Caracas, Jueves, 17 de abril de 2014

Sección: Bitblioteca

ENVIAR A UN AMIGO  |  ENVIAR AL DIRECTOR


Con la lengua

Delante y adelante

El Nacional, 1/2/1988

1. «Delante», adverbio de lugar, significa «Con prioridad de lugar, en la parte anterior o en sitio detrás del cual está una persona o cosa. 2. Enfrente» (DRAE). También se registra la locución prepositiva «delante de», que significa «A la vista, en presencia de: Cubrirse delante del rey; decir algo delante de testigos!». Y se señala como sinónimo de «ante»: «Delante de la puerta», equivalente a «ante la puerta».

En cuanto a «adelante», es también adverbio de lugar, y significa «Más allá: El enemigo nos cierra el paso; no podemos ir adelante. 2. Hacia delante, hacia enfrente: Dio un paso adelante. Venía un hombre por el camino adelante». Es asimismo adverbio de tiempo: «Con preposición antepuesta o siguiendo inmediatamente a algunos adverbios de esta clase, denota tiempo futuro: En adelante; para en adelante; para más adelante; de hoy en adelante; de aquí en adelante, o de aquí adelante». Finalmente el DRAE registra la siguiente acepción: «Voz que se usa para ordenar o permitir que alguien entre en alguna parte o siga andando, hablando, etc.».

«Delante», como adverbio de lugar, señala el sitio o lugar donde algo o alguien se encuentra, permanente o transitoriamente, con respecto a un punto de referencia. Es decir, estar «delante» es, en principio, «estar delante de algo o de alguien»: «Mi carro está delante del tuyo»; «Recibimos clases en el mismo salón, pero él se sienta delante de mí»; «El caballo que está delante de la casita es mío».

Como sinónimo de «enfrente», «delante» marca una diferencia con la acepción anterior, al parecer sutil, pero importante. Un objeto que esté «delante» de otro puede estar a su lado, y no enfrente, e incluso mediar entre ambos otros objetos. Si decimos «Mi casa está delante de la suya», no queremos decir necesariamente que una esté enfrente de la otra, pues puede ser que lo que esté es «antes de la suya», y en este caso la frase puede ser ambigua. Para precisar que no se trata de la ubicación sucesiva de las casas en una línea determinada, sino que una está enfrente de la otra, en vez de «delante» debemos usar «frente» o «enfrente»: «Mi casa está frente a la suya», o «...enfrente de la suya». (Obsérvese la diferencia de construcción: «frente a», «enfrente de»).

En cambio, se decimos «Estuve delante de tu casa», no hay duda de que no se ha estado a un lado, ni detrás, sino exactamente enfrente. Lo mismo si decimos «Cuando la tuve delante no hallé que decirle», lo cual equivale a «Cuando la tuve frente a mí...». Igualmente, en la frase «Cuando estuvimos delante del enemigo comenzó la pelea», lo que se quiere decir es «frente al enemigo», no a su lado ni en su retaguardia.

«Delante» puede indicar simultáneamente las nociones de espacio y de tiempo, caso no registrado en el DRAE, pero frecuente en el habla cotidiana. Si decimos, por ejemplo, «Estudiamos en la misma época, pero él iba delante de mí», «delante» tiene ahí una connotación temporal, pues indica que «él» iba más adelantado en el tiempo, en un curso superior. Pero así mismo da una noción, menos vehemente, aunque inequívoca, de ubicación espacial, si bien no referida a un ámbito físico, sino mas bien ideal. Los alumnos cursantes de una carrera se agrupan en una línea de cursos sucesivos en el tiempo, pero tal sucesión da también una cierta idea de ubicación en el espacio.

«Delante» se emplea unas veces en forma absoluta, con el verbo «tener», en frases en que la referencia de un objeto a otro es implícita. En esos casos se emplea sin preposiciones ni ninguna otra partícula referencial: «La casa tiene delante un balcón saledizo»; «Tenía delante nada menos que a la mujer que más admiraba». Otras veces, si la referencia es explícita, «delante» va con la preposición «de»: «delante de...»

2. Por lo que respecta a «adelante», se usa en primer lugar con verbos de movimiento, señalando la dirección espacial hacia donde se va: «Pasamos adelante antes de que nos invitaran». En este uso es común que se emplee con el adverbio «más»: «Si siguen ese camino, más adelante encontrarán la casa».

Con la preposición «en» puede indicar el punto en que comienza la acción del verbo: «De aquí en adelante tú seguirás solo».

En construcción absoluta, sin preposiciones ni ningún otro tipo de partículas de enlace, puede equivaler a «pase» o «entre»: «¡Adelante!, están en su casa». Igualmente puede indicar una orden, ruego, permiso o simple aliento para que se continúe realizando una acción: «¡Adelante!, siga leyendo»; «¡Adelante!, diga todo lo que sabe».

«Adelante» puede indicar también el punto más avanzado: «Comenzó el desfile. Adelante iban las autoridades».

Como adverbio de tiempo, «adelante» puede indicar el futuro, cercano o lejano: «Ahora no podemos comprar esa casa. Más adelante se verá». Igualmente puede referirse a un punto de partida en el tiempo, construido a menudo con adverbios de lugar, pero con una connotación temporal y no espacial: «De aquí en adelante todo va a cambiar». En esta frase el adverbio de lugar, «aquí», puede sustituirse por uno de tiempo, o una locución equivalente: «De ahora en adelante...»; «De esta fecha (o desde este momento) en adelante...». En estos casos, puede emplearse el adverbio solo, con la preposición «en», pero sin la referencia temporal expresa: «En adelante todo va a cambiar». (Estas frases pueden indicar una noción espacial, en vez de temporal, y sólo el contexto puede indicarnos a cuál de las dos se refiere).

Igualmente puede indicar un momento futuro, equivalente a «después», «más tarde», etc.: «Una hora más adelante detuvieron al homicida»; «Los hechos ocurrieron un día más adelante de lo esperado».

En Venezuela es común apocopar el adverbio «adelante», convirtiéndolo en «alante», forma que se considera coloquial o rústica, aunque está muy extendida. En un pasaje de «Florentino y el Diablo», de Alberto Arvelo Torrealba, el poeta dice: «Atrás y alante es lo mismo / p’al que no carga manea; / el que va atrás ve p’alante / y el que va alante voltea».


Alexis Márquez en La BitBlioteca

blog comments powered by Disqus

 

Juegos Gratis


Empire
  Fórmula Racer
 
       
Galaxy
  Mina de Diamantes