Caracas, Miércoles, 16 de abril de 2014

Sección: Bitblioteca

ENVIAR A UN AMIGO  |  ENVIAR AL DIRECTOR


Tecnologías de información y comunicación en Venezuela: diagnóstico del crecimiento reciente del sector

Noviembre 2002

En la era de la sociedad del conocimiento, la información y el conocimiento son factores claves en los procesos de producción y creación de riqueza. En este sentido, las tecnologías de información y comunicación (TIC) cumplen un papel determinante, por lo que los ciudadanos en general y los gobiernos en especial, de aquellas naciones que van a la vanguardia del desarrollo, han comprendido su lógica intrínseca, la cual impulsan, y han tratado de organizar estas tecnologías para incrementar su productividad y bienestar. Pero, en sentido prioritario, las han visualizado como un instrumento que contribuye al logro de amplios objetivos nacionales, tanto sociales como económicos, y principalmente como soporte a las políticas nacionales y programas de desarrollo.

En efecto, la experiencia de las organizaciones y las naciones contemporáneas que han tenido éxito en alcanzar sus misiones fundamentales, indica que en cada caso el uso apropiado de las TIC ha sido un factor determinante en el fortalecimiento de la capacidad de enfrentar los problemas que surgen de la complejidad del mundo actual. En este empeño, el resultado de este proceso ha sido que estas tecnologías emergen como instrumentos transversales a la sociedad, es decir, penetran y se integran prácticamente en todas las actividades y sectores de la misma, y hoy no es posible prescindir de ellas, puesto que en sí mismas pautan el tiempo, la manera de trabajar, aprender, comunicarse y de gobernar.

Sin embargo, las TIC no son una panacea para solucionar todos los problemas del desarrollo, tales como la pobreza. Por ello, las políticas dirigidas a su desarrollo deben ir acompañadas de estrategias que reduzcan la sustancial brecha entre los «que tienen» y «no tienen» conocimiento e información. Las desigualdades acumuladas en lo educativo, económico, social y político, hacen que las personas con una mejor educación, con altos ingresos económicos, con poder político y gran movilidad social posean un mayor acceso a los conocimientos y a la información, en comparación a aquellas personas que no han tenido las mejores oportunidades. Esta situación de desequilibrio es posible también detectarla en lo que respecta a las ciudades o regiones pobres y rurales.

Dentro de este contexto, se enfrentó en los dos últimos años, el desafío de impulsar iniciativas de carácter público y privado, concebidas a partir del consenso y motorizadas con el entusiasmo de una comprometida gestión pública, que permitieron que Venezuela diera un salto muy significativo en el avance hacia una sociedad del conocimiento y de la información, es decir, una sociedad «dotada de habilidad, capacidad y pericia para generar y captar nuevos conocimientos y tener acceso a la información, a los datos y a los conocimientos, absorberlos y utilizarlos eficazmente con el apoyo de las TIC» (ONU, 2000).

Diagnóstico y crecimiento reciente

Venezuela presenta hoy un adecuado potencial para el desarrollo de las Tecnologías de la Información, comparado con otros países de la región. Pasamos a enumerar los aspectos fundamentales de lo logros recientes, los cuales justifican esta afirmación.

Según Datanálisis, Venezuela tenía para el segundo semestre de 1999, 207.000 usuarios de Internet. Para el primer semestre de 2000 esa cifra subió a 526.000, y para el segundo semestre de 2000 llegó a 817.000, lo cual representó un crecimiento del 300%. Para el 2001, 1.200.000 personas eran usuarios de Internet (4,8% de la población). A pesar del importante crecimiento experimentado en ese período, Venezuela está por debajo de los niveles alcanzados en Chile (11,6%), Uruguay (11,1%), Argentina (10,38%), Brasil (6,98%), y Costa Rica (6,74%). Sin embargo, las proyecciones de crecimiento del número de usuarios para Venezuela hasta el año 2005 son de 1167%, las más altas de América Latina, por encima de México (877%), Colombia (780%), Argentina (775%) y Brasil (402%), de acuerdo a cifras de Jupiter Communications.

Los usuarios venezolanos se distribuyen desigualmente, según el estrato social, indicando que los sectores más desfavorecidos tienen menos acceso a las nuevas tecnologías (más del 80 % de los usuarios pertenecen a los estratos A, B y C de la población y ganan más de cuatro veces el salario mínimo del país), mientras que los estratos D y E ocupan el 14% (Datos Cavecom-e 2001).

La distribución de los usuarios es desigual desde un punto de vista geográfico: 71% de ellos se encuentran en el Distrito Capital, 5,7% en Maracaibo y 3,5% en Valencia.

El programa de los Infocentros implantó 243 centros de acceso gratuito para la población en más de doscientos municipios, lo cual permite más de 7.5 millones de visitas al año. La ubicación de estos infocentros incluye lugares remotos de muy difícil acceso, como la selva amazónica o cárceles. Este programa impulsa la participación de los menos pudientes en el ciberespacio.

La promulgación de la Ley de Firmas y Datos Electrónicos en 2001, es un elemento definitorio y de vanguardia de la condiciones de desarrollo de las TIC. Requiere actualmente de la culminación de su reglamento.

El comercio electrónico en Venezuela es también un sector de crecimiento importante. Las proyecciones para el año 2005 nos colocan en primer lugar en América Latina en tasa de crecimiento, por encima de Argentina (7193%), México (6068%) y Chile (4357%) (Júpiter Communications).

En relación con las capacidades de producción de Software, esta industria en Venezuela tiene una apreciable capacidad competitiva, con más de 300 empresas en este ramo. Además, se han abierto recientemente alrededor de 500 empresas de diseño y hospedaje de páginas Web y cerca de cincuenta empresas líderes mundiales en el campo de las TI tienen oficinas en Venezuela (Datos CONAPRI 2000).

Venezuela tiene uno de los más elevados índices de penetración de telefonía móvil celular de Latinoamérica (según datos de Conatel, 26,2% en 2001, con un crecimiento de 19,14% en 2000-2001). La penetración de telefonía fija se estima en un 11,2% en 2001 y la televisión por suscripción en el país presenta uno de los índices de crecimiento más elevados de Latinoamérica, con una penetración de 18% en 2001 (Datos CONATEL).

El sector TIC contribuyó con un 3,4% del PIB en 1999 (US$ 4568 millones), de los cuales US$ 2563 en telecomunicaciones (Fuente: BCV).

En el año 2000, el mercado de hardware fue de US$ 850 millones, lo que representó un crecimiento del 25% respecto a 1999. Para 2001 se estimó un aumento del 30%. Las ventas de computadores personales registraron en 1999 un crecimiento del 30% (Fuente: CONAPRI).

El mercado local de software es de US$ 244 millones, con un crecimiento anual de ventas del 27% entre 1997 y 2000. Las empresas exportan, en promedio, el 19% de sus ventas totales. Se calcula que la industria del software proporciona empleo a más de 4500 personas (Fuente: CONAPRI, 2000).

IBM estimó que la inversión de Hardware y Software en Venezuela en 2001 era de 1800 millones de US$. Para 2002 lo estima de 1600 millones de US$.

La manufactura de componentes electrónicos se limita en Venezuela al ensamblaje de computadores personales. Existen algunas empresas locales que producen, por ejemplo, casetas de teléfonos, bases de relés, pedestales para fibra óptica y cables coaxiales, protectores de teléfonos, plantas eléctricas, y ciertos equipos suplementarios, como reguladores de voltaje y estabilizadores de frecuencia.

Venezuela ha sido uno de los países con mayor porcentaje de inversión extranjera en el área de telecomunicaciones. En el año 2001, el 84% de la inversión extranjera en áreas no petroleras, fue en este sector: aproximadamente, 611 millones de US$ (Fuente: CONATEL).

Las empresas del sector de telecomunicaciones en Venezuela, se dedican principalmente a las áreas de servicios y al área comercial. Las actividades de investigación y desarrollo son casi nulas, y las casas matrices ubican sus unidades de I+D en el extranjero. Sin embargo, la ley de telecomunicaciones crea un fondo sectorial para la investigación y desarrollo (FIDETEL), administrado por el Ministerio de Ciencia y Tecnología (MCT), alimentado a partir del 2001 con aportes del sector empresarial, (0,5% de la inversión bruta del sector de telecomunicaciones) lo que debería contribuir, a corto plazo, a darle impulso a estas actividades e impulsar los procesos de creación, transferencia de tecnología e innovación en el país. Iniciativas de los sectores privado y universitario, son apoyadas por FIDETEL.

Recientemente se ha logrado que más del 90 por ciento de los principales organismos de la administración pública tengan presencia en Internet, aun cuando en muchos casos es muy preliminar. Se lanzó el servicio de declaración en línea para pagos de impuestos. Se han desarrollado servicios de información a través de páginas Web de organismos como el Tribunal Supremo de Justicia y el Ministerio de Finanzas. Sin embargo, alcanzar el objetivo de un Gobierno en Línea, es un proceso a mediano plazo, que implica la coordinación adecuada de los organismos públicos y la actualización y mantenimiento permanente de los contenidos y servicios.

En 2000-2002 el MCT, a través del Centro Nacional de Tecnologías de la Información (CNTI), desarrolló los siguientes portales:

www.minnovacion.gov.ve y www.miproyecto.gov.ve: recepción y evaluación de proyectos ante el MCT y Fonacit (70.000 visitas al año).

www.venezuelaproductiva.gov.ve Servidor temático de Producción y Comercio para dar valor agregado a la información del sector productivo, y facilitar trámites (14.500 visitas mensuales).

www.venezuelasaludable.gov.ve Servidor Temático en salud (8.500 visitas mensuales). Información sobre necesidades y requerimientos de instituciones y empresas del sector y crea la base para servicios de Telemedicina.

www.venezuelainnovadora.gov.ve Servidor Temático de Ciencia y Tecnología: oferta y demanda de información en la materia, vincula actores del área, información sobre revistas científicas.

www.venezuelatemática.gov.ve Servidor Temático Bibliotecario: información clasificada de prensa.

www.pep.redpetroleo.edu.ve: Red «El Petróleo es una Escuela» en colaboración con PDVSA: intercambio y desarrollo del conocimiento petrolero aplicado por el profesorado de educación básica.

La AGENDA TI-educación del MCT, desarrolló contenidos educativos vigentes en el país. Con 1.000 millones de bolívares, se financiaron proyectos desarrollados por empresas, centros de I+D y Universidades, y se consolidó la red RENA, de contenidos educativos en educación básica www.rena.edu12.ve.

Se desarrollaron portales en instancias de cooperación internacional. Como ejemplo, se pueden mencionar las redes LACTIC: Latinoamérica y el Caribe, Tecnologías de Información y Comunicación, con contenidos de educación primaria, y RIVED: Red Internacional Virtual en Educación, con contenidos para el área de Ciencias en educación secundaria.

En cuanto a la formación del talento humano en Venezuela, se estima que en las áreas de informática, computación, sistemas, ingeniería eléctrica y electrónica, telecomunicaciones, electrotecnia, y otras relacionadas, existen actualmente, alrededor de 20.000 profesionales de nivel universitario. Se preparan, actualmente, unos 60.000 en 26 universidades y 48 institutos universitarios de tecnología nacionales, y, en los próximos cinco años se espera contar con 32000 adicionales. A finales de 2001, el MCT firmó con IBM un convenio para formar 16.000 desarrolladores de software en cuatro años.

Debe resaltarse la alta calidad de los centros educativos existentes, en especial las universidades nacionales más importantes, lo cual es un significativo potencial para el desarrollo del sector. Desarrollan actividades de alto nivel en la formación de profesionales y posgraduados, así como en la creación de software para resolución de complejos problemas de ingeniería.

A través de las firmas de convenios con importantes empresas internacionales con filiales en el país, como Microsoft, Cisco, Sun e IBM, se encuentran en ejecución programas destinados a formar técnicos en redes y desarrolladores de software, acreditados según estándares internacionales, además de haberse instalado una red nacional de academias de formación técnica, para formar capacidades en TIC y desarrollo de software, asociada a infocentros y centros universitarios en distintas regiones del país. Se desarrolló un sistema nacional de formación técnica en redes, para capacitar estudiantes en el diseño y mantenimiento de redes y generación de software.

En convenio firmado con IBM, se creó en 2001 una red nacional de centros de formación, asociada a los Institutos Tecnológicos Universitarios (IUT), donde se acreditarán especialistas en desarrollo de software y e-business, con posibilidades inmediatas de inserción en el mercado laboral nacional e internacional.

Se ha hecho un gran esfuerzo en apoyar la creación de empresas en el sector, así como en la modernización de pequeñas y medianas empresas a nivel nacional, mediante los programas de desarrollo y aplicación de TI del MCT. Estos programas estimulan la incorporación de componentes tecnológicos en el sector productivo.

Todo este avance ha hecho que Venezuela pase, en el Índice Mundial de la Sociedad de la Información, de ocupar la posición número 44 en agosto de 2000 a la posición número 37 en julio de 2001 (Fuente: CONAPRI).

Prioridades en políticas públicas

Lo resumido de este espacio limita un diagnóstico más exhaustivo. Sin embargo, debemos incluir algunos elementos que contribuyan a la discusión sobre las perspectivas actuales.

Es vital mantener un esfuerzo sostenido en las áreas de capacitación, conectividad, contenidos, gobierno electrónico y economía digital, los cuales deben continuar siendo liderizados vigorosa y entusiastamente por el gobierno nacional, y de acuerdo a la ley orgánica de Ciencia, Tecnología e Innovación, el rol rector recae sobre el MCT.

Para continuar con estos esfuerzos deben convocarse insistentemente a los diversos actores a la conformación de agendas a nivel nacional, que deben continuar siendo de los sectores académico y empresarial, pero la presencia activa del sector gobierno es vital, ya que la definición de sus requerimientos establece la demanda principal para el desarrollo de las TIC y de la economía asociada. Debe profundizarse el esfuerzo para la definición de programas de desarrollo regional y local a nivel estatal y municipal, y para ello es necesario insistir en la capacitación y definición de planes en las distintas instancias públicas. Los talleres de fortalecimiento de la gestión regional iniciados por el MCT el año pasado son una estrategia adecuada para tal fin, debido a que estimulan la formulación de planes de desarrollo a nivel local, articulándolos con las políticas a nivel nacional, y mejoran las capacidades de gestión local, contribuyendo a la participación y a la gobernabilidad. Este esfuerzo es difícil, pero de vital importancia, a fin de aprovechar las oportunidades que las TIC presentan para el desarrollo del país. Con el propósito de aprovechar las ventajas que las TIC ofrecen, tenemos como primera prioridad la capacitación del usuario, el cual en muchos casos es el mismo gobierno, para que así pueda conocer sus necesidades, establecer sus demandas y llegar a acuerdos con el sector productivo, tanto académico como empresarial.

Debemos fortalecer la demanda capacitando al usuario, así como al recurso humano que pueda elaborar productos ajustados a las necesidades nacionales e internacionales, y que estimulen el intercambio especialmente a nivel latinoamericano, a fin de aprovechar a la numerosa comunidad hispanoparlante.

A fin de fortalecer la oferta es vital estimular la industria nacional de Software, continuando los programas de incubadoras de empresas, de innovación del sector productivo y la conformación y utilización de capitales de riesgo.

Es inquietante que el sector privado, de acuerdo con opiniones aparecidas en la prensa y en distintos foros, vea con preocupación que estas exitosas iniciativas ejecutadas en el período 2000-2001 se hayan visto casi detenidas en el 2002. La continuidad de las políticas públicas y de los programas iniciados, es una condición indispensable para lograr el impacto esperado en este importante sector de desarrollo y consolidar una industria nacional de software, aprovechando nuestras ventajas y potencialidades actuales, que pueden ubicar a Venezuela, competitivamente, a la cabeza de la región en esta área.

Estos elementos deben seguir siendo, sin duda, prioridades de las políticas públicas en TIC.

blog comments powered by Disqus

 

Juegos Gratis


Empire
  Fórmula Racer
 
       
Galaxy
  Mina de Diamantes