Transporte de carga y pasajeros del y hacia el sur del país Guárico
    13 Rehabilitación de sistema de aducción y tratamiento de agua potable Atender requerimiento de agua potable Guárico
    14 Construcción, reparación y mantenimiento de vialidad urbana

    REGION ORIENTAL

    PROYECTO
    DESCRIPCION
    UBICACIÓN
    1 Construcción 2do. Puente sobre el Río Orinoco
    2 Proyecto Caruachi Generación de energía eléctrica Guayana
    3 Zona Franca Integral de Cumaná Establecimiento de empresas de producción diversificada y de exportación de productos manufacturados Sucre
    4 Autopista Antonio José de Sucre 67 Kms. De vía Sucre, Anzoategui
    5 Autopista a Oriente Rómulo Betancourt
    6 Sistema eléctrico interconexión tierra firme - margarita Mejorar los sistemas de adquisición de energía hidroeléctrica transformación y distribución de CADAFE Sucre, Anzoategui y Nva. Esparta
    7 Rehabilitación y saneamiento de recursos para la isla de margarita Sistema de recolección, tratamiento y disposición de aguas servidas. Tratamiento y distribución de agua potable Nva. Esparta
    8 Sistema ferroviario de la región oriental Red Ferroviaria Sucre

    Equilibrio Internacional: Para la República Bolivariana de Venezuela. Fortalezcamos la Soberanía en la Integración Multipolar

    Índice

  • I La actual encrucijada de las relaciones internacionales 
  • II Logros tangibles de una política
  • III Hacia una política exterior de nuevo signo
  • IV Proyectos estratégico 
  • LA ACTUAL ENCRUCIJADA DE LAS RELACIONES INTERNACIONALES

    El mundo de hoy se enfrenta, como una cuestión de supervivencia al imperativo de superar el modelo de la Globalización, resultante de la proyección del neoliberalismo en el ámbito internacional. Dentro de él se abre paso de manera alternativa un modelo democrático y justiciero de bienestar nacional y local, que pretende rescatar valores humanos y espirituales, mediante el establecimiento de una cooperación internacional solidaria.

    Así como hay aspectos negativos, es innegable que hay aspectos del fenómeno globalizador que podrían ser aprovechados favorablemente. Es conocido que la Revolución de la informática ha servido para la concentración del poder comercial. Ella también podría servir para la democratización, la descentralización y la formación de coaliciones nacionales o internacionales de nuevos actores.

    Pareciera que hoy en día se está inaugurando el tiempo del liderazgo de la sociedad civil, no comprometida con los grandes poderes económicos y políticos.

    Lo anterior habrá de tener consecuencias en el mundo corporativo-económico, enfrentado a cambios profundos generados por su propia dinámica que incluyen, entre otras, la posibilidad de un nuevo capitalismo con sensibilidad social y ambiental.

    En el desenlace de todo el anterior juego de fuerzas yace el futuro de las relaciones internacionales.

    II. LOGROS TANGIBLES DE UNA POLÍTICA

    Se han obtenido logros muy importantes en la promoción de los intereses nacionales en el exterior. La diplomacia venezolana es observada con sumo interés y respeto en todas partes del mundo, por su dinamismo, su apego a las normas del derecho internacional, por su disposición a promover un mundo multipolar y solidario. Particular énfasis se ha puesto en la defensa de la soberanía nacional, en el fomento de la integración latinoamericana y caribeña, en la revalorización del diálogo Sur-Sur y, por lo tanto, de los organismos multilaterales que agrupan a los países de América Latina y del Caribe, Asia y Africa. Venezuela ha tenido una amplia autonomía para aprovechar las oportunidades que ofrece la Globalización, así como para evadir sus amenazas y riesgos. Al moverse con flexibilidad y audacia en la escena internacional, busca aliados e interlocutores en función de los intereses superiores de la Nación.

    Para la promoción del diálogo Sur-Sur, Venezuela se inspira en las mejores tradiciones de solidaridad que atesoran sus pueblos, con el objetivo de impulsar políticas que contribuyan a lograr un desarrollo económico y social realmente humano. Desde esta perspectiva se hace imprescindible el diseño de una plataforma que permita la realización de programas específicos en concordancia con los países del Norte desarrollado. De allí la importancia que otorga, por ejemplo, al fortalecimiento de foros como el Grupo de los Quince, el Grupo de los Setenta y Siete, el Movimiento de los No-Alineados, el Grupo de Río y otros de concertación política y económica como la Comunidad Andina de Naciones, el Mercado Común del Sur y la Asociación de Estados del Caribe.

    Del mismo modo, Venezuela desarrolla una seria y responsable diplomacia petrolera. Ha contribuido al fortalecimiento de la OPEP mediante la defensa de los precios del petróleo; política que ha permitido una recuperación de éstos hasta niveles justos para los productores y aceptables por los consumidores, al tiempo que activa mecanismos, como el Acuerdo de San José, para favorecer con líneas de crédito a países centroamericanos y caribeños.

    Venezuela se está moviendo fluidamente y sin complejos en el tejido de la globalidad. Mantiene las mejores relaciones con el país que más influencia tiene hoy en la arena internacional: Estados Unidos. Con él cultiva –y se propone desarrollar aún más- una relación de amistad y de respeto mutuo. Venezuela se propone ampliar sus vínculos con el país hacia el cual va el grueso de nuestras principales exportaciones y desde el cual viene la principal corriente de inversión extranjera.

    Esta es una buena oportunidad para ratificar la indestructible amistad que existe entre el pueblo venezolano y el estadounidense, así como para subrayar que entre los gobiernos de ambos países existen las mejores relaciones diplomáticas.

    Conviene a Venezuela mantener y desarrollar relaciones muy estrechas con países del mundo árabe y persa; ambos pertenecientes a la civilización islámica. La relación con este mundo no sólo es necesaria desde el punto de vista económico (ya que a él pertenecen países que integran a la OPEP), sino que, además, con la mayoría de ellos se tiene afinidades culturales, enraizadas en tiempos de la Venezuela colonial, a través de la influencia de la civilización árabe-islámica presente en la Península Ibérica, cuyo legado recibimos de la metrópoli española de entonces. Y deben valorarse, además, los aportes de las recientes corrientes migratorias que han dejado su impronta en la cultura nacional. Rechazar culturas que no forman parte de la tradición occidental, es una expresión de racismo y de discriminación cultural. Es obvio que, por muchas razones, a Venezuela le interesa impulsar las relaciones con el mundo árabe e islámico. Hasta ahora no se ha valorado la importancia que esos países y culturas tienen para nosotros. Baste mencionar que con los diez países de la OPEP, Venezuela apenas ha firmado siete acuerdos bilaterales. Y conste que con algunos de ellos tenemos más de cincuenta (50) años de relaciones diplomáticas.

    III: HACIA UNA POLÍTICA EXTERIOR DE NUEVO SIGNO

    Venezuela, por razones históricas; amén de la identidad latinoamericana y caribeña cuyo patrimonio nos es común, mantiene con el gobierno y pueblo de Cuba relaciones amistosas. Se ha opuesto, como todos los países que forman parte del Grupo de Río, de la Comunidad Andina de Naciones y de la Asociación de Estados del Caribe, al bloqueo contra la isla y ha pedido su levantamiento para que este país se integre plenamente al circuito económico y político de las Américas.

    Los cubanos en forma autónoma se han dado un modelo político-económico que Venezuela respeta. Que se valoren -como en efecto lo hacen analistas desprejuiciados- aspectos particulares de esa realidad no significa que haya planes para implantar en nuestro suelo el modelo cubano ni ningún otro modelo importado. Los cambios que cada pueblo realiza responden a realidades políticas, económicas y sociológicas, que siempre son únicas e irrepetibles.

    Con Colombia mantiene Venezuela especiales relaciones de cooperación. La frontera compartida es la más dinámica del país. El intercambio comercial y las inversiones mutuas han alcanzado niveles considerables. Colombia es hoy, el tercer socio comercial de nuestro país. Desde 1998 se ha producido un declive en el comercio bilateral como consecuencia del impacto de la recesión mundial y la nacional que ha afectado a estos dos países. El declive del comercio, por tanto, no ha sido determinado por situaciones como la suspensión del trasbordo carretero, en la frontera venezolana, cuya solución se negocia en la actualidad en el Tribunal Andino de Justicia. Esta situación es el resultado de factores de mayor entidad. En el caso venezolano la recesión económica es la consecuencia de un largo y profundo deterioro de la capacidad productiva del país. Hay perspectivas, sin embargo, de que el comercio y la inversión bilateral se reactiven. Venezuela se encamina a recuperar la dinámica del progreso, como lo pronostican organismos internacionales que observan el crecimiento económico de los países.

    En el ámbito político-diplomático las relaciones de Venezuela con Colombia, pasan por su mejor momento. Así lo han ratificado los Presidentes en su última reunión de Santa Marta. Allí se adoptaron medidas fundamentales para impulsar las relaciones bilaterales. Se reactivaron las Comisiones Presidenciales: la Negociadora, (CONEG) y la de Integración y Asuntos Fronterizos (COPIAF), mediante el nombramiento de nuevos miembros, y se constataron los resultados positivos de la Comisión Militar Binacional Fronteriza (COMBIFRON).

    Venezuela ha jugado un papel muy positivo para la búsqueda de una salida negociada al terrible conflicto que padece la hermana república desde hace varias décadas y respalda la "diplomacia para la paz" que se impulsa en Colombia.

    Una parte importante de la política exterior de Venezuela es la integración latinoamericana y caribeña. Es pertinente subrayar que la Globalización no es ajena sino complementaria con los procesos de integración que se llevan a cabo a escala mundial. Los países se integran por sus afinidades históricas, culturales y la proximidad territorial, para ampliar sus espacios de actuación en todos los continentes. Los bloques regionales son una realidad incontestable de nuestra era. Pretenden, de ese modo, aumentar su poder de negociación en el concierto de las naciones. América Latina y el Caribe, a partir de sus afinidades múltiples, deben concertarse para defender sus propios intereses. Los bloques no han sido creados para confrontarse los unos a los otros. Responden a la búsqueda de nuevos equilibrios a escala planetaria. Por eso Venezuela impulsa la integración de las Naciones de América Latina y el Caribe. Este ideal no es sólo un mandato de nuestros precursores de la libertad, sino que es también una necesidad de los tiempos actuales. La integración solidaria es un compromiso ético. La solidaridad entre los países no puede ser sustituida por la mercantilización de las relaciones diplomáticas. Venezuela aspira a que se consoliden y desarrollen los actuales esquemas de integración.

    Con Brasil nos unen solidarios lazos. La posibilidad de una mayor integración de Venezuela y Brasil es absolutamente factible y necesaria. Nos referimos a las urgencias de integración en lo económico, en lo territorial, en lo energético. Trabajamos con intensidad para instrumentar los acuerdos de cooperación que se han firmado entre PDVSA y PETROBRAS.

    La defensa del Amazonas es otra prioridad de nuestra política exterior. Allí comparten intereses comunes ocho países, con el objeto de proteger y desarrollar el pulmón vegetal más grande del mundo. Los recursos ecológicos del área pueden servir para el impulso de un desarrollo sustentable de las naciones que comparten la Cuenca Amazónica. A esos efectos, Venezuela se compromete a proteger y defender el patrimonio histórico y cultural de las comunidades indígenas que la habitan. La preservación y defensa del medio ambiente, así como de los derechos ecológicos, constituyen políticas de Estado. De esta manera, se cumplirán en forma transparente los compromisos internacionales adquiridos por la República.

    Otro gran pilar de esta diplomacia es el fomento de la cooperación internacional. De la vinculación con Asia, por ejemplo, han surgido asociaciones entre empresas de ese continente, tanto públicas como privadas, con sus equivalentes en Venezuela.

    La diplomacia económica es una dimensión fundamental del trabajo que se viene realizando a través de los agentes diplomáticos en nuestras Embajadas y Consulados acreditados ante los gobiernos del resto del mundo.

    La diplomacia tradicional, basada solamente en la representación política y en la actividad protocolar, está siendo superada por la acción emprendida en el exterior. Se pretende que las Embajadas y Consulados se conviertan en centros de promoción de verdaderas iniciativas políticas y confieran alta prioridad a las actividades de proyección económica del país. El diplomático que necesita la Nueva República, debe tener una identidad absoluta con los intereses nacionales, para que pueda promover con dedicación y esmero las potencialidades de Venezuela.

    La política exterior, en estos tiempos de revolución pacífica, democrática, justiciera y libertaria, se fundamenta en principios que emanan del Derecho Internacional vigente y de la nueva Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

    La autodeterminación del país y la firme defensa de los fueros soberanos que le son inmanentes, son mandamientos sagrados de un irrenunciable compromiso. Es absolutamente imprescindible defenderlos, so riesgo de que el destino nacional pueda ser hipotecado a los indeseables efectos de la globalización. De lo contrario, la nación perdería la brújula y quedaría a merced de los intereses extranjeros que manejen o puedan dominar el contexto internacional contemporáneo.

    Un componente fundamental de la política exterior ha sido el respeto y la promoción de los derechos humanos. Consecuente con este principio, se han asumido las responsabilidades derivadas de aquellos dictámenes emitidos por órganos como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, aunque las violaciones de estos derechos hayan sido responsabilidad de gobiernos anteriores. La Venezuela de hoy ha asumido el compromiso -y hasta ahora lo ha demostrado con creces- de respetar en forma irrestricta los derechos humanos de todos los ciudadanos. El derecho a la vida, a la libertad de expresión e información, entre otros, han sido protegidos con determinación. En Venezuela se respetan plenamente los derechos humanos. En los medios de comunicación social se formula todo tipo de críticas y no hay, sin embargo, ningún periodista detenido o medio de comunicación allanado o cerrado.

    Venezuela promueve la democratización de la sociedad internacional y de los órganos que la representan y acata y respeta los compromisos suscritos por la República, las resoluciones de los órganos internacionales y regionales de los cuales forma parte.

    La promoción de un Nuevo Orden Internacional es, también, un principio que rige y guía la actividad del Estado venezolano. Venezuela se declara partidaria de un mundo donde las disparidades existentes entre los países del Norte y del Sur y, al interior de cada uno de ellos, se reduzcan.

    La defensa y la promoción de la paz internacional es otra de las piedras angulares de la política exterior venezolana. Damos la mayor importancia a que se logren soluciones negociadas a los conflictos que hoy afectan a diferentes regiones del globo. Condenamos cualquier expresión de racismo, xenofobia, machismo e intolerancia política y cultural, especialmente, cuando alguna de ellas pudiera desembocar en violencia.

    Se lucha por alcanzar un mundo en el cual la solidaridad sea el principio rector de la acción de Estados que practican la colaboración y la cooperación recíprocas.

    El pluralismo internacional constituye otro de los fundamentos de nuestra política exterior. Venezuela proclama la vigencia del concepto del Estado-Nación, sin prejuicios de carácter político, étnico o religioso; respeta las tradiciones de cada pueblo y tiene hacia ellas una positiva valoración. Considera que no hay pueblos superiores o inferiores -como lo sostiene el neoracismo- sino pueblos distintos.

    Las relaciones con Guyana son muy importantes. Aunque Venezuela mantiene un litigio que se origina en el despojo territorial del cual fue objeto en la región de la Guayana Esequiba por parte de Gran Bretaña, entiende que el mejor mecanismo para defender derechos que considera propios, es el diálogo y la negociación. Por ello, saluda la participación del Secretario General de la ONU, a través del mecanismo del Buen Oficiante, ya que facilita la búsqueda de una solución pacífica al diferendo. Declara categóricamente que no recurrirá a salidas militares para resolver este litigio y procurará más bien avanzar pacíficamente en los múltiples planos que ofrece la relación bilateral. En este sentido, hace esfuerzos para que estas relaciones puedan ser lo más productivas en el campo del comercio y la inversión, privilegiando también la defensa del Mar Caribe como zona de importancia vital para ambos países. Por otra parte, considera que la industria del turismo es un campo que ofrece buenas posibilidades de cooperación mutua.

    Venezuela ha desplegado, en pocos meses, una muy activa, dinámica y audaz actividad internacional. Todos los continentes, con excepción de Oceanía, han sido visitados: la mayoría de los países de Europa Occidental y Oriental, varios países de Asia y algunos de África. Se han efectuado numerosas visitas a Estados Unidos, Colombia y Brasil. Las altas autoridades nacionales han contactado a sus homólogos de todos los países latinoamericanos y caribeños, bien en visitas bilaterales, bien aprovechando eventos multilaterales que han tenido lugar en nuestro continente: Organización de las Naciones Unidas, Organización de Estados Americanos, Asociación de Estados del Caribe, Grupo de los Tres, Tratado de Cooperación Amazónica y la Comunidad Andina de Naciones. Nuestro país ha estado presente en foros que agrupan a los países del Sur, tales como el Grupo de los 15, el Grupo de los 77, el Grupo de Río y el Movimiento de los No-alineados. En todos y cada uno de estos foros, los intereses nacionales han sido defendidos con pasión y entusiasmo; se han establecido lazos de amistad con líderes de los más diversos países y se han firmado numerosos acuerdos, declaraciones y otros documentos diplomáticos que han fortalecido la presencia de Venezuela en el mundo.

    IV. PROYECTOS ESTRATÉGICOS

    Con base en las consideraciones precedentes se propone impulsar los Proyectos Estratégicos que se enuncian a continuación:

    1. REALIZACIÓN DE LA SEGUNDA CUMBRE OPEP

    Venezuela ha convocado a los Soberanos, Jefes de Estado y de Gobierno de los países OPEP para que se reúnan en el marco de la Segunda Cumbre; evento histórico en los cuarenta años de la Organización, que se realizará en Caracas del 28 al 30 de septiembre de este año. La propuesta venezolana ha sido acogida por los mandatarios de los otros diez países de la OPEP. Una convocatoria de este tipo hubiera sido infructuosa de no ser por el prestigio ganado con la política que se ha puesto en práctica destinada a defender precios justos para este hidrocarburo. Debido a ello, la invitación formulada por nuestro país, a través de la delegación venezolana que se entrevistó con todos los gobernantes de los Países Miembros de la OPEP, en julio de 1999, recibió una amplia acogida.

    En los actuales momentos se adelantan con gran entusiasmo y responsabilidad los preparativos para acoger a las delegaciones de los países de la OPEP. Los Jefes de Estado harán una evaluación del camino recorrido por la Organización y trazarán las líneas maestras para su éxito. La OPEP, sin duda alguna, saldrá fortalecida, razón por la cual los países productores de petróleo estarán en condiciones de continuar defendiendo exitosamente sus intereses vitales. La Cumbre contribuirá a que se estabilicen los precios del crudo en el mercado internacional, creando un ambiente seguro para que los planificadores de los países productores y consumidores puedan diseñar con certidumbre sus respectivos planes de desarrollo.

    2. INTEGRACIÓN LATINOAMERICANA Y CARIBEÑA

    El sueño bolivariano de constituir la gran Confederación de Naciones Mestizas del continente aún tiene vigencia. No es una utopía. Se torna, más bien, una necesidad fundamental para darle solidez y consistencia a todas y cada una de las naciones de nuestro entorno político, cultural y geográfico. La integración tiene una dimensión amplia y multifacética. Es política, porque establece las bases programáticas para afrontar los retos y relacionamientos internacionales que la región, como un todo, tiene por delante. Es económica, porque explora las infinitas posibilidades que existen para ensanchar mercados, compartir experiencias científico-tecnológicas y para articular áreas de comercio e inversión. Es cultural debido a las raíces históricas, étnicas, lingüísticas y de otro tipo, que podrían dar a nuestra América mestiza un lugar más prominente y una identidad más señera en la escena internacional. Es militar, por cuanto establece mecanismos de coordinación entre las respectivas fuerzas armadas para proteger y defender los intereses colectivos, con base en una estrategia de paz compartida. Se trata de formar una especie de OTAN latinoamericana para la paz y no para la guerra; para la solidaridad y no para el conflicto; para la defensa y no para la agresión.

    En este sentido la Cumbre Presidencial Suramericana convocada para septiembre del año 2000 en Brasil, se convertirá en un escenario privilegiado para reflexionar sobre estos temas y aproximar, aún más, los diferentes foros de concertación política y económica que hoy existen en ese ámbito continental.

    3. CONGRESO ANFICTIÓNICO

    Rememorando el histórico Congreso Anfictiónico de Panamá, promovido por el Libertador Simón Bolívar en 1826, y en conmemoración de los 175 años de esa magna celebración, por iniciativa de Venezuela se realizará en Caracas el Congreso Anfictiónico. Todos los Jefes de Estado de los Países Bolivarianos se reunirán para diseñar una visión política compartida, de profundo contenido bolivariano y alcance continental y mundial. Será este evento, igualmente, un espacio para avanzar en la forja de la Gran Confederación de países latinoamericanos y caribeños.

    4. LA PROMOCIÓN DE UN MUNDO MULTIPOLAR

    Conviene a los intereses del mundo que se establezcan relaciones de equilibrio basadas en la coexistencia pacífica, la búsqueda consensual de la solución de conflictos y la sólida existencia de bloques regionales. Venezuela saluda la gestación de diversos mecanismos integracionistas: en América del Norte (Tratado de Libre Comercio de América del Norte, TLCAN), en Europa (Unión Europea, UE), en África (Organización para la Unidad Africana, OUA), en Asia (Asociación de Naciones del Sudeste Asiático, ASEAN y el Foro de Cooperación Económica de Países de Asia y del Pacífico, APEC); entre otros.

    Venezuela ve con simpatía la recuperación que experimentan las economías asiáticas, luego del efecto dominó que produjo la crisis financiera internacional por la acción depredadora de los capitales volátiles y especulativos, también conocidos como "golondrinas". Ve, asimismo con interés y admiración, a la Unión Europea del post Muro de Berlín, que busca superar aquellos bloques ideológicos nacidos de la tensión Este-Oeste. Registra con positivo optimismo los avances logrados a raíz de los acuerdos de Maastricht: la unión económica y monetaria; la política exterior y de seguridad común; la política de justicia y la constitución de la ciudadanía europea. Considera, al mismo tiempo, que el sostenido crecimiento económico de la República Popular China, con tasas del PIB que asombran al mundo, y su política "un solo país dos sistemas", son, entre otros, factores positivos que se desarrollan a escala planetaria.

    Venezuela hará sus aportes para que ese mundo multipolar y equilibrado emerja lo más pronto posible, en aras de un sistema internacional más democrático, justo, equitativo y pacífico.

    5. RELACIONES CON LOS PAÍSES DESARROLLADOS Y EN DESARROLLO

    Sin reservas de ninguna especie, Venezuela dará una alta prioridad a las relaciones con los países desarrollados. El diálogo Norte-Sur constituye una opción alternativa y necesaria. Del norte emana hoy el mayor flujo de capitales para la inversión y las principales tecnologías de punta. Allí ha surgido la revolución tecnológica, en particular, la informática y la biotecnológica. El diálogo Norte-Sur es conveniente para el mundo en la medida en que ambos espacios se complementen y puedan establecer justos términos de intercambio que ponderen el valor de las materias primas y bienes que los países en desarrollo aportan al comercio internacional. Asimismo, es necesario que se establezcan condiciones equitativas de financiamiento que permitan la generación de riqueza y bienestar, tanto en el Norte como en el Sur, y se encare el problema de la deuda externa que alimenta la voracidad de los múltiples mecanismos especulativos del sistema prevaleciente y socava la viabilidad social y económica de los países que la padecen.

    El diálogo Norte-Sur, sin embargo, no puede realizarse en detrimento del diálogo Sur-Sur, ya que los países que forman parte de este último ámbito geopolítico y geoeconómico, también necesitan apoyarse mutuamente para alcanzar un propósito que se plantean: el fortalecimiento de la justicia social internacional. En ese sentido, Venezuela apoya, decididamente, el fortalecimiento de los mecanismos y foros internacionales, que surgieron en el contexto de las luchas de liberación nacional contra el colonialismo. El fin de la Guerra Fría no ha mermado, sino que por el contrario ha revaluado, la vigencia e importancia de esos mecanismos y la necesidad de cooperación entre los países en desarrollo.

    6. PRESENCIA DE VENEZUELA EN EL MUNDO

    Venezuela actuará con autonomía y creatividad en todos los escenarios internacionales que considere convenientes para alcanzar los supremos intereses nacionales. En función de ello se dará gran importancia al ámbito Latinoamericano y Caribeño y, dentro de él, a los países que se encuentren en los espacios de las fachadas territoriales: la caribeña, la andina y la amazónica. De allí la atención que Venezuela presta a sus relaciones con la Comunidad Andina de Naciones y especialmente con Colombia; con Brasil; con Guyana y con su primer socio económico: Estados Unidos. Igualmente, al otorgar a Europa Occidental la relevancia que tiene para nuestro país, no desprecia las posibilidades que ofrecen las nuevas economías de los países en transición de Europa del Este. Por otra parte, se afianzarán también, las relaciones con África del Norte y África Subsahariana, a través de Argelia y Nigeria, países pertenecientes a la OPEP; asimismo con África del Sur por el liderazgo que este país ejerce en el área. En el mundo islámico, árabe y persa se dará relevancia a aquellos que integran la OPEP: Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Irán, Iraq, Libia y Qatar. En el Noreste de Asia se privilegiarán relaciones con Japón, China y Corea del Sur; mientras que en el sur de este continente se ponderará la importancia de Indonesia, por ser parte de la OPEP y de Malasia e India, por su significación política y económica.

    7. DIPLOMACIA ECONÓMICA

    La realización de estudios para determinar la oferta exportable en cada país donde las Embajadas y Consulados estén acreditados y la búsqueda de inversionistas, serán una práctica constante de los organismos responsables de promover el comercio internacional. Se realizará un permanente seguimiento de las actividades que se desarrollen en esos campos, evaluando rigurosamente el rendimiento de los funcionarios diplomáticos por sus logros en la esfera económico-comercial.


    Hugo Chávez en La BitBlioteca

    blog comments powered by Disqus

     

    Juegos Gratis


    Empire
      Fórmula Racer
     
           
    Galaxy
      Mina de Diamantes